Noche de ronda

153

LA SIGUIENTE FRASE, se le atribuye al ex presidente norteamericano Richard Nixon: “Dios mío, cómo hacer entender que solo yo tengo la razón y que el resto del mundo está equivocado” que es lo que parece acontece por estos días a muchos dirigentes políticos del país que se consideran dueños absolutos de la verdad, hasta que esa misma verdad les estalle en la cara…..LA INCERTIDUMBRE es lo que nos arropa actualmente. Los callejones sin salida nos han convertido en el laberinto sin encontrar el mágico hilo de salida. Hundidos en la verborrea de la trampa que como contravención disimulada, nos engaña para obtener algún beneficio….MEDIANTE el ardid o la estratagema, la fullería o la estafa de la forja de ilusiones, nos pasan las horas, los días, los meses, sacudiéndonos de tanto en tanto, hasta pellizcarnos para comprobar si seguimos vivos…..SE ESGRIMEN tantos argumentos que terminamos por no saber a quién creer en cada inicio de año, y de esto hace ya dos décadas, en donde la palabra “cambio” se esgrime cual espada luchadora para triunfar en pro del beneficio social de las grandes mayorías…..NO SOLO DEJAMOS de ver la luz al final del túnel, si no que deambulamos a ciegas sin tomar conciencia hacia dónde nos dirigen nuestros pasos, sembrados de incredulidad pues si no nos ponemos alertas, la melancolía, la resignación, la impotencia, nos anulará definitivamente, derrotándonos ante cualquier atisbo de creatividad para nuestro mejor futuro…..PERO ANTE TANTO desasosiego, a partir de hoy entramos en la onda ferial, en el inicio festivo de la convocatoria de enero, el mes que antes tirábamos la casa por la ventana, nos vestíamos de gala y recibíamos alborozados a los visitantes, familiares, amigos o extraños, que como están las cosas más bien los invitamos a no venir, pues aquí las calamidades se han multiplicado de tal manera, que si los queremos, no deseamos que vean los harapos con los que se viste nuestra sociedad…..EL QUE SE ATREVA a pisar estas tierras, verá desolado los montones de basura en sus calles, el abandono de sus vías de comunicación, las penosas colas para la gasolina, para la harina pan, el azúcar, el aceite, el colapso del alumbrado público, el desastre del transporte colectivo, la especulación desmesurada, en suma, todos los males habidos y por haber que los que llegaron de visita del exterior a sus hogares nativos por la Navidad, se fueron más temprano que tarde para no llorar al lado de sus seres queridos……A PESAR DE TODO, la Feria va contra viento y marea. Nos parece muy bien pues ya es tiempo de acabar con seguir mirándonos el ombligo, sacudirnos un poco, poner nuestras caras de alegría es la receta, pues de lo contrario la tristeza nos seguirá castigando hasta el día final de la existencia.

…….

Y ESTO, es todo por hoy.

…….

MENTIRAS  Universales:

“Hoy me levanté lleno de optimismo”.

…….

DIOS, los bendiga, ¿Saben?

VICTOR MATOS