miércoles 10 agosto, 2022
InicioFronteraEmpresarios de Cúcuta y San Cristóbal firmaron el “Acuerdo de la Frontera”

Empresarios de Cúcuta y San Cristóbal firmaron el “Acuerdo de la Frontera”

1.507 views

Humberto Contreras

Con la asistencia de más de cuatrocientas personas que plenaron el auditorio del Lidotel San Cristóbal, y en un ambiente que emanaba profundo optimismo, se firmó la tarde este lunes el Acuerdo de la Frontera, un documento conjunto del empresariado del Norte de Santander y del estado Táchira, con miras a afrontar positivamente las posibilidades de desarrollo económico de la zona binacional, una vez se produzca la anunciada reapertura del paso fronterizo.

El concurrido acto, fue bendecido en su comienzo por el presbítero José Neira Celis, y posteriormente formalmente instalado por el gobernador del estado Freddy Bernal, contó con  la presencia de los representantes de las tres más grandes organizaciones empresariales del país, como son Luigi Pisella, presidente del Confederación  Venezolana de Industriales, Conindustria; de la doctora Tiziana Polessel, presidente del Consejo Nacional del Comercio y los Servicios, Consecomercio, y del doctor Adán Celis, vicepresidente de Fedecámaras.

Representantes de distintas organizaciones del sector económico privado de la región, tanto de Cúcuta como del Táchira, los rectores de las universidades Unet y ULA, representantes políticos de los congresos de Colombia y de Venezuela, el alcalde de la San Cristóbal, se hicieron presentes en el evento,  para acompañar la firma del importante documento, por parte del arquitecto Max Vásquez, presidente de Fedecámaras Táchira y el doctor Carlos Luna, presidente del Comité Intergremial de Norte de Santander, ambas organizaciones promotoras del acuerdo, que se venía gestando desde el año pasado.

Max Vásquez, presidente de Fedecámaras Táchira,  abrió el programa de intervenciones, indicando que esta reunión es consecuencia de otras anteriores, y ante el anuncio de la reciente aprobación de parte de la Asamblea Nacional de Venezuela de la Ley de Zonas Económicas Especiales.

Hizo Vásquez una panorámica de la realidad de cómo era la actividad en “la frontera” anterior, y dijo que “el inicio de la solución está en la hoja de ruta que construyamos. La recuperación no será inmediata, aclaró, y concluyó diciendo que “el futuro está cerca”

Seguidamente el doctor Carlos Luna, presidente de Comité Intergremial de Norte de Santander, organismo homólogo firmante del acuerdo, señaló en sus palabras que “esta reunión es un mensaje muy poderoso de colombianos y venezolanos, que lo que querremos es restablecer nuestra frontera. Tenemos la oportunidad de tener una nueva frontera, dijo, que no sea de miedos y temores como antes, sino de oportunidades, pus ya sabemos lo que ha significado para nosotros toda esta etapa que hemos vivido.

El diputado tachirense Juan Carlos Palencia, de la Comisión de Asuntos Fronterizos de la AN, en su intervención señaló que “Ratificamos nuestro compromiso con la apertura de la frontera, y con la reapertura al comercio binacional. Nosotros seguimos apostando a la frontera.

Por su parte, Omar Becerra, parlamentario representante del Congreso de Colombia, dijo que la nueva bancada del congreso colombiano ha recibido un mandato de la ciudadanía. El presidente Gustavo Petro y el nuevo gobierno, indicó, cumplirán su palabra: A partir del 8 de agosto, la frontera estará abierta. Y no será como en el pasado.  Estamos viviendo nuevos tiempos. Y concluyó diciendo que “con el flujo de la prosperidad, nosotros, tachirenses y norsantandereanos, vamos a vivir sabroso”.

Gobernador: Vienen tiempos de crecimiento

El gobernador del estado Freddy Bernal, a se dirigió al auditorio haciendo remembranza de las condiciones políticas que llevaron al cierre de la frontera y a su permanencia en la actualidad. Dijo que siente satisfacción por este evento mancomunado de colombianos y venezolanos. “Es un mensaje muy claro para los dos países”, dijo.

