lunes 27 junio, 2022
InicioInfogeneralEs importante prevenir los riesgos por uso de cocinas y calentadores a...

Es importante prevenir los riesgos por uso de cocinas y calentadores a gas

1.294 views

El dato…

Existen recomendaciones que disminuyen los riesgos en todos los hogares donde haya calentadores y cocinas a gas.


Cocinar y usar calefacción en casa, dos actividades que son rutinarias día a día en el hogar, de repente se convierten en una amenaza seria para la vida de quienes allí residen, como ha ocurrido últimamente en San Cristóbal.

La causa, es un silencioso, inodoro, invisible y mortal gas, el monóxido de carbono (en Química, CO), que se escapa inadvertidamente de los conductos e instalaciones que utiliza para cumplir su función.

Es necesario que todas las familias revisen los calentadores en sus viviendas

El monóxido de carbono es un gas que usted no puede oler, probar o ver. Se produce cuando combustibles a base de carbono, como querosén, gasolina, gas natural, propano, carbón o madera, se queman sin suficiente oxígeno, lo que provoca una combustión incompleta. La fuente humana más importante de monóxido de carbono es el tubo de escape de automóviles.

En el caso de los aparatos de gas natural, como las cocinas, los hornos o los calentadores de agua, esto puede ser causado por instalación inapropiada, mantenimiento deficiente, uso inadecuado o fallas de los mismos aparatos.

La mayoría de los accidentes de envenenamiento por monóxido de carbono ocurren en los hogares, relacionados con la actividad normal de la casa, como cocinar o calentar agua para el baño. Por sus características, en muchos casos, no nos damos cuenta del peligro, por lo que suceden los envenenamientos, en cuestión de minutos, de grupos familiares, debido a la inhalación inconsciente del gas.

De hecho, el CO, es la causa más común de muerte por envenenamiento en los EE.UU. Las fugas de CO son responsables de más de 500 muertes al año y más de 20 mil afectados, según estadísticas oficiales. Aunque pueden ser cifras más altas, debido a que estos accidentes, cuando no pasan a mayores, muchas veces no son reportados.

Síntomas de envenenamiento por CO

El monóxido de carbono es un gas muy tóxico para personas y animales domésticos. Ingresa al organismo a través de la respiración. De los pulmones pasa a la sangre, y empieza a sustituir el oxígeno, por lo que reduce la capacidad de la sangre para transportar oxígeno, lo que hace que las células no reciban suficiente oxígeno.

Una persona, aunque esté igualmente expuesta, puede no tener síntomas. Las primeras señales de exposición incluyen ligeros dolores de cabeza y falta de aliento cuando se hace ejercicios moderados. Si la inhalación continúa, puede producir síntomas de gripe, dolores de cabeza más fuertes, mareos, cansancio, náuseas, confusión, irritabilidad y pensamiento confuso, falta de memoria y de coordinación muscular.

Respirar concentraciones bajas del gas, puede no resultar en envenenamiento por CO, pero, aunque sea baja la exposición, dependiendo del tiempo, puede causar daños a la salud a largo plazo, aun después de que se haya eliminado la fuente de CO. Estos efectos incluyen daños neurológicos a largo plazo, como dificultad para aprender y memorizar datos, efectos emocionales y trastornos de personalidad, sensoriales y motores.

Al CO lo llaman “el asesino silencioso” porque, si no se presta atención a las primeras señales, la persona puede perder la conciencia y la capacidad de salir del peligro.

¿Qué hacer si siente síntomas?

Si usted siente síntomas que, aunque solamente le parezcan que podrían ser de envenenamiento por CO, en la medida de que esté consciente actúe rápidamente: busque corrientes de aire fresco.

Abra puertas y ventanas. Apague cocina, horno, calentador, etc.; examine a todos quienes estén en casa, en busca de síntomas de intoxicación, y salga de la casa. Pida auxilio a teléfonos de emergencias, y no entre a la vivienda, hasta que las autoridades hagan el chequeo.

Algunas medidas de seguridad  en el uso de calentadores

Son varios los riesgos que se corren con el uso de calentadores a gas en la casa. Sin embargo, tomando las debidas precauciones, que nunca son exageradas, estando de por medio la vida de los miembros de la familia, hay medidas que se deben tener en cuenta para tener altos niveles de seguridad en el uso de calentadores domésticos a gas.

Un calentador a gas en casa facilita a los miembros de la familia disponer de agua caliente a cualquier hora del día y con suficiente caudal. Instalar uno en casa, es ideal cuando las familias son numerosas.

De modo que es importante conocer ciertas medidas de seguridad que ayudan a prevenir accidentes como los que hemos conocido en estos días en San Cristóbal. Pero ¿cuáles son las medidas de seguridad indispensables que se debe tener en cuenta a la hora de instalar un calentador a gas en casa? ¿O si ya lo tiene?

Debemos estar conscientes de que cualquier dispositivo diseñado para calentar agua y, especialmente, el que utiliza gas, obliga a tomar ciertas medidas de prevención y seguridad, pues lo que queda en riesgo importante, en un momento de crisis, es la vida de los habitantes de la vivienda. De quienes en ese momento estén allí.

Primero la instalación

Es importante tener en cuenta que la instalación de tu calentador a gas debe ser la adecuada. Instalarlo no es tarea fácil, por lo que debe ser efectuada por un técnico especializado. Garantizar un buen nivel de seguridad para todos y cada uno de los miembros de la familia, y de todas las personas que puedan estar presentes en los momentos críticos, bien vale la pena tener presente esa recomendación.

En segundo lugar, se debe asegurar que se cuenta con una buena ventilación en el hogar. Eso vale también para el uso de otros aparatos que trabajen con gas, como las cocinas y los hornos, porque en ellos, o en sus instalaciones, también pueden ocurrir fugas de gas.

Por eso, siempre que se utiliza cualquier aparato que opere con gas, se debe garantizar una entrada mínima de aire. Eso se logra dejando una ventana entreabierta, por ejemplo.

Mantenimiento preventivo

Periódicamente, es necesario lograr que un técnico en calentadores capacitado, practique inspecciones del sistema de gas, pues eso ayuda a prevenir daños a corto, medio y largo plazo. Estas revisiones permiten verificar a tiempo que el aire circula libremente en los espacios involucrados,

En el caso de que se sienta olor a gas, se debe cerrar de inmediato la llave de paso y consultar con el técnico especialista. Sentir olor a gas es una señal de alarma importantísima, que indica que algo no funciona en la instalación. Las causas pueden ser varias. Pero antes de saber qué pasa, lo primero que se debe hacer es cerrar la llave de paso para impedir el flujo de gas.

Después, se debe llamar al técnico para que revise. Y no se debe reabrir el flujo, hasta tanto el especialista asegure que se puede hacer. No vale la pena correr riesgos con esto del gas.

Humberto Contreras

 

 

- Advertisment -
Encartado Publicitario