Lester Toledo: “El cierre de la frontera no es por defensa, es un negocio”

978
Paso por las trochas fronterizas

El coordinador de la Coalición Ayuda y Libertad, Lester Toledo, se trasladó hacia la frontera entre Venezuela y Colombia, al norte del Departamento de Santander, para constatar las condiciones a las que están siendo sometidos miles de venezolanos que salen a diario hacia la frontera, unos como migrantes, otros para buscar comida y medicinas en el vecino país. Denunció graves casos de extorsión y cobro de vacuna para condicionar el paso por las trochas, beneficio que va directamente a los bolsillos del “protector” del Táchira. Freddy Bernal y sus bandas criminales.

“En pesos y en dólares los colectivos de Freddy Bernal están extorsionando criminalmente a los venezolanos, que necesitados de comida o medicinas cruzan hacia Colombia. Un negocio que le reporta a este emisario del usurpador y a sus delincuentes, US$ 3.600.000 por mes, a razón de un promedio de US$ 120.000 por día. Por lo que el cierre de la frontera, ya no se trata de una decisión política, de defensa o de nacionalismo, sino de un negocio sucio y criminal del mismo régimen que juega con la necesidad y la urgencia del pueblo”.

El coordinador de la Coalición Ayuda y Libertad, Lester Toledo, se trasladó hacia la frontera entre Venezuela y Colombia, al norte del Departamento de Santander, para constatar las condiciones a las que están siendo sometidos miles de venezolanos que salen a diario hacia la frontera, unos como migrantes, otros para buscar comida y medicinas en el vecino país. Denunció graves casos de extorsión y cobro de vacuna para condicionar el paso por las trochas, beneficio que va directamente a los bolsillos del “protector” del Táchira. Freddy Bernal y sus bandas criminales.

“En pesos y en dólares los colectivos de Freddy Bernal están extorsionando criminalmente a los venezolanos, que necesitados de comida o medicinas cruzan hacia Colombia. Un negocio que le reporta a este emisario del usurpador y a sus delincuentes, US$ 3.600.000 por mes, a razón de un promedio de US$ 120.000 por día. Por lo que el cierre de la frontera, ya no se trata de una decisión política, de defensa o de nacionalismo, sino de un negocio sucio y criminal del mismo régimen que juega con la necesidad y la urgencia del pueblo”.

Poniendo en riesgo su libertad, y desde el lado venezolano donde permanecen las estructuras incendiadas de los camiones que llevaban la ayuda humanitaria, Toledo exigió la apertura de la frontera.

“Hace casi dos meses el régimen, en acción criminal quemó dos camiones cargados de ayuda humanitaria, y hoy las fronteras siguen cerradas, ya no por defensa de nada, sino por un negocio criminal que juega con el hambre y la necesidad de los venezolanos. La frontera tiene que ser abierta plenamente para todo el que lo necesite. A este negocio ilegal hay que ponerle fin”, denuncio desde territorio venezolano Lester Toledo quien tiene una orden de captura por parte del régimen y permanece en exilio forzoso desde hace más de dos años.