sábado 13 agosto, 2022
InicioNacionalCedice: Altos impuestos en Venezuela fomentan la informalidad e incentivan la evasión

Cedice: Altos impuestos en Venezuela fomentan la informalidad e incentivan la evasión

198 views

Sudamérica es la región que tiene la tasa de impuestos a las empresas más elevada del mundo
El Centro de Divulgación del Conocimiento Económico (Cedice) advirtió que las altas tasas de impuestos en Venezuela fomentan la informalidad e incentivan la evasión.

De acuerdo con un informe de la organización, esto ocurre porque los ingresos fiscales no se reflejan en servicios públicos de calidad.

Asimismo, señalaron que el estado de los servicios públicos «es cada vez más deplorable». Además, no existen condiciones para atraer la inversión directa y el gobierno «ha creado un ecosistema tóxico para cualquier tipo de empresa».

Según el texto, los impuestos en lo que descansa el gasto fiscal son especialmente regresivos, por lo que afectan más al ciudadano con menos ingresos, incrementando las brechas en la sociedad.

A diferencia de otros países, en Venezuela los impuestos y la burocracia del Estado «asfixian a los ciudadanos, a las empresas, los emprendimientos y alejan a la inversión extranjera directa».

Los impuestos en Venezuela

Según la información extraoficial del presupuesto 2022, los ingresos fiscales descansarán principalmente en la recaudación impositiva por el Impuesto al Valor Agregado (IVA), que representa el 49% de la recaudación fiscal del país.

Además, Cedice señala el Impuesto a las Grandes Transacciones Financieras (IGTF), que espera recaudar 17% de los ingresos fiscales de la economía.

Por último, se encuentra el Impuesto sobre la Renta (ISLR), que tiene una meta de recaudación del 16% de los ingresos fiscales del país:

El IVA mantiene una tasa del 16%, mientras que según la última reforma al IGTF, este pecha las operaciones de intercambio en moneda extranjera con las siguientes tasas:

3% si se realiza en puntos de venta nacionales
20% si se realiza en puntos de venta internacionales
Por otra parte, el ISLR tiene una base imponible que oscila entre el 6% y el 34%.

Lo anterior deriva en que los ingresos ordinarios no petroleros provienen en un 66% de impuestos regresivos (IVA e IGTF) e impactan particularmente a los menos favorecidos económicamente.

Por otra parte, la elevada tasa que registran, el creciente costo burocrático, los perniciosos controles, han llevado a la informalización de la economía.

Como consecuencia, se reduce la base que paga impuestos y la parte del sistema que permanece formalizado, es asfixiado con demandas de todo tipo.

También, se crea un ecosistema fiscal altamente tóxico para la inversión directa, nacional o extranjera.

Altos impuestos estrangulan la inversión

Sudamérica es la región que tiene la tasa de impuestos a las empresas más elevada del mundo. Suriname (36%), Venezuela (34%) y Colombia (32%) son los países que muestran las tasas más altas para las empresas en toda la región.

Por su parte, algunos países como Paraguay (10%), Chile(27%) y Uruguay (25%) ofrecen las más bajas del sub-continente.

Según Cedice, una empresa en Venezuela puede tardar hasta 230 días para iniciar un nuevo negocio, con un costo equivalente a más del doble del PIB per cápita del país.

En el caso de las empresas pequeñas, estas destinan más de 1.000 horas laborales al año para cumplir con trámites burocráticos.

- Advertisment -
Encartado Publicitario