viernes 1 julio, 2022
InicioInternacionalCoautor del asesinato del fiscal paraguayo Marcelo Pecci estaría escondido en Venezuela

Coautor del asesinato del fiscal paraguayo Marcelo Pecci estaría escondido en Venezuela

1.558 views

Este martes 7 de junio el fiscal General de la Nación (Colombia), Francisco Barbosa, en compañía del director de la Policía Nacional de Colombia, general Jorge Luis Vargas, entregó nuevos detalles del crimen del fiscal antidrogas paraguayo Marcelo Pecci.

“Según información de inteligencia, el crimen fue negociado con más de dos mil millones de pesos” (unos, USD500.000), precisó Barbosa en su intervención desde Cartagena.

Asimismo, reveló que existe un sexto implicado, identificado como Francisco Luis Correa Galeano, quien está prófugo de la ley y al parecer habría huido hacia Venezuela.

Indicó que es un criminal que ha estado dos veces en la cárcel y perteneció a la estructura delincuencial denominada ‘Los Paisas’, por lo que tiene experiencia en hechos violentos como el asesinato del fiscal paraguayo.

Las autoridades capturaron a los otros cinco presuntos autores materiales del homicidio del fiscal paraguayo, quien recibió tres disparos mientras estaba de luna de miel con su esposa, la periodista Claudia Aguilera, en las playas de Barú, en Cartagena.

De acuerdo a la información reseñada en el portal web Semana, Vargas ya había anticipado, la posibilidad de que los homicidas fueran de nacionalidad extranjera.

Uno de ellos sería venezolano y los otros cuatro, colombianos. A ellos se les imputarán los cargos de homicidio agravado y porte ilegal de armas.

Desde Washington, en Estados Unidos, el presidente de Colombia, Iván Duque, confirmó la captura de las cinco personas tras una operación de inteligencia: «Estos criminales serán dispuestos ante un juez de control de garantías», dijo el mandatario.

Lo que se sabe, es que la banda contratada para cometer el homicidio por medio millón de dólares, estaba compuesta por un venezolano de 31 años de edad, quien fue el que disparó a quemarropa los tres tiros con la pistola nueve milímetros.

Quedaron identificados como Francisco Luis Galeano, Wendel Carrillo, Jeiverson Zabaleta, Marisol Londoño y Cristian Camilo Monsalve Londoño, estos últimos, madre e hijo. Se dedicaron a la rumba, a comprar joyas, ropa de marca y otros artículos de valor que llamaron la atención de las autoridades, que ya les seguían los pasos.

La mamá y su hijo fueron los encargados de seguir al fiscal Pecci y su esposa. Otro manejaba la moto acuática y, el último, era el jefe y el encargado de conducir el carro que los esperaba a pocos metros de la playa, en el cual emprendieron la huida.

Todos fueron capturados, gracias a grabaciones de interceptaciones telefónicas legales y registros de video de cámaras de seguridad, tanto en Cartagena como en Medellín. Gracias a ese material fueron identificados plenamente.

ASESINATO DEL FISCAL

Pecci era fiscal especializado contra el crimen organizado de Paraguay y tenía a su cargo varios importantes casos de narcotráfico y lavado de dinero de ese país.

De acuerdo a la información reseñada en medios de comunicación internacionales uno de los más conocidos casos que estaban bajo su responsabilidad es el de San Bernardino, en el que fueron asesinadas una modelo y un presunto delincuente, en un concierto de cumbia que reunía a más de 20.000 personas.

Pecci también estaba detrás de la investigación del Operativo A Ultranza Py, que dejó varios detenidos por tráfico internacional de drogas y el asesinato del empresario Mauricio Schwartzman, al cual se había referido públicamente el fiscal.

Horas después del brutal asesinato, se filtró en las redes sociales un video grabado tras la muerte de Pecci. En las imágenes, se le observa ensangrentado en una camilla, mientras que su esposa embarazada está arrodillada a su lado.

“En Barú en la playa privada del hotel. Llegaron dos hombres en una lancha, se acercaron y le dispararon. Ahí falleció mi esposo”, manifestó Aguilera, quien subrayó que no les robaron ninguna de sus pertenencias y, precisó, que los sicarios solo miraron a su esposo y sin expresar nada le dispararon.

WC| Semana e Infobae

- Advertisment -
Encartado Publicitario