Noche de ronda

230

SI EL AÑO QUE NOS DEJA ha sido considerado como malo, muchos se preguntan cómo será el que viene, acentuando la incógnita de lo imprevisible en donde se acentuará, para muchos, la falta de comida, señalando que el hambre consiste en tener que comer y ¡no tener con qué comer! en franca incógnita a la que nos enfrenta la infernal hiperinflación que consiste para los entendidos en seguir embarazando un billete que cada día vale menos, multiplicando su circulación, sin que nada lo respalde….Y POR LO QUE  se ve, se oye y se comenta, no habrá propósito de enmienda en lo que nos falta profundizando aquel pensamiento que dice que las revoluciones fracasan cuando se confunde el socialismo con el ganado y cuando no se oyen consejos que se vienen diciendo de 20 años para acá…AQUEL REFRÁN que dice que no hay peor sordo que el que no quiere oír, se acentúa en esta tragedia económica que estamos padeciendo y que los sordos siempre ponen cara de estar oyendo, o que el sordo no tiene orejas sino simples signos de interrogación….COMO VAN LAS COSAS, las recomendaciones entrarán por una oreja, y con la velocidad de un misil, saldrán  por la otra, o igual que la acémila que cree en la noria que da vueltas y vueltas en círculo, y que ya le falta poco para llegar…..NOS NEGAMOS escuchar las recomendaciones. No nos mueve un solo músculo cuando nos advierten que estamos terminando con un millón cuatrocientos mil por ciento de inflación. Que el asunto no es repartir a diestra y siniestra el erario público, sino en provocar la productividad, tanto en el agro como en la industria…..PERO EL CLAMOR popular por el cambio de rumbo no se escucha o no se sabe si se oyen pero lo cierto es que las medidas tomadas en este infeliz año que se va, incluyendo los epilépticos aumentos salariales, solo han servido de tubos de ensayo fallidos en sus resultados, pues las cosas no siguen igual; las cosas siguen cada vez peor….Y A ESTE RITMO, el bolero amargo hacia la catástrofe se va a convertir en el rap de la estampida hacia otros mundos, desarraigando a millones de jóvenes y adultos que antes salían de excursión, de turismo o de paseo, y ahora lo hacen para sembrarse en otros lares y entregar los conocimientos que debieron fortalecer el desarrollo de su lar nativo…..NO ES JUSTO que mientras países pequeños como Uruguay pague como sueldo mínimo a su clase laboral con 400 dólares mensuales, Venezuela esté en el foso con menos de 10 dólares para el sostén de sus habitantes. Así, será imposible soñar contar con una casa, si es que no se la regalan, con un vehículo, con el poder adquisitivo para desayunar bien, almorzar mejor y cenar decorosamente, como era antes, y que tiene que ser recordado por las anteriores generaciones para quienes este Año Nuevo de 2019, los pone más pálidos que nunca.

…….

Y ESTO, es todo por hoy.

…….

MENTIRAS  Universales:
“Año Nuevo, Vida Nueva”.

……..

DIOS, los bendiga, ¿Saben?

VICTOR MATOS