Inicio Internacional ¿Quién era Gentil Duarte, el jefe de las disidencias de las FARC...

¿Quién era Gentil Duarte, el jefe de las disidencias de las FARC y quién es su sucesor?

¿Quién era Gentil Duarte, el jefe de las disidencias de las FARC y quién es su sucesor?
¿Quién era Gentil Duarte, el jefe de las disidencias de las FARC y quién es su sucesor?

Colombia informó este miércoles la «presunta muerte» en el estado Zulia, Venezuela, de alias Gentil Duarte, jefe de la mayor disidencia de las FARC y uno de los altos mandos que retomó las armas tras la firma del acuerdo de paz, en un enfrentamiento con otro grupo de excombatientes en la frontera.

«Información de inteligencia de Colombia revela la presunta muerte de alias Gentil Duarte en el estado de Zulia en Venezuela por un enfrentamiento entre… grupos narcotraficantes y terroristas», dijo el ministro colombiano de Defensa, Diego Molano, en una declaración a los medios.

Miguel Botache Santanilla, conocido como Gentil Duarte, era un curtido combatiente con más de 30 años de experiencia en la guerra. Se convirtió en un poderoso jefe de las disidencias de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia luego de ser el primer mando de la antigua guerrilla que después de desmovilizarse incumplió sus compromisos y retomó las armas a mediados de 2016.

Gentil Duarte, de 58 años de edad, ingresó a las FARC a través del Frente 14, desde donde «comenzó su carrera criminal» de más de tres décadas, informó el centro de investigación del crimen organizado InSight Crime.

Por su cercanía a Alfonso Cano y al Mono Jojoy, Duarte formó parte del Estado Mayor del Bloque Oriental de las FARC en 2009.

Sin embargo, con la muerte de Alfonso Cano en 2011 y la del Mono Jojoy en 2010, Gentil Duarte se convirtió en uno de los objetivos principales de las Fuerzas Armadas.

En 2012 inició la fase pública de las conversaciones de paz entre las FARC y el gobierno de Colombia en Cuba, y allí logró ganar importancia como negociador.

En 2015 pasó a integrar el Estado Mayor Central de las FARC y estuvo en la X conferencia guerrillera en 2016, donde apoyó el proceso de paz.

Después de esa conferencia se convirtió en el primer jefe guerrillero disidente del proceso de paz, lo que le había permitido acumular el poder suficiente para ser el principal líder de los grupos que decidieron retomar las armas.

Control del narcotráfico

Las disidencias de las FARC libran una lucha a muerte por lograr el control de la lucrativa cadena del narcotráfico, que arranca con los cultivos de coca y termina cuando los alijos de droga llegan a destinos internacionales o son comprados por carteles de narcotráfico de otros países, principalmente los mexicanos.

Por eso, el ministro Molano dijo este miércoles que la muerte de Gentil Duarte se debe a «un enfrentamiento entre ellos mismos, entre esos grupos narcotraficantes y terroristas».

Según información recabada por el gobierno de Colombia, la confrontación fue entre el Frente 33, liderado por Alonso Veloza García, alias John Mechas, que cobijaba a Gentil Duarte, y la «Segunda Marquetalia», comandada por Luciano Marín, alias Iván Márquez, el otro gran grupo disidente que se salió del acuerdo de paz.

De acuerdo con medios colombianos el jefe guerrillero muerto estaba en un campamento en compañía de una mujer menor de edad, a quien identifican con el alias de Salomé.

Ellos estaban protegidos por al menos 40 guerrilleros pero el campamento fue infiltrado y lo hicieron explotar, indicaron esas versiones.

Según un informe publicado en abril por la Fundación Paz y Reconciliación, la disidencia de Gentil Duarte es el tercer grupo criminal en tamaño de Colombia y tiene presencia en 119 municipios, mientras que la «Segunda Marquetalia» opera en 61 municipios.

Organismos de inteligencia colombianos sostienen que los autores del ataque al campamento de Gentil Duarte están relacionados con la confrontación a tres bandas desatada en Venezuela entre ese grupo, la «Segunda Marquetalia» y el ELN por el control del narcotráfico, la minería ilegal y otras rentas ilegales.

Los enfrentamientos se dan a los dos lados de la frontera y en Colombia las autoridades combaten a estos tres grupos, mientras que en Venezuela tienen, según el Gobierno colombiano, protección del gobierno de Nicolás Maduro.

Sucesor de Gentil Duarte

El popular refrán dice a rey muerto, rey puesto. Esto sucederá seguramente en las disidencias de las Farc de Gentil Duarte, quien murió en territorio venezolano, luego de sufrir un ataque con explosivos por parte de sus enemigos.

Dos nombres suenan al autoproclamarse nuevo sucesor de Gentil Duarte, Ivan Mordisco y alias Calarcá.

A través de emisarios, ‘Iván Mordisco’ les habría hecho saber a los jefes de las siete comisiones que integran el autodenominado bloque ‘Jorge Briceño’ –compuesto por 639 personas, 250 de ellas en armas y 389 en redes de apoyo– que él era su nuevo comandante.

