miércoles 30 noviembre, 2022
InicioNacionalAmérica Latina, el corredor más lento del mundo en la carrera por...

América Latina, el corredor más lento del mundo en la carrera por los servicios modernos

206 views

Los servicios modernos, que corresponden a aquellas prestaciones suministradas digitalmente como los servicios informáticos, servicios financieros y servicios empresariales, han sido la categoría más dinámica del comercio internacional en la última década. Sin embargo, América Latina y el Caribe es todavía un jugador marginal en el comercio mundial de estos servicios modernos.

Mientras que el valor del comercio mundial de bienes aumentó apenas 2,4% por año en promedio entre 2010 y 2019, el de los servicios tradicionales (principalmente turismo y transporte) creció 4,2% anual, y el de los servicios modernos 6,2% anual, según datos  de la Organización Mundial del Comercio (OMC) citados por la Comisión Económica para América Latina (Cepal).

Dentro de esta última categoría, el comercio global de servicios de informática creció 9,1% anual, mientras que el flujo transfronterizo de datos se expandió más de 40% por año. Este flujo transfronterizo podría ser representativo de las tendencias del comercio en algunas nuevas categorías de servicios digitales aún poco medidas, como las redes sociales.

El gran dinamismo exhibido por el comercio de servicios modernos se debe principalmente a que la creciente digitalización ha hecho posible el suministro transfronterizo de una creciente gama de servicios (empresariales, legales, financieros, educativos, entre otros).

Los servicios modernos fueron la única categoría del comercio mundial cuyo valor no disminuyó en 2020 producto de la pandemia del covid-19, facilitando la continuidad de actividades como la educación, medicina y teletrabajo.

internet las nuevas competencias docentes para la educación híbrida

Así, en 2021 los servicios modernos representaron el 63% de las exportaciones mundiales de servicios, un salto de 10 puntos porcentuales respecto de su participación en 2019, previo a la pandemia. En junio de 2022, el Barómetro del comercio de servicios  de la OMC confirmó que el comercio de servicios modernos mantuvo su dinamismo en el primer trimestre de este año.

La región aún tiene una participación marginal en este comercio

La región representó menos del 2% de las exportaciones mundiales en 2021. Este débil desempeño contrasta con la fuerte especialización de los países de la región en el turismo (en el Caribe, América Central y México) o el transporte (por ejemplo, en Chile y Panamá).

Otros factores que influyen en este desempeño son una oferta limitada de profesionales y técnicos especializados, ciertas la falta de compromisos profundos en materia de servicios modernos en algunos acuerdos de integración regional y deficiencias en materia de políticas de largo plazo y coordinación público-privado para promover el sector.

En el caso de Venezuela, mediáticamente llegó a ser conocida por tener la internet más lenta de la región y la segunda más ineficiente de la que tiene registro el SpeedTest Global Index, un portal que se dedica a medir la velocidad de las conexiones de los usuarios que utilizan este servicio. Desde 2019, cuando trascendió esta información, la situación ha mejorado y Venezuela ha escalado posiciones en lo que respecta a internet de banda ancha. Actualmente se ubica en el puesto 142 de los 182 que integran la lista con una conexión promedio de 11,10 Mb Sin embargo, el indicador no es del todo preciso.

En materia comercial, un gigantesco mercado informal y un aumento de billeteras digitales han caracterizado al negocio de compra-venta en línea en Venezuela durante 2022, según la Cámara de Comercio Electrónico (Cavecom-e). La aparición de portales que ofrecen servicio de logística también está formando un nicho importante en el sector, aunque estas y todo lo que implica esta industria tienen pendiente un mundo de regulaciones y formalización.

Cavecom-e calcula que la actividad del comercio electrónico en Venezuela aumentó 2.200% con respecto a 2021. De acuerdo a las proyecciones del gremio, el monto del consumo en las diferentes plataformas de venta tiene un promedio de entre 25 y 30 dólares.

Este gremio ha alertado que una migración importante de las transacciones comerciales en Venezuela ha migrado a la informalidad a raíz de que no existen mecanismos para facturar las compras por internet. Según las estimaciones de la cámara, hasta un 80% del comercio electrónico podría estar operando «aguas abajo», sin cumplir con regulaciones ni aportar al fisco nacional, lo que resulta contraproducente para el desarrollo del país.

A 17 años de haberse acordado el primer plan de acción sobre la sociedad de la información para la región, entre el 16 y 18 de noviembre pasado se realizó en Montevideo (Uruguay) la Octava Conferencia Ministerial sobre la Sociedad de la Información de América Latina y el Caribe organizado por la Cepal. Allí se discutió la importancia de la digitalización para diseñar e implementar políticas públicas centradas en las personas y como camino para el desarrollo sostenible de la subregión.

