Inicio Nacional Damnificados de Santa Elena de Uairén a la deriva en espera de...

Damnificados de Santa Elena de Uairén a la deriva en espera de ayuda gubernamental

(Foto/Hagler Rojas)

Entre las miles de familias afectadas por las recientes inundaciones en Santa Elena de Uairén, hay más de mil de ellas que lo perdieron todo. Aunque la ayuda gubernamental se centró en comida, medicinas y colchones, los damnificados esperan respuesta sobre qué pasará con ellos.


A más de una semana del desbordamiento en 80% del río Uairén, las miles de familias afectadas en Santa Elena de Uairén se mantienen en un limbo, a la espera de la ayuda gubernamental que les permita recuperar algo de lo que perdieron o establecerse nuevamente.

Si bien el gobernador Ángel Marcano habló de más de 4 mil familias afectadas, un reporte de la Secretaría de Seguridad Ciudadana se refirió a 3.660 familias y 884 viviendas afectadas.

Protección Civil, ente que a la fecha no tiene cifras oficiales porque hay zonas que no han podido abordar, precisó que en total fueron 17 sectores afectados en el municipio Gran Sabana.

El reporte preliminar de Protección Civil Gran Sabana, de fecha 5 de agosto, da cuenta de 1.895 familias y 1.569 viviendas afectadas. Asimismo contabilizan 1.155 damnificados y seis viviendas colapsadas. En total, hasta ahora tienen un total de 6.516 personas afectadas. El organismo mantiene el abordaje en otros sectores.

Más de 6.500 personas resultaron afectadas por las inundaciones, pero solo 10% recibió la ayuda enviada por el gobierno regional y local | Foto cortesía Hagler Rojas.

Hagler Rojas, secretario general de Un Nuevo Tiempo en Gran Sabana, visitó el 6 de agosto algunos de los sectores afectados como Caño Amarillo, Constituyente y Keeway II.

“El día de la vaguada llevaron a las personas a refugios. Allí estuvieron dos o tres días refugiados. Luego retornaron a sus hogares porque ya el agua había bajado completamente. Ahora están tratando de reiniciar sus vidas y la recuperación de sus viviendas, los que pudieron recuperar algunas cosas, otros lo perdieron absolutamente todo”, comentó Rojas.

Aunque la Gobernación de Bolívar asistió el 31 de julio y, según nota de prensa, envió más de 60 toneladas de alimentos y lotes de medicinas, los afectados manifestaron que la mayoría de la ayuda viene de parte de las iglesias y Acnur.

“La Iglesia ha dado bastante apoyo en comida y apoyo psicológico. Algunos partidos políticos como Fuerza Vecinal, Copei, Un Nuevo Tiempo nos hemos acercado a algunos sectores a conversar con la gente y llevarles algo de enseres, pero la ayuda gubernamental no la han recibido en 100%”, agregó el dirigente.

De acuerdo con los testimonios de las familias afectadas por el desborde del río Uairén, el pasado 30 de julio, aproximadamente el 10% de ellos son los que han recibido ayuda gubernamental.

“La Alcaldía de Gran Sabana ha hecho un trabajo de entrega de algunas ayudas, el sector comercio se ha pronunciado contundente con respecto a las ayudas que corresponde a comidas y medicinas que han hecho llegar hasta la sede de la Alcaldía, que se ha encargado de repartir esas cosas”, explicó.

Sin embargo, los afectados comentan que la ayuda llevada por la Alcaldía era entregada directamente a los consejos comunales, pero estos no la distribuían entre todas las personas.

“Se desconoce si es porque no alcanzaba para todos o porque los consejos comunales se encargaban de entregarles a los que consideraban que eran los más afectados, cosa que un inicio debería ser así, pero si el Gobierno nacional se hiciera presente con su ayuda, nadie debería quedarse por fuera porque Santa Elena de Uairén es un pueblo pequeño”, destacó.

Las personas que han podido recuperar algunas cosas de sus viviendas son colchones y ropa, que tras rescatarlas las pusieron al sol para su secado, aunque se mantienen las lluvias.

Correo del Caroní 

Salir de la versión móvil