Von der Leyen será la nueva presidenta de la Comisión Europea

176
Foto: Reuters

La ministra de Defensa alemana, escogida por los mandatarios y ahora confirmada por los eurodiputados como presidenta de la Comisión Europea, a partir del 1 de noviembre y por cinco años, obtuvo 383 votos favorables en la Eurocámara, apenas nueve por encima de los 374 necesarios.

«Me siento muy honrada por la confianza depositada en mí, que es la confianza depositada en Europa», dijo Von der Leyen después de conocerse el resultado de la votación, llamando a trabajar «de manera constructiva».

Con 327 votos en contra y 22 abstenciones, la candidata del Partido Popular Europeo (PPE, derecha) obtuvo menos votos que el actual presidente de la Comisión, el luxemburgués Jean-Claude Juncker, que logró 422 en 2014.

Von der Leyen, de 60 años, es médica de formación y madre de siete hijos, como destacó durante el debate de investidura, en el que habló en alemán, inglés y francés con fluidez.

Próxima a la canciller Angela Merkel (PPE), de la que fue ministra en sus cuatro gobiernos (2005-2019), su última responsabilidad fue en el ministerio de Defensa, que dirigió durante seis años, siendo también la primera mujer al frente de esa cartera en su país.

Merkel felicitó a Von der Leyen por su elección, saludando que una alemana asuma al frente del ejecutivo europeo: «Con ella habrá por primera vez una presidenta de la Comisión Europea y, luego de 50 años, un alemán al frente del ejecutivo europeo. Me alegró porque será una jefa europea convencida y convincente de la Comisión Europea», declaró la canciller en un comunicado.

Paquete de altos cargos

La candidatura de Von der Leyen, que abandonará mañana miércoles el ministerio de Defensa alemán, del que es todavía responsable, forma parte de un paquete de altos cargos negociado por los mandatarios en tres días de cumbre en Bruselas.

El acuerdo, entre socialdemócratas, el PPE y los liberales, reservaba además la presidencia del Consejo Europeo al liberal belga Charles Michel y la de la Eurocámara a un socialista, que recayó finalmente en el italiano David Sassoli.

La jefatura de la diplomacia europea correspondería, en virtud de este acuerdo, al socialdemócrata español Josep Borrell, mientras que la presidencia del Banco Central Europeo (BCE) sería para la francesa Christine Lagarde.

La sucesora del luxemburgués Juncker al frente de la institución responsable de proponer nuevas leyes, velar por el cumplimiento de las reglas e incluso de negociar acuerdos comerciales, asumirá el cargo el 1 de noviembre.

El inicio de sus cinco años de mandato estará marcado por la eventual retirada de Reino Unido de la UE, prevista la víspera, y por las tensiones comerciales mundiales y las tensas relaciones con el Estados Unidos de Donald Trump.

(DW / EFE / AFP)