Secretario General OTAN: la comunidad internacional no podía quedarse quieta

373

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg aseguró que la comunidad internacional no “podía quedarse quieta” ante el uso de armas químicas por parte del régimen sirio y afirmó que no haber actuado hubiera generado una “escalada” en su uso.

Stoltenberg se refirió de este modo al bombardeo llevado a cabo la opasada madrugada por EEUU, Reino Unido y Francia contra instalaciones del régimen sirio supuestamente dedicadas a la producción y almacenado de armas químicas.

“La operación ha reducido las capacidades del régimen (sirio) para utilizar armas químicas pero no podemos garantizar que no vuelva a pasar mientras haya Estados dispuestos a usarlas”, manifestó Stoltenberg en una rueda de prensa.

Stoltenberg reafirmó su apoyo a la ofensiva realizada por Estados Unidos, Reino Unido y Francia como represalia por el presunto ataque químico perpetrado la semana pasada en la localidad de Duma (Guta Oriental), del que se ha responsabilizado al régimen de Damasco.

Pese a este apoyo, el secretario general aliado reconoció que los ataques “no solucionan todos los problemas”.

“No puedo decir que estos ataques hayan solucionado todos los problemas, pero comparado con la alternativa de no hacer nada, esto era lo que se debía hacer”, dijo Stoltenberg, quien añadió que dicha intervención no reduce la posibilidad de una solución política en Siria “sino al contrario”.

“Hubiera sido muy peligroso no actuar y aceptar el uso de armas químicas”, apostilló.

Los embajadores de la OTAN se reunieron hoy de urgencia en la sede central de la Alianza en Bruselas para evaluar la situación en Siria.

Durante el encuentro, los embajadores de Estados Unidos, Francia y Reino Unido explicaron el motivo del ataque y el resultado del mismo y, según afirmó Stoltenberg, subrayaron que no había otra “alternativa” al uso de la fuerza.

Stoltenberg también comentó que los tres aliados proporcionaron información acerca del ataque y de las evidencias de sus investigaciones que señalan al ejército sirio como responsable del ataque químico de Duma y destacó lo detalladas que fueron sus explicaciones.

El secretario general aliado subrayó que en la Alianza no se ha puesto en duda el análisis de los tres países que efectuaron la operación, que se hizo sin esperar al resultado de la investigación de los expertos de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) que llegaron hoy a Damasco con la misión de “determinar si se utilizó armamento prohibido” en Duma, .

“No tenemos motivos para dudar sobre el análisis de nuestros aliados (…) con respecto a que el ataque químico (de Duma) tuvo lugar en una zona donde el régimen de (el presidente sirio, Bachar Al) Assad estaba actuando con el apoyo de Rusia e Irán”, comentó.

Stoltenberg señaló que el régimen de Asad ya había utilizado armas químicas en otras ocasiones y que este hecho, unido a la información aportada por los aliados, da una “imagen completa” que consideró “más que suficiente” para apoyar la ofensiva.

Además, indicó que la OPAQ tiene la misión de verificar si se produjo el ataque químico pero no de señalar, en caso afirmativo, quién es el responsable.

Para Stoltenberg, es precisamente esa circunstancia la que ha llevado a la OTAN a pedir “repetidamente” esfuerzos e iniciativas para tener una investigación independiente sobre el ataque químico en Siria.

“Estas iniciativas han sido bloqueadas una y otra vez por Rusia utilizando su veto en el Consejo de Seguridad de la ONU. La OTAN no ha parado de explorar todas las opciones”, lamentó.

El secretario general incidió en la importancia de defender la prohibición del uso de las armas químicas y pidió que Siria participe de forma “constructiva” en el proceso de paz liderado por la ONU.

“Los aliados llamamos a todos los apoyos del régimen sirio, especialmente a Rusia, para que sean responsables y aseguran que el régimen sirio participe constructivamente en el proceso liderado por la ONU en Génova”, concluyó.