Noche de Ronda

138

EL SILENCIO NO PUEDE ser cómplice, pues el que calla otorga. Tratar de invisibilizar a la Feria de San Sebastián es ocultar, como el avestruz, la cabeza bajo la arena. Algo tenemos qué hacer para rescatar nuestro más importante festival, una ceremonia anual no solo religiosa sino deportiva, social y económica… HEMOS TRATADO de comunicarnos con el presidente de la Corporación Tachirense de Turismo para manifestarle esta inquietud y poder pedirle su intervención para que asuma, a nombre de la Gobernación, las riendas de este evento tan arraigado en el espíritu de nuestra ciudad, pero no ha sido posible…LA FERIA INTERNACIONAL de San Sebastián no puede estar condenada a su desaparición. Que se realice más austera, con otras miras y objetivos es una cosa, pero condenarla a su extinción es otra, pues sería dar la espalda a una tradición que viene desde la época de la Colonia, luego cumplida en la República, y perfeccionada hace más de medio siglo por un grupo de pioneros que pasarán a la historia por su esfuerzo creador… SE ARGUMENTA que el estado de pobreza y postración que sufrimos no permite este tipo de actividades, pero es que no solo de pan vive el hombre, que es a lo que nos quiere acostumbrar el actual sistema del socialismo del siglo XXI, sino del alimento espiritual, religioso, recreativo, como parte de nuestro desarrollo humano… RECHAZAMOS cualquier tipo de inhibición ante el anuncio de convertir la fiesta de enero en simples actos parroquiales, pues si bien es cierto que ameritan elevados costos para llevar adelante la programación ferial, el trabajo en común de la sociedad civil puede sacarla adelante… ESPERAMOS el pronunciamiento colectivo de los gremios de profesionales, de los sindicatos laborales, de las organizaciones de vecinos, es decir, del pueblo como tal, para conocer sus inquietudes y valores directrices, pues cualquier proyecto serio tiene que contar con un sólido liderazgo que no solo sirva para llenar el estómago, sino para pensar en nuestro alimento integral… ¿QUÉ SE DEBERÍA DE HACER? La respuesta está en el conglomerado que ojalá salga de su letargo y demuestre un poco de amor a su terruño que en cada mes de enero se sentía orgulloso de ofrecer a los ojos del mundo un festival digno como los ofrecidos desde su organización formal a mediados de la década de los 60… RECORDAR es vivir, y eso es lo que haremos de aquí en adelante a través de estas humildes líneas para que no se olvide nuestra querida Feria Internacional de San Sebastián, la Feria Gigante de América, la ventana turística del Táchira, que acuñó el conocimiento de su Táchira querida y de su capital como La Ciudad de la Cordialidad.

…….

Y ESTO, es todo por hoy.

…….

MENTIRAS  Universales:

“La reconquista de la Feria es un hecho”.

…….

DIOS, los bendiga, ¿Saben?

VÍCTOR MATOS