Aumentos desmesurados del transporte denuncian usuarios de Rubio y la frontera

1584

“El pueblo de Rubio, municipio Junín, está muy preocupado por los inhumanos aumentos en las unidades de pasajeros del transporte público en el estado Táchira. Cito como ejemplo lo que está ocurriendo con las empresas de transporte Líneas Unidas y Flota Junín, que en 2017 hicieron cinco aumentos, se pagaban mil bolívares, luego subieron a mil 500, seguidamente a 3 mil bolívares, después a 4 mil y a 5 mil bolívares, para el 15 de diciembre a 7 mil bolívares, y lo más graves es que el catorce de enero lo aumentaron en 125 por ciento, a 15 mil bolívares, tan pronto el presidente ajustó el salario en 40 por ciento porque el ingreso no se equilibra con los gastos”.

Así lo manifestó Clodomiro Duarte, habitante de esa población tachirense, quien señaló: “Parece que los transportistas solo piensan que lo de ellos es el mercantilismo, sin importarles el bien común y la corresponsabilidad, hay casos en los que hasta gritan y humillan verbalmente a las personas de la tercera edad, diciéndoles que no sean usureros, que paguen el pasaje completo porque qué ganga que cobran pensión de vejez y chillan”.

“En ocasiones no los dejan subir a las busetas porque solo llevan dos personas de la edad adulta. Es increíble que en pleno siglo 21 no haya quien defienda a las personas que andamos a pie, pues nadie analiza la problemática del transporte de pasajeros”, agregó, haciendo un llamado a los organismos competentes “a que le pongan un freno a estos criminales aumentos, ya que están arruinando a nuestros pobres trabajadores”.

Afirmó que en esas mismas condiciones de aumentos están en expresos La Moderna, que recorre desde Rubio, Las Dantas y San Antonio: “Cobraban también mil 500 bolívares, luego 2 mil, 3 mil, 4 mil seguidos, 5 mil y 7 mil, en diciembre aumentaron a 10 mil y en enero a 15 mil, y actualmente cobran de Rubio a San Antonio 20 mil bolívares”.

–Igual pasa con la Línea de Conductores de San Antonio, que cobraban 3 mil bolívares el pasado año y ahora están cobrando 30 mil y ningún aumento ha sido autorizado por los organismos del Estado ¿Qué está pasando, Dios mío, acaso se les metió el demonio, será que se les murió la conciencia? Las autoridades deberían defender al pueblo y aplicar la esencia de la justicia en favor de la población de a pie, porque las leyes están escritas y vigentes y deben aplicarlas y hacerles respetar.

Duarte pidió a los usuarios del transporte que “reclamen sus derechos, porque no todo es dinero pero hay que cuidarlo, tomen en cuenta que una unidad que viaja desde Rubio, como Líneas Unidas y Flota Junín, con 32 pasajeros sentados, a 15 mil bolívares el pasaje el recorrido que dura 45 minutos, perciben por ese viaje 480 mil bolívares. El carro de Expresos La Moderna recorre 48 kilómetros en una hora y cinco minutos, y transporta a 20 mil bolívares, entre 48 y 60 pasajeros sentados y veinticinco de pie, es decir, 85 pasajeros, y recolecta en el viaje un millón 700 mil bolívares”.

—Igual que las líneas San Antonio y Unión de Conductores, transporte de San Cristóbal a San Antonio, llevan 30 mil bolívares, a 32 pasajeros sentados y 15 de pie, son 47 pasajeros y reúnen en cada viaje un millón 410 mil bolívares, que si hacen cuatro viajes al día, reciben 5 millones 640 mil bolívares, lo que multiplicados por 30, nos dice que recolectan en el mes 169 millones 200 mil bolívares.

Así que llamó a la población a que reclamen sus derechos y al Ministerio de Transporte y el Instituto Nacional de Tránsito a que “tomen cartas en el asunto, porque no puede ser que además que aumentan el pasaje, no cumplan el horario en la noche, cuando los pasajeros esperan y esperan y el regreso a casa se convierte en tortura, el Gobierno debe llamar a los transportistas a respetar las leyes”.
(Marina Sandoval Villamizar)