miércoles 30 noviembre, 2022
InicioNacionalTres redes de pedofilia y maltrato animal han detectado en el estado...

Tres redes de pedofilia y maltrato animal han detectado en el estado Lara

777 views

 

Al menos tres redes de pedofilia y maltrato animal, cuyos integrantes graban videos o fotografían sus actos aberrantes y se lucran de ello, difundiendo ese material, principalmente por Internet, han sido detectadas en el estado Lara.

De acuerdo con un reportaje publicado por La Prensa de Lara, las personas implicadas cobran entre 10 y 25 dólares por el envío de ese material a sus «clientes».

A esto se dedicaría alias la «Chicho», una de las mujeres que aparece en el video que se viralizó y donde se muestra el abuso y maltrato hacia un niño de 7 años, en el sector La Sábila, al norte de Barquisimeto.

Aunque aún no dan con el paradero de las responsables, el portal publicó que funcionarios de la División de Investigación Penal (DIP) de la PNB logró capturar a tres mujeres que estarían vinculadas con Yelitza Elena Lucena, conocida como la «Chicho».

Supuestamente, ella junto con Aldimar Alina Lucena Páez (25) son las encargadas de recibir los videos del «crush fetish» o el fetiche del aplastamiento, que es como también se conoce la práctica de pisar con tacones altos o con los pies descalzos objetos, niños o animales (pollos, gatos, conejos o perros), en su mayoría por parte de mujeres.

La noche en que se viralizó el video, el Cicpc logró allanar la vivienda en donde lo grabaron, pero no encontraron a las mujeres, pues desde hace tiempo las mismas estarían en Colombia.

El Ministerio Público solicitó para las cuatro mujeres, una de ellas menor de edad, orden de captura y alerta roja de Interpol, esto para lograr ubicarlas y que paguen por lo que hicieron.

Vecinos de La Sábila aseguraron que la «Chicho» es la cabecilla de la red y sabía con qué fin estaba haciendo el video del niño. También señalaron que cuando vivía en la comunidad, presuntamente, cometió hechos ilícitos.

Lo que encontraron

Pero la investigación no llegó hasta ahí, cuerpos de seguridad continuaron inspeccionando toda la urbanización La Sábila para lograr ubicar a las responsables del dantesco video. Así fue como la DIP logró ubicar una casa en donde operaba una red que se dedica a la zoofilia, torturas, sadomasoquismo, tratos crueles y pornografía.

Durante el procedimiento, los uniformados lograron incautar dos pares de guantes de boxeo, dos caretas protectoras y una piscina, materiales que fueron usados para crear contenido de videos.

Una fuente policial indicó que en las experticias lograron conseguir videos en donde observan cómo maltratan a los animales y hasta a un menor de edad.

Las detenidas son Erleanny Paola González Lucena, prima de la «Chicho», Luisianny Dorante Sira, de 21 años de edad y una adolescente de 17 años de edad, quien también es prima.

Detrás del dinero

Sin importarles el daño psicológico que le pueden ocasionar a un niño o el maltrato hacia un animal, estas mujeres se graban haciendo este tipo de actos por conseguir dinero.

El portal cita a una fuente policial que describió el modus operandi que usan las mujeres y es que realizan el video y luego se lo envían a la «Chicho» que se encuentra en Colombia, ella les hacía el pago en bolívares.

Una vez que ella tenía los videos o fotografías en sus manos los cargaba en páginas que se encuentran ocultas en la Deep Web o Dark Web (red profunda o red oscura). Para poder ingresar a estas se debe pagar la suscripción.

Los videos crush son morbosos y sádicos en los que los animales son torturados de la forma más cruel.

En varios casos, los mismos son «encargados» por terceros que esperan desde sus casas a que les envíen las imágenes para luego pagar «la tarifa».

La complejidad de la Deep Web hace posible la existencia de estos sitios y ese tráfico, pese a que hay divisiones enteras en las policías, tanto nacional e internacional, dedicadas a su detección.

Están protegidos por especie de «capas que permiten el anonimato» y mientras más profundo es más propicio para actos delictivos como torturas, maltratos, crímenes, ofertas de sicariatos, entre otros delitos y aberraciones que se graban y se difunden.

Adicción por el «Crush Fetish»

En Lara desde el año 2019 comenzaron a conocerse sobre los «Crush Fetish». Un total de 111 casos de maltrato animal desde julio de 2020 hasta abril de 2021, resultando 93 detenidos en Venezuela.

Mientras que a comienzos de 2022 hasta julio más de 10 casos estaban siendo investigados por la Fiscalía 23 en materia ambiental.

