Comienza la Cumbre Mundial de Acción Climática en San Francisco

80
AFP/Archivos / LIONEL BONAVENTURE El mundo continúa emitiendo a la atmósfera más gases de efecto invernadero.

Alcaldes, gobernadores, legisladores y empresarios de todo el planeta se reúnen este miércoles en San Francisco para celebrar la primera Cumbre Mundial de Acción Climática, que pretende inspirar a los dirigentes mundiales a acelerar la lucha contra los gases de efecto invernadero en el marco del acuerdo de París.

París, Bonn, Pekín, El Cabo, México, Tokio, ciudades indias, de múltiples regiones de varios continentes así como de ciudades y Estados estadounidenses gobernados por demócratas estarán representados a diversos niveles durante los tres días de la cumbre, junto a directores de multinacionales deseosos de anunciar nuevos compromisos “verdes”: pasar a la electricidad propia, desarrollar vehículos eléctricos, mejorar el aislamiento de edificios, alentar el reciclaje y limitar la deforestación.

El encuentro, que comienza en momentos en que el huracán Florence amenaza la costa este del país, pretende demostrar como las ciudades y las regiones modelos pueden subsanar -parcialmente- el vacío dejado por las naciones Estado.

Para Estados Unidos, segundo emisor de gases de efecto invernadero después de China, el objetivo fijado por Barack Obama antes de que Donald Trump decidiera retirarse del acuerdo de París no será alcanzado, confirmó un informe muy esperado y publicado este miércoles en San Francisco.

Las emisiones de dióxido de carbono y otros gases de efectos invernadero en Estados Unidos deberían haberse reducido un 17% en 2025 con respecto a 2005, muy por debajo del 26% de reducción al que se había comprometido Obama, según el estudio publicado por la coalición de ciudades, Estados y empresas denominadas America’s Pledge (la promesa de Estados Unidos), presidida por el millonario Michael Bloomberg y el gobernador de California Jerry Brown.

Pero los miles de delegados reunidos en San Francisco ven el vaso medio lleno ante la negación de Trump sobre el cambio climático.

“Las empresas, los Estados y responsables locales han tomado el liderazgo”, se congratula Lou Leonard, de la ONG de protección del ambiente WWF. Aunque, “en definitiva, hará falta que el nivel federal compense el retardo”. AFP