Inicio Opinión Coronavirus como impacto global en materia económica

Coronavirus como impacto global en materia económica

   Moisés Orraiz Zambrano

 

En primer lugar, tenemos que distinguir entre un accidente y una crisis, un accidente es algo que ocurre de vez en cuando y de algún modo estamos preparados para ello, incluso aunque sea una tragedia como un accidente de avión.

Una crisis es diferente porque no sabemos en realidad que está sucediendo y no sabemos qué va a pasar, no estamos seguros de cómo actuar y apenas tenemos una hoja de ruta que nos guíe en esta situación. El reto es como mantener a nuestra gente a salvo con escasa información y cómo hacerlo sin parar el mundo.

Estamos muy claros, que la respuesta para mantener a las personas a salvo es enviar a todo el mundo a casa, pero si todos los empresarios lo hacen provocaremos una catástrofe económica que podría ser  mucho peor que el virus en sí.

Este es el problema como tal al que nos estamos enfrentando en el mundo.

Como se ha ido propagando el virus a nivel mundial, estamos a nada de enfrentar una recesión global. Se ha calculado que la  disminución del PIB mundial es del 2.5-2.6% para este año, lo cual es una reducción sustancial pero puede tener un impacto aún mayor en la economía mundial, se esperaba que china tuviese un crecimiento del 6% suponiendo que se implique una bajada del 2-3% en su PIB del primer trimestre, con un efecto en V que permita a China seguir creciendo después a un ritmo del 6% anual, eso implicaría una reducción de la previsión de crecimiento de un casi 4-5%.

En realidad si baja un 2% en el primer trimestre y crece a un ritmo del 6% anual en los próximos tres trimestres, el PIB de China crecerá este año solo 1%.

Dos cosas se desprenden después de esto, la primera es que debemos ser muy cuidadosos, con las políticas que se adoptan. Por ejemplo la Fed (Reserva Federal de los Estados Unidos), ha estado inyectando dinero al sistema. Si tengo un shock de aprovisionamiento, si tengo un problema con la cadena, puedes inyectar todo el dinero del mundo pero no tendrá ningún efecto, el verdadero problema no se solucionara.

Pasando al segundo lugar, sea cual sea el comportamiento del virus va a tener un impacto a largo plazo y este virus está dejando muy claro que depender de China es muy arriesgado.

Pase lo que pase en el futuro veremos la expansión de la cadena de valor, eso podría implicar una reducción de la tasa de crecimiento mundial porque obviamente se ha perdido eficiencia.

La guerra comercial y el coronavirus podrían desencadenar un proceso como tal de des globalización, esta no ha sido la tendencia desde los años setenta, prácticamente desde esa época hemos visto una tendencia hacia la globalización y un mejor uso de los recursos del mundo y si vamos a una des globalización, la tasa de crecimiento del mundo a largo plazo tendera a reducirse, y esto es algo que debemos tener en cuenta para el futuro.

En conclusión, en el futuro las organizaciones deben evaluar la posibilidad  de no tener una producción centralizada en china con respecto a la dependencia que se genera con dicho país, con la finalidad de no permitir que el mundo se paralice como está sucediendo actualmente, además, educarse a nivel empresarial en acatar las normas de prevención de las situaciones adversas, existen empresas que tuvieron la oportunidad de tener una visión sobre el tema operacional, no solo tenían sus fábricas de producción en china, si no también, cuentan con una sucursal en otro país, a raíz de este panorama continuaron trabajando y comercializando su producto sin desabastecer o romper su cadena de producción. Se podría decir que son un buen ejemplo a seguir en pro del éxito.

 

 

 

Salir de la versión móvil