Otra oportunidad pérdida

228

Escuche con atención las palabras pronunciadas por Luis Almagro, secretario general de la OEA, el jueves 10 de enero de 2019, con ocasión de la juramentación de Maduro.

 Y señalo con precisión lo siguiente “Siendo ahora la Asamblea Nacional el único poder del Estado, el único Poder legítimo electo por el voto popular; la representación del Estado recae sobre la misma, como se ha señalado en el marco de la Asamblea Nacional; ante el nuevo periodo presidencial que se inicia, no existe presidente electo que pueda asumir la presidencia mediante juramento ante la AN el 10 de enero del 2019, es importante en este caso ceñirse estrictamente a la Constitución y específicamente lo que señala el artículo 233, la Secretaria General apoyara solo lo que se apoye en la letra de la Constitución.”

¿Que reza el articulo 233?

“Cuando se produzca la falta absoluta del Presidente, antes de tomar posesión, se procede a una nueva elección, Mientras se elige el nuevo presidente, se encarga de la Presidencia de la República el Presidente de la Asamblea Nacional”

Quiero resaltar, una frase de Almagro; “la Secretaria  General apoyara solo lo que se apoye en la letra constitucional. Queda claro entonces, que si el Diputado Guaido, Presidente de la AN, se hubiera encargado de la Presidencia de Venezuela de conformidad al artículo 233, la comunidad internacional, lo hubiera reconocido como Presidente de Venezuela, en el mismo acto que no reconoce a Maduro como tal.

Hay quienes dicen, si lo hubiera hecho, lo tendrían preso; y eso es verdad, pero, tendrían preso al presidente de la república de Venezuela, reconocido por l comunidad internacional. Esa es la diferencia. Es parte del costo de asumir un cargo, que al asumirlo debe jugárselas con el destino de la patria si depende de él.

La oposición en la AN, han dicho, que existe una usurpación; qué sucede en consecuencia; que si la usurpación es con apoyo militar, es un golpe de Estado. Siendo esta concepción de usurpación la que manejan la AN; me pregunto, al escuchar al mismo Guaido, señalar que Maduro es dictador; ¿y son ustedes entonces los que en la AN, señalan que con una ley de transición sacaran la dictadura?

Existe la legitimidad de origen y ejercicio; el origen depende de la forma, y el ejercicio depende del reconocimiento que la sociedad haga en su aceptación de los resultados de la gestión.

Maduro por ejemplo, carece de las dos; y la AN tiene legitimidad de origen, pero puede perder la legitimidad de ejercicio, si la sociedad le retira el apoyo.

Ya venía la AN en una posición muy baja en la aceptación y el resultado de su actuación el 10 de enero fue decepcionante.

Debieron actuar en función a la legitimidad que les asiste frente a un poder ejecutivo sin legitimidad, al no hacerlo, debilitaron sensiblemente su posición, desmoralizaron y decepcionaron a los venezolanos. Ahora, el régimen al apreciar estos dos elementos, más determinar que no existe coraje, no vacilara en cerrarla y convocar nuevas elecciones parlamentarias.

Perdieron la iniciativa; siempre es la oposición cometiendo errores, claudicando y entregando sus espacios.

La sociedad tiene que exigir que los Diputados que están en la nómina de Gorrin salgan de las directivas de oposición, este es un tema de principios, no se puede aceptar ni permitir.

Mucho por escribir, pero dos cosas para terminar este artículo. El presidente de la sala electoral del TSJ, ahora en el exilio, señalo: 1.- Maduro tiene doble nacionalidad. 2- Chávez murió el 30 de diciembre y no el 5 de marzo. 3.- en la nómina de Gorrin hay diputados y políticos de oposición que gozan de sus favores y de sus empresas.4.- Los cubanos ejercen influencia directa en el gobierno. ¿Qué hará la oposición y la AN?

A pesar de todo esto; el régimen tampoco está sólido, se tambalea y coge un poquito de aire; tengan la seguridad que saldremos de este régimen; pero no podemos seguir apoyando a quienes siempre nos decepcionan. (Carlos Casanova Leal)