Banco Central de Argentina inicia lento descenso de tasa de interés

129
Vista de la fachada del Banco Central de Argentina, el 30 de agosto de 2018 en Buenos Aires. AFP / Juan Mabromata

El Banco Central de Argentina decidió iniciar un lento descenso de la tasa de interés al eliminar el piso de 60% para su tasa de referencia tras mejorar las expectativas de inflación.

“Como resultado de la caída significativa en las expectativas de inflación durante dos meses consecutivos, y tal como estaba contemplado, se elimina el piso de tasa de interés de 60%”, señaló el Banco Central en un comunicado.

El Banco Central no indicó una nueva tasa de referencia y se limitó a decir que seguirá actuando con cautela durante los próximos meses.

En la práctica, la medida se traduce en que el Banco Central ya no estará obligado a garantizar una remuneración de 60% o más para las Letras de liquidez (Leliqs) que emite y que han sido en estos meses su principal instrumento para contener la fuga hacia la compra de divisas, explicó Matías Rajnerman, economista jefe de la firma Ecolatina.

“De hecho, la tasa que se aplica a las Leliqs se ubicó este miércoles en 59%, y como consecuencia los bancos privados van a dar rendimientos menores. El pico más alto había ocurrido el 8 de octubre, cuando alcanzó 78% anual”, indicó Rajnerman.

La decisión del Banco Central fue saludada por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que reiteró su apoyo a la economía argentina.

“El nuevo marco de política monetaria de las autoridades está dando resultados, ya que las expectativas de inflación están cayendo y la volatilidad financiera ha disminuido”, sostuvo en Washington, Gerry Rice, vocero del FMI.

“Muy despacio”

La medida “ayudará a que baje un poco el costo del crédito, pero tiene que ir muy despacio. No puede disminuir mucho porque sino habrá una corrida sobre el dólar”, dijo el economista Héctor Rubini.

La moneda argentina se depreció 0,93% este miércoles, al cotizar a 38,68 pesos por dólar.

“El problema es que el crédito está paralizado y si sigue así por seis meses más habrá quiebra de empresas. Pero la baja en las tasas de interés no puede ir muy rápido porque si no hay riesgo de que los depósitos que están en plazo fijo pasen a la compra de dólares”, añadió Rubini.

Rajnerman enfatiza que “lo principal tiene que ser estabilizar el mercado de cambio para evitar una nueva espiral inflacionaria. La recesión va a ser muy profunda, independientemente de si la tasa de interés está a 50% o a 60%”.

Inflación desacelerada

El promedio de expectativas de inflación para los siguientes 12 meses fue de 29% en noviembre, según una encuesta del Banco Central.

En agosto había sido de 33,4%, en septiembre 32,9% y en octubre 32,1%.

Argentina atraviesa por una grave crisis económica que le llevó a pactar un auxilio por 56.000 millones de dólares con el FMI. La inflación hasta octubre fue de 39,5% y se proyecta por encima de 45% al cierre de este año.

Para frenar la presión sobre la moneda, que se ha depreciado 50% a lo largo del año, el Banco Central había elevado la tasa de interés de referencia hasta 60% anual, lo que ha impactado en la actividad económica. Según las previsiones del FMI, la economía argentina caerá 2,6% en 2018 y 1,6% en 2019.

Para Andrés Abadía, analista de la firma Pantheon Macroeconomics, la medida del Banco Central “da un respiro a una economía que ha estado bajo una severa presión, y muy seguramente ayudará a la estabilización económica en el próximo año si las expectativas de inflación continúan cayendo”.

Aunque “a corto plazo, tendrá un efecto negativo en la divisa, por su efecto en el diferencial de tipos, pero pensamos que será temporal”, advirtió. AFP