Inicio Opinión Elecciones universitarias por ponderación, “uno a uno” o sectorial

Elecciones universitarias por ponderación, “uno a uno” o sectorial

Para mejor comprensión de este texto expositivo tomar en consideración el cuadro comparativo anexo: Elecciones universitarias para el cargo de Rector-Unet.

El  4 de julio y 7 de agosto del 2012 respectivamente, se celebraron los dos procesos electorales para  elegir las autoridades y decanos para la Universidad Nacional Experimental del Táchira (UNET). Proceso inédito en el país en el sentido que participaban en pleno todos los sectores de la comunidad universitaria, con el fin de escoger sus representantes en los diferentes ámbitos funcionales de la gestión institucional: por un periodo de cuatro años (autoridades) y dos años (decanos) respectivamente.  

De hecho, el universo electoral para ese momento histórico de elecciones, estuvo representado en su totalidad por 29.457 electores,  de los cuales se desagregaron en 12.819 estudiantes, 14.756 egresados, 843 empleados administrativos, 887 profesores y 152 obreros. Asimismo, la convocatoria tuvo una relevante y significativa participación: 73 % de los docentes, 74% de los administrativos, 73% de los obreros, 35 % de los estudiantes y 6% de los egresados;  quienes todos con su voto, demostraron genuina vocación democrática mediante un mensaje contundente para definir los destinos institucionales. 

Consiguientemente, en base al anterior contexto y considerando en particular el artículo 30 del reglamento electoral de la Unet (CU. 019/2012, y vigente desde el  13/03/2012), se procederá a realizar un breve análisis comparativo de tres criterios electorales empleados y por emplear en el ámbito universitario: a) El “uno a uno”: donde aquel sector con el mayor número absoluto de integrantes posee la potencial y real opción de imponerse; b) El ponderado: en este caso la opción de salir ganancioso en el proceso electoral, se inclina a favor de aquel grupo con superior peso relativo; c)  El “sectorial”: en cada sector pueden sufragar cualquier cantidad de electores, pero independientemente que estos sean de mayor o menor tamaño, lo que interesa es que el  resultado final equivale a un solo voto, el cual es asignado al candidato ganador de dicho sector. En esta situación todos los sectores tienen la misma ponderación y el criterio “uno a uno” opera solo para cada sector en específico. 

Seguidamente se  hace una ilustración de lo hasta aquí planteado. Para ello, literalmente se transcribe el artículo 30  del instrumento normativo antes citado, luego se realiza una ilustración que se deriva de estudiar el caso de dos docentes que compitieron por el cargo de rector, que a su vez fueron beneficiados por el apoyo mayoritario de los electores. Sus respectivas votaciones tuvieron los siguientes resultados para la primera parte o vuelta  de los comicios (04 de julio de 2012):

“La valoración del voto tendrá una ponderación según cada sector que conforma la Comunidad Universitaria, en los siguientes términos:

  1. Miembros del Personal Académico con una ponderación del cuarenta por ciento (40%) de los votos válidos de este sector, con igual valor nominal al momento del escrutinio, independientemente del número de sujetos que integran cada sector.”

Ilustración 1: Por un lado el candidato RC con 286 votos, lo que significa de acuerdo a la ponderación del 40%, un equivalente 114,4 votos válidos. Mientras que por otra parte el candidato CCH obtuvo 188 votos, lo que en la ponderación establecida del 40% es semejante a 75,2 votos válidos. 

“2. Miembros del Sector Estudiantil: con una ponderación del treinta por ciento (30%), establecida mediante la siguiente relación: Se obtiene el producto de cuatro tercios (4/3) por el número de electores de este sector; este producto se divide entre el número de electores del sector del personal académico según el registro electoral. La relación así obtenida  constituye el número de votos del sector estudiantes equivalentes a un voto del personal académico.”

Ilustración 2: Según esta formulación un voto del personal académico se equipara a 19,27 votos de estudiantes: [(4/3) x (12.819)] ÷ 887. De manera tal que si RC obtuvo 1.331 votos del sector estudiantil, según esta relación son 69,07 los votos que en total  alcanzó (1.331 ÷ 19,27); pero además considerando la ponderación del 30%, en definitiva son 20,7 los válidos  que les corresponde. En los mismos términos, CCH recibió el apoyo de 2.000 votos por parte de los estudiantes, representando conforme a la correspondencia establecida 103,8 votos recibidos (2.000 ÷ 19,27); y considerando la ponderación del 30%, la cantidad de votos que se le contabiliza finalmente alcanza los 31,1. 

“3. Miembros del Personal Administrativo y Obrero: con una ponderación del veinte por ciento (20%), establecida mediante la siguiente relación: Se obtiene la suma del número de electores del sector administrativo más el número de electores del sector obrero; esta suma se multiplica por dos (2) y se divide entre el número de electores del sector del personal académico según el registro electoral. La relación así obtenida constituye el número de votos del sector Administrativo y Obrero equivalente a un voto del personal académico.”