Esa sería la forma en que Néstor Gregorio Vera Hernández, conocido como ‘Iván Mordisco’, les habría confirmado a los hombres que integran las disidencias en Guaviare, Caquetá, Meta y Putumayo que ‘Gentil Duarte’ estaba muerto.

La noticia la habría enviado desde Venezuela Javier Alonso Velosa García, alias Jhon Mechas, jefe de las disidencias del frente 33, quien habría sido comisionado para prestar protección a ‘Gentil Duarte’.

‘Duarte’ se habría trasladado a Venezuela tras haber quedado con una grave lesión por la operación que adelantó la Policía Nacional el 29 de julio de 2021, en el punto conocido como Agua Clara, vereda Camuya, en zona rural de San Vicente del Caguán (Caquetá), su antigua zona de injerencia.

De acuerdo con fuentes de inteligencia consultadas por EL TIEMPO, ese día un tirador de alta precisión impactó a ‘Duarte’ en el brazo derecho, lo que le generó una grave afección en esa extremidad que al parecer le impedía mover la articulación y hasta accionar su arma, un fusil.

Sumado al problema físico, ‘Duarte’ temía que fuera traicionado por sus propios hombres (por la recompensa que se ofrecía por él de 2.100 millones de pesos) y porque sabía que la Fuerza Pública lo tenía en la mira, por lo que acordó con ‘Mordisco’ que lo mejor era salir de territorio nacional y viajar a territorio venezolano.

‘Gentil Duarte’ se desplazó cerca de 1.322 kilómetros. Lo habría hecho en unos tres meses, con un pequeño anillo de seguridad de 10 hombres y una menor de edad. Atravesó el país desde las selvas del Guaviare hasta el estado de Zulia en Venezuela y se ubicó en la zona campamentaria de ‘Jhon Mechas’, en zona rural del municipio Jesús María Semprún.

En territorio venezolano, de acuerdo con fuentes humanas, ‘Gentil Duarte’ llevaba cerca de 6 meses, y desde allí se comunicaba con su bloque y seguía dando instrucciones en temas relacionados con el tráfico de cocaína y su envió al territorio venezolano.

De hecho, su presencia en Zulia habría sido uno de los detonantes de la guerra territorial, por las rentas criminales, que se desató en noviembre de 2021 entre las disidencias a su mando y las de ‘Iván Márquez’, que se hacen llamar ‘Segunda Marquetalia’, y que llevó a estos últimos a asociarse con el Eln.

¿Quién es alias “Calarcá”, el despiadado sucesor de Gentil Duarte, muerto en Venezuela?

Desde ya se habla que sería Alexander Díaz Mendoza, alias Calarcá, el sucesor de Duarte. Sobre esta persona se conoce a través de los diferentes informes de inteligencia de las autoridades colombianas, que es un despiadado criminal, sin temores a organizar atentados terroristas, caiga quien caiga.

Uno de los casos recientes que se le atribuyen a Calarcá fue el atentado dirigido contra el gobernador del Caquetá, Arnulfo Gasca Trujillo, ejecutado el pasado mes de enero y en el que murieron dos miembros de la policía. La acción fue violenta. Se utilizaron armas de largo alcance y explosivos en el municipio de La Montañita. Dos policías murieron y tres más resultaron heridos.

Estos hechos son prueba de la crueldad de Calarcá. Sobre su pasado, inteligencia de la fuerza pública ubican que ingresó a la guerrilla cuando tenía 16 años de edad, al frente 40 de las extintas Farc, en la región de La Uribe, en el departamento del Meta.

Como todo guerrillero raso recibió adoctrinamiento político y militar, conoció de los estatutos y reglamentos de lo que se podía y no hacer en la guerrilla.

Su accionar violento y sanguinario lo llevó a escalar puestos dentro de las Farc. Para el año 2013, ya era el segundo hombre en importancia del frente 40, y se posesionó como cabecilla de orden.

Para el 2016, entró en el proceso de paz que inició la guerrilla con el entonces gobierno del presidente Juan Manuel Santos. Estuvo en la zona transitoria de El Tigre, que hace parte La Uribe, región perfectamente conocida por Calarcá.

Con la declaración abierta de Iván Mordisco y Gentil Duarte de no acompañar el proceso de paz y siendo los primeros disidentes de las Farc, Calarcá, quien venía sosteniendo rencillas con José Aldinever Sierra, alias “el Zarco Aldinever”, regresó a las armadas.

Para el 2018, se presentaron una serie de atentados contra la fuerza pública en el departamento del Caquetá y Meta. Uno de ellos se produjo en febrero de este 2022 contra el batallón 21 Pantano de Vargas de Granada, Meta, que dejó dos muertos y cuatro heridos.

Sus zonas de influencia son Mesetas, Vista Hermosa y la Uribe, en donde se mueve con al menos 40 hombres. Su rostro aparece en el cartel de los hombres más buscados del departamento del Meta, en donde se ofrece una recompensa de hasta 500 millones de pesos por quien brinde información de su paradero.

WC| EFE y Semana

Salir de la versión móvil