jueves 11 agosto, 2022
InicioFronteraDel dolor a la educación: Venezolanas en Colombia concientizan sobre la violencia...

Del dolor a la educación: Venezolanas en Colombia concientizan sobre la violencia de género

257 views
Por: Astrid Anselmi
Diseño Paloma Lacruz

Además de las cargas propias de la emigración, muchas mujeres venezolanas y retornadas lidian con situaciones que agreden su integridad, siendo la violencia y el maltrato intrafamiliar el tópico común de dos colectivos de mujeres que, desde las ciudades de Cartagena y Cúcuta, buscan superar juntas sus pasados dolorosos para convertirlos en educación y empoderamiento de jóvenes y mujeres venezolanas.

El Movimiento de Mujeres Lideresas Venezolana en Cartagena es merecedor de reconocimientos por la contribución a los cambios sociales de la zona.

“Construimos una iniciativa porque evidenciamos que existen peligros y delitos que hacen a las mujeres vulnerables”, dijo Yeily Hernández, una venezolana enfermera de profesión que emigró en 2017 junto a su esposo e hijos al barrio El Pozón, en Cartagena.

El principal factor que expone a las mujeres migrantes y retornadas en la falta de oportunidades laborales y las cifras de entes gubernamentales revelan esta realidad.

En un reciente informe, el Dane precisó que un 89,2% de las mujeres no consiguen trabajo o no son remuneradas de forma justa. Una situación que empeoró en medio de los embates de la pandemia de Covid-19.

Las necesidades y falta de información son constantemente usados para maltratar y violentar a las mujeres, por ello, la organización reflexiona sobre la necesidad de hablar sobre la fijación corporal hacia la mujer, niña y adolescente migrante.

Bajo diálogos y programas de educación, el Movimiento de Mujeres Lideresas Venezolanas brinda herramientas a las mujeres para que puedan identificar los inminentes peligros a los que se exponen, así como reforzar los puentes de comunicación entre las familias para evitar contextos de desconfianza e inseguridades.

Superar la violencia juntas

Desde la comunidad La Fortaleza, en Cúcuta, principal ciudad de asentamiento por su condición fronteriza entre Colombia y Venezuela, mujeres sobrevivientes de golpes y abusos sexuales cuentan su historia a jóvenes y mujeres de su comunidad como lecciones de alarma a los abusos que les acecha.

Ser inmigrante y mujer condiciona brechas de toda índole. Además de la xenofobia, las barreras en el acceso a la salud, la protección y justicia exacerban las irregularidades, convirtiéndolas en blancos de violencia de género.

Sus historias y la actitud con la que enfrentan el pasado oscuro son las herramientas con las que buscan combatir las situaciones de violencia en la comunidad femenina.


Está información de Diario La Nación es parte del programa Mujeres Periodistas Constructoras de Paz.

- Advertisment -
Encartado Publicitario