José Manuel Salazar-Xirinachs, secretario ejecutivo de la Cepal

Los delegados aprobaron la Agenda Digital para América Latina y el Caribe (eLAC2024) que establece un conjunto de prioridades de política y acciones a nivel regional para los próximos dos años, que suman 31 objetivos.

«La pandemia aceleró la digitalización y puso de manifiesto el importante rol de las telecomunicaciones para la actividad económica. Sin embargo, también exhibió y profundizó las diferencias y las vulnerabilidades de este proceso. En este contexto, América Latina y el Caribe debe aplicar un conjunto de políticas que tengan como finalidad reducir la brecha digital y promover la innovación y el desarrollo tecnológico», se lee en el informe final.

La primera de las prioridades de la Agenda Digital «se relaciona con el impulso para una digitalización universal e inclusiva y está vinculado principalmente con la infraestructura, la conectividad, el desarrollo de habilidades y competencias».

Las bases para una era digital para todos

 Objetivo 1: Promover la disponibilidad de conectividad de banda ancha asequible y de calidad para todas las personas, con especial énfasis en las personas en condiciones de vulnerabilidad, y en las áreas desatendidas y subatendidas, las zonas remotas y de frontera y las áreas rurales y semiurbanas, teniendo en cuenta soluciones complementarias como las redes comunitarias.
Objetivo 2: Fomentar el despliegue de redes móviles de nueva generación mediante planes, iniciativas y estrategias que faciliten la provisión de espectro, observando los estándares y las recomendaciones internacionales y teniendo en cuenta los diferentes niveles de preparación de los países.
Objetivo 3: Impulsar políticas e incentivos para fortalecer infraestructuras digitales y la integración física de los países de la región, especialmente mediante el despliegue de redes de fibra óptica, la promoción de la conectividad satelital, el establecimiento de puntos de intercambio de tráfico de Internet, el desarrollo de centros de datos y la adopción de la versión 6 del protocolo de Internet (IPv6).

Habilidades y competencias digitales

Objetivo 4: Potenciar el desarrollo de habilidades y competencias digitales en todas las personas, en consonancia con sus necesidades e intereses, así como la protección de los derechos y el cumplimiento de los deberes en el entorno digital, mediante procesos de enseñanza, difusión de buenas prácticas, espacios de participación y campañas de sensibilización.

Objetivo 5: Promover planes e iniciativas de política en materia de educación y formación sobre el uso y apropiación de las tecnologías digitales, que prevean la adaptación curricular, la seguridad digital, el uso de recursos digitales, la conectividad y la capacitación de educadores para la adaptación de los procesos de enseñanza-aprendizaje en la era digital, todo ello en coordinación con las autoridades competentes.

Objetivo 6: Fomentar el desarrollo de habilidades y competencias digitales que atiendan las actuales y futuras demandas de empleo, especialmente en materia de ciberseguridad y tecnologías emergentes, incentivando la capacitación continua por parte de empresas y gobiernos en ámbitos técnicos y profesionales.

Objetivo 7: Promover acciones dirigidas al desarrollo de habilidades y competencias digitales para que las personas puedan interactuar en entornos digitales de forma segura, responsable e inclusiva, con especial atención a niños, niñas, adolescentes, mujeres, población indígena, personas con discapacidad y personas mayores.

Gobernanza, seguridad y entorno habilitante

Objetivo 8: Fortalecer la institucionalidad y dotar de recursos a las entidades encargadas de diseñar, implementar, dar seguimiento y continuidad a las políticas, agendas y planes de transformación digital, además de promover mecanismos de coordinación entre distintas autoridades e instituciones públicas y mesas de diálogo con el sector privado y las partes interesadas.

Objetivo 9: Contar con un marco legal y regulatorio actualizado que garantice la seguridad jurídica, la confianza y la protección de los derechos de las personas en el entorno digital, sobre la base de principios internacionalmente acordados y la participación de todas las partes interesadas.

Objetivo 10: Mejorar los procesos de medición de la adopción de tecnologías digitales en la economía y la sociedad, y reforzar la producción y armonización de estadísticas oficiales, prestando especial atención a las metas propuestas en esta Agenda Digital para América Latina y el Caribe (eLAC2024) y los indicadores con dimensión de género.

Objetivo 11: Promover políticas y estrategias de ciberseguridad con marcos institucionales y normativos coherentes con recomendaciones, estándares internacionales y derechos humanos, que prevean el desarrollo de capacidades, espacios de coordinación y cooperación regional e internacional, el intercambio de información, la articulación público-privada, la protección de datos y las infraestructuras críticas, además de la creación y el fortalecimiento de equipos de respuesta ante emergencias informáticas.

