domingo 26 junio, 2022
InicioOpinión¿Y qué se le pide al Gobierno?

¿Y qué se le pide al Gobierno?

237 views

Carlos Casanova Leal


Llegamos a esta crisis orgánica de todo el sistema político y económico, en razón de que el nuevo Estado socialista requiere la liquidación del Estado democrático y su modelo económico fundado en la propiedad privada de los medios de producción, libre empresa, libre competencia y libertad económica (como el derecho de todo ciudadano a dedicarse con libertad a la actividad económica de su preferencia), y Estado de Derecho.

Por distintas vías, sectores sociales y políticos piden la flexibilización, unos y otros,  levantamiento de sanciones al gobierno de los EE.UU. y de la Unión Europea, el gobierno de Maduro pide y sectores de oposición también, pero bueno es preguntarse: ¿y nadie le pide al gobierno que cambie como una contraprestación real?

La flexibilización traerá consigo más recursos económicos para el gobierno, lo que no es lo mismo que le lleguen al ciudadano; si antes no se cambian las maneras y modos como se manejan las finanzas en el país, se requiere de un marco regulatorio que hoy no existe, ¿cómo se manejará el recurso? ¿A discreción del propio gobierno, que se salta los controles que implican la Ley de Presupuesto y el Situado Constitucional de estados y municipios? Si manejaran los recursos como se maneja el “Arco Minero”, dudo que exista beneficio para el ciudadano, ¿modificarán la Ley Antibloqueo?, que hace de la actividad económica un secreto de Estado, si la ley era para evadir el bloqueo, es el argumento oficialista, ahora quÉ harán, ¿la flexibilizarán?

¿Cómo quedan la corrupción, la inseguridad jurídica, y la violación de derechos ciudadanos?, si se mantiene la corrupción en los mismos niveles, pues no se hace nada, sino darles más dinero para lo mismo; si la inseguridad jurídica se mantiene vendrán solo inversionistas con otros propósitos, y los derechos ciudadanos a una mejor calidad de vida seguirán en espera.

Hay leyes interventoras de la economía, lo que facilitó el entramado del estatismo y la liquidación de las empresas e industrias en Venezuela, ¿se mantendrán vigentes?

De este acuerdo que permite la flexibilización quedan claras varias cosas, la primera es que las sanciones se levantarán progresivamente, la flexibilización es el inicio concurrente de la política de Biden, ya que con Cuba levantaron sanciones a cambio de nada, como en el caso de Venezuela. Por otro lado, el gobierno socialista venezolano logra una flexibilización y el hecho de que saquen al sobrino de la lista de sancionados, y ¿los que van al diálogo?, un diálogo futuro e incierto, ideal hubiese sido que como consecuencia de ese reparto de beneficios se firmara el compromiso de los que venezolanos en el exterior puedan votar en las elecciones presidenciales, y así las ganancias serían para todos.

Es un error de apreciación política creer que el hecho electoral define la democracia, en Cuba se vota pero no hay democracia, las bases del Estado comunal están en pleno vigor y en modo alguno se desmonta ese modelo en los diálogos.

Una condición exigida en la última conversación de México, por ejemplo, fue la imparcialidad del Poder Judicial, se renovó este poder, pero no se logró la independencia, como requisito al proceso de reinstitucionalización.

El gobierno regresa a sentarse sin el compromiso cumplido y los que se sientan siguen con otro tema, olvidando los compromisos no cumplidos.

El gobierno demócrata de Biden es de izquierda, su vicepresidenta representa el ala radical, utilizan la misma fórmula, la inflación más alta en la historia americana para empobrecer a sus ciudadanos, ya lo están advirtiendo precisamente los empresarios, que EE.UU. va rumbo al destino de Venezuela con la inflación.

Finalmente, todo indica que si se sigue en lo mismo, con lo mismo, llegaremos probablemente a un autoritarismo abierto.

Dios bendice a Venezuela.

Carlos Casanova Leal

- Advertisment -
Encartado Publicitario