Las tres mujeres que lograron atrapar en La Sábila tenían varios videos en sus celulares, por lo que fuentes policiales presumen que llevan años realizando estas macabras escenas. De hecho, hay videos que, presuntamente, son de este año.

«Esto nos agarró de sorpresa. Esas mujeres tienen mucho tiempo que se fueron. Cuando vi ese video me dio un dolor», comentó una vecina de La Sábila.

La comunidad ha estado desde el martes minada de funcionarios de seguridad.

Tres bandas desmanteladas

Tarek William Saab, fiscal general, informó que desde el año 2020 el Ministerio Público ha logrado desmantelar tres bandas en el estado Lara que se han dedicado al crush fetish animal y también asociado a la pornografía infantil.

Al menos 20 personas han sido detenidas en la región larense vinculadas a estos hechos, bien sea por maltrato animal o pornografía infantil. Las detenciones han ocurrido desde hace dos años, una fue condenada y otra fue detenida en Colombia y deportada a Estados Unidos.

Dirley Díaz fue condenada a seis años de prisión por maltrato animal. El fiscal informó que por cada video, el prófugo Yackson Goyo le pagaba entre 20 y 30 dólares.

Moraima Escarlet Vásquez Flores, de 39 años, se enfrentó a la Justicia de EE. UU. y escuchó las acusaciones que pesan sobre ella: conspirar para secuestrar y asesinar a una persona en un país extranjero, conspirar para producir pornografía infantil, y facilitar la recepción de esa pornografía infantil.

Operación pureza

Hace nueve años el estado Lara fue parte del operativo internacional contra la pedofilia denominado «Pureza», pues estaban detrás de la pista de personas que producían material de pornografía infantil para venderlo en la web.

Cristina Coronado, exfiscal 20 en materia de Protección Integral de la Familia, comentó que este tipo de casos de videos en donde se observan abusos sexuales hacia los niños o cualquier hecho en el que esté presente un niño no es nuevo, recordó un caso en el año 2013 cuando estaba al frente de la Fiscalía en el que lograron detener a un hombre por estar involucrado en la pornografía infantil y difusión en internet.

Durante las investigaciones lograron ubicar a un ingeniero de sistema de origen asiático en El Tocuyo, municipio Morán, quien estaría detrás de los grupos élites que se dedicaban a la elaboración y difusión de este material.

Por otra parte, en cuanto al video recién viralizado y por el que se ha hecho despliegue para ubicar a las mujeres implicadas, Coronado explicó que la calificación jurídica debe ser siempre adecuada a las conductas y a los resultados.

«El derecho penal es un medio que se tiene para establecer las sanciones, pero no puede ser utilizado a título de una especie de terrorismo para calificar varias cosas, cuando no se corresponde con las conductas».

Coronado explicó que hablar de homicidio calificado en grado de frustración, lesiones personales, abuso sexual y asociación para delinquir son cuatro tipos penales que se debe demostrar en el transcurso de las investigaciones. Destacó que se debe tener mucho «tino jurídico al momento de la calificación».

«El video demuestra que la intención no era matar, sino hacer de todo esto una burla bien dantesca en cuanto al tema sexual, para ser un abuso no requiere de una penetración, por ese lado sí podríamos hablar que estamos frente a un abuso sexual», sostuvo la abogado.

El niño estaría fuera del país

El niño que fue víctima de las depravadas estaría pisando la adolescencia. Vecinos de la comunidad destacaron que el video ocurrió hace tres años y que en la actualidad el pequeño podría estar entre los 9 y 10 años de edad.

Además, aseguraron que el menor se encuentra en Colombia, aunque no especificaron si con las mujeres que aparecen en el video.

Antiguas vecinas de La Sábila

Mediante una visita a La Sábila se conocieron más detalles de los hechos y la personalidad de cada una de las protagonistas.

«De ellas se habla mucho. Una estaba metida en muchos hechos delictivos y hasta se llegó a decir que distribuía droga en la comunidad, así que no extraña esa actitud con el niño», sostuvo un vecino que no quiso identificarse.

Otras personas aseguraron que las mujeres no son familiares directas del pequeño, pues afirmaron que la madre lo habría dejado con Yelitza para que lo cuidara. Durante el crecimiento, el niño comenzó a decirles tías y abuela a las mujeres.

Las autoridades continúan las investigaciones para lograr conocer sobre el paradero de la víctima y sus padres.

WC| con información de Impacto Venezuela

- Advertisment -
Encartado Publicitario