Objetivo 12: Promover estrategias y políticas en relación con la prevención e investigación de los ciberdelitos que incluyan el desarrollo de capacidades estatales, la implementación de estándares internacionales en materia de estadísticas e indicadores, y la creación y el fortalecimiento de las redes de asistencia y cooperación regional.

 

Transformación digital, productiva y sostenible

Objetivo 13: Impulsar el uso efectivo de tecnologías digitales emergentes para promover la productividad, fomentar la innovación y el emprendimiento, previéndose especialmente soluciones de Internet de las cosas, inteligencia artificial y tecnologías amigables con el medioambiente, con resguardo de los derechos humanos y el uso ético de la tecnología.

Objetivo 14: Fomentar la transformación digital de las empresas con especial atención en las microempresas y pequeñas y medianas empresas (mipymes), teniendo en cuenta la promoción de capacidades, los mecanismos de financiamiento, el acceso y la adopción de tecnología y las herramientas de comercio electrónico, entre otros instrumentos.

Objetivo 15: Promover el emprendimiento y la creación de empresas de base tecnológica que den sostén a los procesos de transformación digital, mediante acciones de colaboración público-privada, instrumentos de promoción industrial, incubadoras, aceleradores y redes empresariales.

Objetivo 16: Promover la innovación financiera, el desarrollo de opciones diversificadas de financiamiento y nuevos modelos de negocio aplicados al sector financiero, especialmente instrumentos de inversión, y la promoción de medios de pago digitales seguros.

Objetivo 17: Promover la transformación digital de sectores estratégicos como la agricultura, la salud, la industria, el comercio, el turismo y la movilidad, entre otros, con la finalidad de contribuir al desarrollo, la productividad, la innovación y la sostenibilidad.

Objetivo 18: Promover el uso de tecnologías digitales para prevenir, mitigar y adaptarse a los efectos del cambio climático, los desastres naturales y las emergencias sanitarias.

 Objetivo 19: Promover políticas e instrumentos que potencien la sostenibilidad mediante tecnologías
digitales que permitan reducir los efectos negativos en el medioambiente con énfasis en las emisiones de gases de efecto invernadero y los sectores contaminantes.

Transformación digital para el bienestar

Objetivo 20: Fomentar las nuevas formas de empleo y teletrabajo, actualizando las políticas laborales y las normas para asegurar una protección social adecuada, el trabajo digno, la salud, el diálogo social y la participación de los trabajadores en la economía digital.

Objetivo 21: Promover la accesibilidad en el entorno digital para facilitar la inclusión económica y social de las personas con discapacidad, en situaciones de vulnerabilidad y con necesidades específicas.

Objetivo 22: Adoptar una perspectiva integral de igualdad de género e inclusión en las políticas digitales para asegurar la disminución de todas las brechas digitales de género, con especial atención en la integración de niñas y mujeres a la sociedad.

Objetivo 23: Desarrollar servicios públicos digitales con un modelo de atención centrado en la ciudadanía, proactivo y omnicanal.

Objetivo 24: Generar capacidades para apoyar la implementación de la firma digital, y acelerar el uso de la firma y los servicios digitales transfronterizos, fortaleciendo las transacciones digitales para que se realicen de manera confiable y segura en un marco de integración regional.

Objetivo 25: Promover estrategias de interoperabilidad y gobernanza de datos para mejorar la toma de decisiones y la gestión pública, con una administración adecuada de personas, procesos y tecnología.

Objetivo 26: Promover el enfoque de gobierno abierto y las estrategias de apertura de datos para fomentar la transparencia, la innovación, la retroalimentación, la rendición de cuentas y la participación ciudadana en instancias de intercambio de experiencias y diálogo regional.

Objetivo 27: Adoptar sistemas digitales para modernizar las compras gubernamentales de bienes, servicios y obras públicas con el objetivo de asegurar la transparencia, el monitoreo, la fiscalización ciudadana y una efectiva rendición de cuentas.

Objetivo 28: Promover la adopción de la identidad digital y los servicios de computación en la nube por parte de los gobiernos con el fin de potenciar la infraestructura pública digital, considerando la identidad digital como elemento habilitador de la economía digital y un instrumento para promover la inclusión.

Objetivo 29: Impulsar agendas y estrategias digitales a nivel de comunidades, ciudades y gobiernos locales para avanzar en la transformación digital y atender desafíos en materia de gobierno, transporte, movilidad, gestión de recursos, seguridad y desarrollo productivo, entre otros.

- Advertisment -
Encartado Publicitario