— Yo tengo que reafirmar que todos somos hijos de Bolívar. Estamos obligados a reconstruir las relaciones diplomáticas, entre ambos países. Como información al empresariado, dijo que el Táchira ya es un estado libre de paramilitares, los que no volverán, aseguró, para que los empresarios sientan la seguridad.

Todo está listo, aseveró. No solo la voluntad empresarial. Y anunció planes concretos ante la reapertura de la frontera, en una nueva etapa de relaciones comerciales binacionales. Al efecto, informó que “estamos activando los estudios para el desarrollo de una infraestructura vial del lado venezolano, que parte del moderno puente de Tienditas, en dos direcciones: Una, en la ruta hacia el puerto de La Ceiba en el Lago de Maracaibo, y la otra, hacia los Llanos, para facilitar el transporte de mercancía binacional.

Estoy seguro de que vienen tiempos de crecimiento y desarrollo, y así dejo formalmente instalado este encuentro empresarial.

Posteriormente participaron los representantes de los organismos gremiales nacionales, como Luigi Pisella, presidente de Conindustria; Tania Polessel, presidente de Consecomercio; y Adán Celis, vicepresidente de Fedecámaras Nacional, quienes compartieron la esperanza de la normalización pronta del paso fronterizo, como parte de la recuperación económica del país.

“El futuro está más cerca”

“El futuro está más cerca. Va a depender de nosotros que ese futuro que construyamos, sea el mejor, como el que aspiramos y queremos para nuestros hijos”, dijo el arquitecto Maximiliano Vásquez, presidente de Fedecámaras Táchira, en su discurso de l acto de la firma del acuerdo de Frontera, realizado este lunes.

Dijo que ante los anuncios de la próxima reapertura comercial entre Colombia y Venezuela y la reciente aprobación de la Ley de Zonas Económicas Especiales, organizamos este encuentro para expresar nuestra visión de lo que será esta nueva etapa de relaciones comerciales en nuestras fronteras, y sobre todo del rol que debe tener el eje San Cristóbal – Cúcuta, considerando las fortalezas y capacidades de nuestra región transfronteriza.

Después de agradecer la asistencia de quienes allí estuvieron presentes, Vásquez refirió que “el año pasado instalamos el Consejo Empresarial Inter Fronterizo, en la Cámara de Comercio de Cúcuta como instancia para el diálogo y los acuerdos necesarios para fortalecer el intercambio económico y el compromiso social que tenemos, de colaborar en la recuperación material de nuestra región y la de nuestros países, colocando la dignidad del ser humano como condición para la actividad económica.

Convocar a nuestros gobiernos

Nuestra frontera se ha caracterizado por tener una actividad de integración económica y complementariedad extraordinaria; que muy bien lo hicimos en textiles, en calzado, alimentos, inmuebles, autopartes, ensambladoras y tantas otras áreas para atender las necesidades de nuestros dos países y para la exportación. Se lograron en ese esfuerzo en conjunto, como lo hicimos en el pasado, en una conjunción de fuerza y talento que debemos resaltar siempre.

Todo ello conforma un escenario en el cual es necesario convocar a la voluntad política de nuestros gobiernos y animarnos para el diseño y puesto en práctica de políticas públicas que potencien nuestra condición de “Centro Articulador Binacional” y promover un entorno atractivo para las inversiones en beneficio de los habitantes de nuestra región y de ambos países.

Creemos posible explorar la realidad de solucionar los problemas coyunturales de la frontera en cuanto a servicios necesarios para la producción; tales como: agua, energía eléctrica, salud, educación y otros, mediante acuerdos de cooperación públicos y privados. Así como la reincorporación de Venezuela a la Comunidad Andina de Naciones.

Vemos como un objetivo común garantizar las condiciones de la seguridad jurídica y la protección de la vida, la salud, la protección del medio ambiente, sin que tales medidas constituyan restricciones innecesarias para el comercio, en un marco de legalidad que promueva la confianza al beneficio de los habitantes de la región.

No estamos ciegos frente a los retos sociales que se nos presentan en lo inmediato. Nuestra frontera es una vitrina donde se viven miles de problemas de distinto tipo y el inicio de la solución estará presente en la hoja de ruta que construyamos. Pensamos que es necesario ampliar las bases productivas para la generación de riqueza, generación de empleos dignos y el desarrollo social.

