Noche de Ronda

329

DA LA IMPRESIÓN que se estaría esperando el total desplome de la economía para la toma de correctivos que tantos especialistas invocan ante una hiperinflación demoledora y por la cual la única respuesta que se da es en algunos cambios de caras ministeriales pero nada de rectificación de políticas urgentes, en un discurso en donde las palabras de pobreza sostenida y demolición de la clase media han sido borradas del diccionario oficial……DE ACUERDO al reciente boletín de la OPEP, Organización de Países Exportadores de Petróleo, la producción venezolana del crudo ha caído a 1 millón 390 mil barriles diarios y con franca tendencia a seguir disminuyendo, es decir a lo mismo que se extraía en 1948, hace 70 años y sin perspectivas de aumento, fuera de los buenos deseos de hacerlo para finales de diciembre sin que se haya hablado nada de renovación de taladros para que esto sea posible de aquí en adelante…..POR OTRO LADO, el Banco Central de Venezuela que al igual que el Instituto Nacional de Estadística no revelan cifras inflacionarias, devaluación de la moneda a la que debería defender su consistencia como es su deber y el porcentaje del empleo y estado de la pobreza, da a conocer que las reservas están en poco más de los 8 mil millones de dólares, una cantidad que a duras penas ofrece garantía de operatividad…..¿QUÉ ES LO QUE se está esperando? Para algunos, que caigamos definitivamente. Para otros, que ocurra un milagro. Para muchos, que se entienda para qué y hacia quiénes se gobierna…….LA PRIMERA medida que debería tomarse, fuera de cambiar todo el gabinete económico, incluyendo las directivas del BCV y del INE, es emprender una política de total austeridad, el aumento de la gasolina, el aplazamiento de pagos de la deuda externa, el incentivo al aparato productivo y la persecución a quienes malversen el tesoro público. Así de sencillo……Y ESTO NO SE va a lograr borrando ceros a la moneda que en el corto plazo de poco o nada servirá y se volverá a hacer lo mismo en el corto plazo, convirtiéndolo en una perversa fórmula de efecto sicológico pero de nada práctico…..ACEPTAR QUE el sistema imperante no ha sido provechoso, que el gasto público exacerbado no ha servido para los propósitos buscados, que las estatizaciones más bien ha reducido nuestra otrora potencia industrial y agrícola, debería ser el primer paso, una especie de autocrítica o auto confesión que los sueños idealizados en un amanecer decimonónico se han convertido en una pesadilla en pleno siglo XXI en donde el monstruo de la miseria se agiganta cual Frankestein indetenible que está provocando el hambre, la enfermedad y la desesperanza que no se merece un pueblo que antes confiaba en su dirigencia y que ahora solo le queda fugarse de su propia tierra.
……
Y ESTO, es todo por hoy.
…….
MENTIRAS Universales:
“Pronto recibiremos un auxilio económico del exterior”.
……
DIOS, los bendiga, ¿Saben?
VICTOR MATOS