Limpian La Parada de ventas ilegales

3659

Los sacan y se vuelven a meter. Como el juego del gato y el ratón están en La Parada los comerciantes informales y la administración municipal de Villa del Rosario, que tiene la orden de despejar el espacio público de este barrio, que se ha convertido en un mercado sin ley a cielo abierto.

La secretaría de Gobierno del municipio tiene entre ceja y ceja la idea de dejar limpio cada andén, los separadores, y todo aquello que sea espacio público.

Saúl Cristancho, secretario, explicó que la situación se desbordó a finales del año pasado, tras darse cuenta del exagerado incremento de las cifras de vendedores informales.

En agosto contabilizaron 129, pero ya en octubre el número había pasado a 870, y hoy tienen más de 2.500 personas ejerciendo el comercio de forma ilegal en este barrio. De estos el 80 por ciento es venezolano.

El secretario de Gobierno Saúl Cristancho explicó que tras varias tutelas que interpusieron los comerciantes los juzgados primero y segundo fallaron a favor del municipio en razón al problema de inseguridad en el barrio, al alto consumo de sustancias psicoactivas, insalubridad, y falta de movilidad.

Ya comenzaron con el despeje de los comerciantes informales de las zonas aledañas a la autopista San Antonio, donde habían vendedores de verduras y frutas. Estos fueron sacados, y la Policía Nacional tuvo que hacer un vallado en la zona despejada, porque se volvieron a meter.

La recuperación no solo se trata de despejar los espacios de los comerciantes, sino de sacar a los vehículos piratas que también han colapsado la movilidad en La Parada. Cristancho explica que los taxis de Cúcuta van hasta La Parada y hacen las veces de carros por puesto sumándose a los que laboran en el sitio formando un caos.

Los despejes se están haciendo por tramos.

La alcaldía de Villa del Rosario tendrá una reunión con organismos de cooperación internacional para analizar la forma cómo pueden apoyarlos con el alquiler de unos espacios para lograr una reubicación momentánea de unos 200 vendedores informales que realmente lo necesitan, porque enfatizó que muchos se valen de la situación y solo llegan a formar un caos.(Diario La Opinión/Cúcuta)