No será de inmediato

Aun cuando pudiéramos ver la recuperación de más de tres mil empleos directos en corto plazo, en el área de servicio, industria y comercio en la región, debemos entender que los aspectos positivos plenos de una reapertura no serán inmediatos y que el restablecimiento de los ritmos de producción y comercio estará en función de múltiples variables, que nosotros los presentes, líderes regionales, líderes nacionales, estamos en la posibilidad de influir para que este asunto se resuelva.

Con lo que ha sido la reapertura anunciada, con la reciente “Ley de Zonas Económicas Especiales” aprobada y las zonas francas existentes, es necesario que se permita el libre tránsito de personas y vehículos en el ámbito inter-fronterizo en el menor tiempo posible. Que los ciudadanos puedan proveerse de servicios, comercio, atención médica, hacer turismo inter-fronterizo y desarrollar las potencialidades de cada ciudad en función de sus capacidades y ventajas comparativas y competitivas.

Los acuerdos que se darán a conocer más adelante están redactados básicamente como una declaración de principios, para mirar a una reapertura comercial colombo- venezolana como la oportunidad de continuar el ejercicio del desarrollo socio-económico pleno de este ámbito territorial de frontera que nos une. Esa es nuestra mayor motivación como gente de frontera.

Es posible un futuro promisorio para esta tierra

Los gremios empresariales de Táchira y Norte de Santander, acordaron que debe prevalecer en las relaciones interfronterizas y binacionales, la premisa de complementariedad, reciprocidad, equidad y legalidad, y, además, manifiestan su disposición de promover eventos y acciones para el logro de objetivos sectoriales concretos, que ayuden a consolidar la confianza para el desarrollo, y a coadyuvar nuestra proyección regional, nacional e internacional.

Es el primero de los puntos del Acuerdo de Frontera, firmado este lunes por los representantes de los órganos empresariales de la zona binacional fronteriza, para afrontar la posible reapertura y normalización de relaciones comerciales, que ha sido anunciado por el presidente electo de Colombia.

Entre los acuerdos establecidos en el citado documento, los gremios empresariales binacionales comprometidos, acuerdan profundizar las relaciones de solidaridad y de cooperación empresarial transfronteriza, sobre bases de mutuo beneficio, así como promover la integración de nuestros pueblos y las dinámicas sociales que nos son propias.

El Acuerdo también contempla la realización una Rueda de Negocios Interfronteriza en Cúcuta, dentro de los próximos 40 días, y presentar los acuerdos entre ambas comisiones, a las autoridades regionales y nacionales para afianzar la construcción de espacios de confianza e institucionales en procura de un modelo de desarrollo que asegure un crecimiento constante y sano para la región y para el país.

Estamos convencidos, dice el Acuerdo, de que, uniendo esfuerzos, y con la voluntad política de nuestros gobiernos, es posible un futuro promisorio para esta tierra en la que siglos de cultura y comunicación constante nos unen y nos hermanan.

Considerandos

Una serie de considerandos que motivaron el acuerdo, son expuesto en su texto, entre ellos que en esta zona fronteriza “Existe la mayor densidad poblacional de la frontera de ambos países, con cerca de tres millones de habitantes, más de 30 universidades, 4 aeropuertos, zonas francas, y Zonas Económicas Especiales, y recursos como agua en abundancia, una red de salud pública privada del más alto nivel profesional, 6 zonas industriales y más de 30 mil empresas, de industria y comercio, agropecuarias y de servicios, formalmente establecidas, abundantes recursos minerales e incontables atractivos turísticos.

Igualmente, el hecho de que el Táchira y Norte de Santander conforman un espacio geográfico que es de hecho, el Centro de dos países, y que sirve como centro articulador de un espacio geográfico de 80 millones de habitantes, lo que debe animar a los respectivos gobiernos para diseñar y poner en práctica políticas públicas que potencien nuestra condición de centro articulador binacional, la industrialización de la frontera, el fortalecimiento y la consolidación del proceso de integración para el desarrollo pleno de la región.

Tales puntos son lo que motivan el Acuerdo de la Frontera, entre los gremios empresariales de Norte de Santander y Táchira. (Humberto Contreras)

- Advertisment -
Encartado Publicitario