miércoles 30 noviembre, 2022
InicioOpiniónTalleres, catas y ofertas regionales

Talleres, catas y ofertas regionales

227 views

En la variada oferta de nuestra ciudad de San Cristobal nos encontramos con talleres y catas de panadería, dulcería, repostería, cerveza y sobremanera como institutos y escuelas, que dictan cursos de cocina nacional e internacional y en estos días los específicos cursos basados en el recetario tradicional de la Navidad.

Cátedras y degustaciones de Cocina de vanguardia, Cursos de Técnicas Culinarias, talleres y tutoriales para el mejoramiento de la oferta gastronómica.

Son muchas las actividades que se dan para mejorar esta oferta en materias de producción artesanal como la cerveza, el pan, géneros de comidas y cartas de otros países; y además se ve un creciente interés en conocer para apreciar y también incluir en los menús de restaurantes y eventos la dulcería criolla, la panadería patrimonial y la contemporánea, la repostería y pastelería local y los platos más significativos de la cocina regional que muchos llaman comida típica, que se considera así porque además de manejar menús de platos correspondientes a lo que nombrara Don Tulio Febres Cordero en su libro La cocina criolla, es la cocina típica que se afianza al ubicarse en sectores o ventas de carácter popular, con platos tradicionales que elaboran desde cocinas de mercados o pequeños restaurantes y ventas de comida o las llamadas “cocinas ocultas”. Esta cocina que persiste y que mejora gracias a los tantos eventos de pedagogía culinaria que apuestan a mejorar esa vitrina de la cocina tachirense a través de la permanente cátedra que es la red de escuelas, institutos y talleres.

Una ciudad gastronómica

Este auge de la oferta gastronómica se pone de manifiesto en eventos que ya son icónicos en la ciudad y que se registran a nivel publicitario en San Cristóbal a través de las redes sociales como una guía gastronómica, al anunciar el cronograma de actividades como reencuentros, cenas o almuerzos tanto familiares como institucionales y sobre todo en los eventos que apuestan a celebrar en restaurantes y sitios de actividad gastronómica.

La ciudad está demostrando que hay oferta y demanda, que es vitrina de ese registro del movimiento cultural gastronómico que nos llama la atención y que la muestran como exitosa vitrina que exhibe en cada edición de eventos ya consolidados o de una innovadora propuesta lo mejor de la producción artesanal, del diseño artístico, del innovar creativo como arte utilitario culinario o como arte y artesanía de perfil gastronómico. La ciudad está revalorizando la cultura gastronómica en todos los aspectos gracias a los empresarios, a los artesanos, a los emprendedores, a los creadores que llevan a locales y eventos su producto para mostrarlo como oferta regional hecha para ser lo mejor de San Cristóbal.

Representada está la cultura gastronómica contemporánea de carácter patrimonial por restaurantes y locaciones. Representada está la vanguardia en panadería, chocolatería, dulcerías, reposterías, pastelería, charcutería, cervezas artesanales y por supuesto la oferta se extiende a los platos que conforman el menú navideño tanto en productos como hayacas, panes de jamón, dulces y tortas, como en ingredientes para la elaboración del menú de las cenas de Navidad y Año Nuevo.

El anuncio de talleres, conversatorios, parlendas, degustaciones, catas y presentaciones para trabajar recetas o fórmulas, así como el entrenamiento para mejorar el concepto y diseño de lo ya establecido es una buena demostración del interés y compromiso para optimizar y abundar en la oferta del sector.

Trabajar en una guía gastronómica de San Cristóbal y en facilitar entrenamiento en cuanto a la carta regional tanto tradicional como de la vanguardia contemporánea debe ser ya el compromiso de todos los sectores, públicos o privados.

El mejoramiento de la oferta turística gastronómica como política cultural es una necesidad. Entrenar a los nuevos cocineros y emprendedores así como renovar para mejorar el emprendimiento gastronómico será, debe ser, el gran compromiso.
La mesa citadina va a estar, está, cada vez mejor servida.
¡SALUD, SAN CRISTÓBAL!

- Advertisment -
Encartado Publicitario