Inicio Frontera Miedo y soledad en calles de El Nula por el paro...

Miedo y soledad en calles de El Nula por el paro armado del ELN

 El Día de San Valentín se celebró entre el miedo y la desolación en la población de El Nula, parroquia San Camilo del estado Apure, tras el anuncio de un paro armado por parte del ELN, previsto por 72 horas, desde el viernes 14 hasat el lunes 17 de febrero.

Al hacer un recorrido por las principales calles y sectores comerciales de esta importante población del Alto Apure, se pudo constatar que gran parte del comercio mantuvo sus santamarías cerradas, lo cual no es lo habitual, sobre todo en el marco de una fecha tan celebrada como la del “Día del Amor y la Amistad”.

Luego del mediodía, no obstante, se notó cierto movimiento en las calles, pues algunos vendedores ambulantes y comercios decidieron ofrecer a sus clientes detalles y regalos propios de esta fecha.

Poco transporte para Arauca

Por su parte, el transporte público cuyo destino es la frontera con la población de Arauca, en Colombia, y que normalmente parte de El Nula, también se ha visto afectado por los rumores del cierre de la línea fronteriza, tras el anuncio dado a conocer por integrantes del grupo irregular, a través de las redes sociales.

En tal sentido, puntualizó el chofer de una de estas unidades de transporte que muy poca gente estaba viajando para la frontera con Arauca, este viernes, en comparación con el fin de semana anterior.

«La gente ya sabe cómo es todo en la frontera, por lo que prefieren que se cumpla el plazo de lo que informaron los del ELN. Además, desde Arauca la información es preocupante; incluso, según han dicho algunos conocidos que tengo allá, se están enviado panfletos amenazando a algunos comercios y personas», precisó.

Muchas personas del sur del Táchira, que habitualmente, viajan a este punto de la frontera entre Venezuela y Colombia, se abstuvieron de hacerlo por la misma causa. «Tenía que viajar el jueves a Arauca, por cuestiones de trabajo, pero mi hermana que está allá me envió un mensaje por WhatsApp diciéndome que mejor no lo hiciera, porque la cosa estaba fea y prácticamente estaban en ´toque de queda´», comentó un habitante de Naranjales, en el municipio Fernández Feo.   (Raúl Márquez)

    

        

Salir de la versión móvil