domingo 28 mayo, 2023
InicioInternacional“Ameba comecerebros” se cobra una nueva vida en Estados Unidos

“Ameba comecerebros” se cobra una nueva vida en Estados Unidos

2.062 views

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos han alertado sobre la ameba comecerebros, también conocida como Naegleria fowleri, después de que un ciudadano del condado de Charlotte, Florida, se haya infectado tras enjuagarse la nariz con agua del grifo. Este protozoo parásito es altamente letal y solo 4 de 154 personas han sobrevivido a la infección en todos los casos registrados entre 1964 y 2021.

La infección por Naegleria fowleri es causada por la exposición a agua contaminada por el parásito, y se presenta cuando el agua entra por la nariz. Las autoridades sanitarias recomiendan que solo se utilice agua destilada o descontaminada a la hora de preparar soluciones de enjuague nasal, para lo que recomiendan hervirla como mínimo un minuto antes de consumirla.

Este parásito infecta a alrededor de tres personas al año en Estados Unidos, y su tasa de mortalidad es muy alta. En 2021, un niño del norte de Texas falleció después de infectarse en un parque recreativo que tenía agua contaminada. En otros países, como España, se han detectado casos de infección por Naegleria fowleri.

En 2018, se registraron 381 casos en todo el mundo, y el año pasado se reportaron varios casos en Asia, incluyendo Corea del Sur, donde un hombre de 50 años falleció después de regresar de un viaje por Tailandia. Ante esta situación, es importante tomar medidas preventivas para evitar la exposición a esta ameba mortal.

¿Qué es la ‘ameba comecerebros’?

La ‘ameba comecerebros’, o Naegleria fowleri, es un protozoo parásito altamente letal que se encuentra en aguas calientes y estancadas, como lagos y ríos.

Infecta a las personas cuando el agua que contiene la ameba entra en el organismo a través de la nariz, viaja al cerebro y causa una infección grave llamada meningoencefalitis amebiana primaria (MAp), con una tasa de mortalidad de un 97%. Los síntomas incluyen fuertes dolores de cabeza, fiebre, náuseas, vómitos y convulsiones.

Aunque el riesgo es bajo, siempre hay posibilidades de infección cuando una persona se baña en agua contaminada, y el área de distribución de Naegleria fowleri está cambiando y expandiéndose hasta el norte debido al cambio climático.

WC | con información de National Geographic

Encartado Publicitario