Ilustración 3: Aquí se asume que un voto del personal académico se identifica por igual con 2,24 votos del personal administrativo u obrero. Entonces si RC alcanzó 346 votos de parte de los administrativos (A) y 66 votos de los obreros (O), estos representan de acuerdo a la ponderación establecida, 15,5 votos válidos de A y  2,9 votos válidos de O. Mientras en lo que refiere a CCH este obtuvo 140 votos de los administrativos  y 18 votos de los obreros: lo que significa en definitiva (en función de la ponderación), 6,3 votos válidos de A y 0,8 votos válidos de O. 

“4. Egresados: con una ponderación del diez por ciento (10%), establecida mediante la siguiente relación: Se obtiene el producto de cuatro (4) por el número de electores de este sector; este producto se divide entre el número de electores entre el número de electores del sector del personal académico según el registro electoral. La relación así obtenida constituye el número de votos del sector egresados equivalentes a un voto del personal académico.”

Ilustración 4: Finalmente en este sector son  66,54 los votos de los egresados (EG) que equivalen al de un profesor: (4x 14.756) ÷ 887. La votación fue la siguiente: RC obtuvo 186 votos, o en términos de esta relación,  2,80 los votos recibidos;  y en términos de la ponderación del 10%, la cantidad definitiva de 0,30 votos válidos. En cambio para CCH la concurrencia alcanzó la cifra de 310 votos, o al hacer la conversión respecto al factor 66,54, la cantidad de 4,7 los votos que recibió; pero en términos de la ponderación un total de 0,5 votos los válidos. 

Luego de este proceder analítico,  descriptivo e interpretativo, es posible lograr variados hallazgos (algunos conocidos y otros por conocer). Se enuncian algunos de ellos:

  1. a) Son dos los ganadores en este proceso electoral: RC con 153, 8 votos válidos según la ponderación establecida,  frente a los 113,9 alcanzados por su rival. Pero también CCH es el ganador (de acuerdo al TSJ basado en el  criterio “uno a uno”) al lograr 2.656 votos válidos,  en contra de los 2.215 votos válidos de RC.
  2. b) Para el criterio de ponderación, RC logra el 57,5 %, y CCH  alcanza el 42,5 %. Mientras que según la postura del “uno a uno”, lo obtenido por CCH  equivale al 54,5 % y RC alcanza el 45,5 %. 
  3. c) El criterio basado en ponderaciones favorece a los sectores o grupos de electores que cuentan con mayor peso relativo. Se observa que el candidato RC triunfa  para el cargo de rector (apoyado por los docentes, administrativos y obreros que suman 60%), y alcanzando una votación total de 154 votos válidos. En contraste con los 113,9 votos válidos obtenidos por CCH (con un 40% de apoyo proveniente de los egresados y estudiantes).
  4. d) El sistema que se sustenta en el “uno a uno” aventaja a todo aquel sector electoral que se caracterice por estar conformado por un número mayoritario de integrantes: a mayor participación mucho mayor su peso en la contienda electoral. En la situación estudiada, CCH gana las elecciones para el cargo de rector (según decisión del TSJ), debido al apoyo que tuvo de los sectores mayoritarios, estudiantes (2000/ 31,1)  y egresados (310 / 0,5). 
  5. e) La propuesta “sectorial” como antes se expuso, mantiene la dualidad de la ponderación y el “uno a uno”, donde ninguno de los criterios se imponen o aventajan en el proceso electoral. Para tal condicionamiento, independientemente de la participación universal que se hubiera hecho presente por parte de estudiantes o egresados (que eran y siguen siendo el  mayoritario), solo iban alcanzar un voto cada uno de los cinco en contienda. Y en cuanto a la ponderación, absolutamente todos los sectores hubiesen tenido el  mismo peso relativo dentro del escenario electoral: por lo que obligaba a los diferentes candidatos a presentar propuestas realizables y a gobernar para el beneficio de la Universidad como un todo integrado. No obstante, al aplicar hipotéticamente este criterio, el resultado desembocaba en RC como rector, dado de haber alcanzado el número “mágico” tres (3): es decir ganar tres sectores (docentes, administrativos y obreros).

Atmósfera espiritual:

« Nunca hagas preguntar por quién doblan las campanas: doblan por ti» (John Donne,  1572-1631). Hay una escena de la película el “libro de Henry” (2017), donde un niño con alto coeficiente emocional e intelectual, acompañado por su señora madre, coinciden en un sitio  con un hombre que maltrata física y verbalmente a su esposa.  Este episodio impulsa al muchacho a involucrarse a intervenir en el asunto. No obstante su mamá le expresa: “alto, no es nuestro problema”, lo que con gran impotencia el niño responde: “si no es nuestro problema ¿cuándo lo será?”, por lo que progenitora expresa: “¿tú crees que el problema de este mundo es la violencia? Y el niño con una sabiduría infinita replica: “la violencia no es el inconveniente, el problema de este mundo es la apatía, la indolencia e inercia humana…” 

Fuente: “Perspectiva Económica y Académica Contemporánea”. UNET. Años: 2018 al 2022.      Pedro Morales. Postulante a Rector de la Universidad Nacional Experimental del Táchira (UNET)

pedromoralesrodriguez@gmail.com  @tipsaldia. WhatsApp: +584168735028

Salir de la versión móvil