Ministro de Defensa niega divisiones en la Fuerza Armada

245
El ministro Padrino López reitera que “a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana no la divide absolutamente nadie”.
El ministro Padrino López reitera que “a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana no la divide absolutamente nadie”.

Caracas.- (AFP) – El ministro de Defensa de Venezuela, general Vladimir Padrino López, negó este lunes fracturas en la Fuerza Armada, tras una serie de detenciones de militares activos y en retiro acusados de conspirar contra el presidente Nicolás Maduro.

“A la Fuerza Armada Nacional Bolivariana no la divide absolutamente nadie (…), así que a los desesperados yo les digo: quédense tranquilos, aguanten allí, no lo van a lograr”, aseguró el oficial ante el alto mando y tropas en el Fuerte Tiuna, en Caracas.

Durante un acto en el que anunció subsidios, créditos y el despliegue de hospitales móviles para atender al personal militar, Padrino señaló que el pasado fin de semana arreciaron los “intentos de división en la Fuerza Armada”, con llamados incluso a un golpe de Estado.

“Fue una locura a través de las redes sociales, haciendo ver que nos estamos peleando los integrantes del estado mayor superior, mandando mensajes subliminales”, expresó.

Según el ministro, esas maniobras incluyen exhortaciones a él y otros oficiales a derrocar al gobierno, aunque no señaló a nadie en particular.

“Sigo insistiendo a esos factores que siguen llamando a golpes de Estado, que me siguen haciendo llamados a mí (…), a los integrantes de la Fuerza Armada en todos sus niveles para tomar partido, Dios nos libre de una guerra civil”, dijo.

“Estoy en completo desacuerdo en esos golpes de Estado, sobre todo con participación militar, eso no tiene cabida en este siglo”, remarcó el funcionario.

Los principales líderes de la oposición suelen llamar a la cúpula castrense a “defender la Constitución” de la “dictadura” que según ellos encabeza Maduro.

La declaración de Padrino se produjo después de que el general en retiro Miguel Rodríguez Torres, uno de los hombres más poderosos de los gobiernos de Hugo Chávez y Maduro, fuera detenido el pasado martes.

El oficial está acusado de promover un complot para “atentar contra la unidad” de la Fuerza Armada.