Cancilleres sudamericanos ajustan detalles de nuevo foro regional para reemplazar a Unasur

237
(Foto/Unasur)

(AFP) Cancilleres de América de Sur se reúnen este jueves en Santiago, en la antesala del nuevo foro regional que reemplazará a Unasur y que pretende ser más pragmático y afín a la derecha gobernante.

Impulsado por los presidentes de Chile, Sebastián Piñera, y de Colombia, Iván Duque, este nuevo bloque surge en medio del auge de los gobiernos conservadores de la región y la inactividad en la que entró la Unión de Naciones Sudamericanas (Unasur), que nació hace una década en la época de oro de los gobiernos de izquierda en la región.

“Nuestra intención hoy es avanzar en la integración sudamericana”, adelantó el mandatario colombiano, que este jueves realiza una visita oficial a Chile, previa a la reunión de mandatarios de este viernes que creará el nuevo organismo llamado inicialmente Foro para el progreso (Prosur).

“Es una herramienta de cooperación, de diálogo sin ideologización alguna, pensando en la defensa de la democracia, en la integración económica y en agendas compartidas con una estructura liviana sin burocracia”, agregó el mandatario, tras reunirse con Piñera en el palacio de gobierno.

Para el mandatario chileno, lo que se busca es que “América del Sur tenga un foro, una instancia donde poder juntarnos, dialogar, colaborar, compartir ideas, buscar acuerdos que nos permitan acelerar avances en tantos frentes y que nos permita que la voz de América del Sur sea escuchada con más fuerza”.

Pero pese a los esfuerzos iniciales por plantearlo como un foro “sin ideologías”, lo cierto es que al Prosur adhieren inicialmente la mayoría de los gobiernos conservadores de la región, unidos hoy también en sus críticas al gobierno venezolano de Nicolás Maduro, al que califican de ilegítimo.

Uruguay se ha restado inicialmente de la iniciativa, al igual que Bolivia, cuyo gobierno sigue defendiendo la existencia de Unasur.