Noche de Ronda

295

MÉXICO, A TRAVÉS de su Secretario de Relaciones Exteriores, acaba de descartar cualquier imposición de sanciones petroleras contra Venezuela como lo había insinuado el Secretario de Estado de los Estados Unidos, Rex Tillerson, sobre todo por las repercusiones que pudieran tener contra la población del país, medida que el diplomático norteamericano quería consensuar con sus pares azteca y del Canadá… YA EL VISITANTE reciente a cuatro países del continente lo había conversado en Argentina, único país en donde habría encontrado eco a tan funesto castigo económico pero felizmente rechazado por su vecino en Norteamérica… COMO DICEN los mexicanos: “Tantos años de marquesa y no sabe siquiera mover el abanico”, esto en cuanto a la fulminante hiperinflación que estamos padeciendo, la misma que según la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional ya llega ente el 2017 a lo que va del año, a la espeluznante cifra del 4.068 %, como antesala a la ruina total… SEGÚN EL DIARIO estadounidense The Economist, la inflación en Venezuela es la más notoria de la historia, y revela que nuestra economía se contrajo durante cuatro años en el 2.616 % con un déficit presupuestario a casi el 20 % del Producto Interno Bruto (PIB)… EL PROBLEMA en los últimos años ya dejó de ser político únicamente para copar el escenario económico, insostenible ante el alza permanente y de forma delirante de los precios, en donde ayer se estaba vendiendo en Farmatodo un tubo de crema dental en 50 mil bolívares y una compradora decía aterrada que un frasco de champú marcaba el millón de bolívares, cogiéndose la cabeza con ambas manos al no saber cómo adquirir algún producto de aseo personal, en donde un paquete pequeño de detergente ya viene marcado en 300 mil bolívares… LO PEOR DE TODO es que el “entretenimiento” es ahora por el estira y encoge ante las elecciones presidenciales. Entre la reelección oficial y la negativa o no de participación de la disidencia. Salen los eternos analizadores de conductas, dueños de encuestadoras, a hablar de lo divino y de lo humano, pero ninguno a dar ideas, reparos, caminos, para salir del atolladero de esta hiperinflación que está carcomiendo todo el tejido social, y en donde como tapa del frasco, se empieza a restringir la migración a través de la frontera colombiana… SI HASTA AHORA se hacía difícil pensar cómo les iría a los que huyen del país ante tal situación, cómo será ahora que se les dificulta tomar otros aires, escapando de la incertidumbre y la desesperanza, al no encontrar una salida interna ni a nadie que ofrezca alguna alternativa de poner punto final a tanta depauperización. El caso es que no estamos precisamente para coser y cantar.
…….
Y ESTO, es todo por hoy.
……..
MENTIRAS Universales:
“Con este bono de carnaval, paramos la inflación”.
…….
DIOS los bendiga, ¿Saben?
VICTOR MATOS