Inicio Política  “Ayudar a la sociedad lo tomé como un reto personal”

 “Ayudar a la sociedad lo tomé como un reto personal”

Karem Duran de Bernal, en entrevista para Diario La Nación. (Fotos: Johnny Parra)

La esposa del gobernador del Táchira invitó a todas las mujeres a trabajar en lo que las apasiona, a desempeñar el rol que quieran dentro de la sociedad, sin ponerse trabas por causas de género. “Somos luchadoras y emprendedoras, las mujeres tenemos mucho que aportar a este mundo, más allá de ser madre o esposa”

Maryory Bustamante

“Mi vocación social no tiene nada que ver con ocupar un cargo”, expresó Karem Duran de Bernal, la primera dama del estado Táchira, durante entrevista concedida para Diario La Nación.

Detrás de su mirada imponente, Durán es una mujer amigable y empática, a sus 42 años la presidenta de la Fundación Familia Tachirense mantiene una apariencia jovial. Su personalidad logra atrapar la atención, sobre todo al escucharla hablar sobre la pasión con la que desarrolla el trabajo social en la región andina.

“No nací en Táchira, pero mis raíces son de acá, mi papá es de Rubio, además hace poco me nombraron hija adoptiva de San Cristóbal”, aclaró la esposa del gobernador Freddy Bernal, quien fue electo para este cargo desde el 2021 y desde entonces Durán lo ha acompañado en las actividades políticas y sociales.

—¿Cómo llega Karem Durán al mundo de la política, fue al convertirse en Primera Dama o ya había un interés previo?

—En realidad, no existía interés de mi parte, en la política solo tengo año y medio aproximadamente, porque de muy joven yo trabajé en una revista de política, economía y petróleo, luego fui parte del frente Francisco de Miranda, pero no fue algo relevante, porque no eran mis escenarios —responde pausadamente—. Ahora como Primera Dama, donde tengo que hablar con masas, donde tengo que crear esa conexión y acercarme de alguna manera al pueblo, ofrecer entrevistas, entre otras actividades, crece un interés, pero no solamente en lo político sino en la parte social.

—Entrar a la política fue algo consensuado con mi esposo, quizás en el momento no pensé en todo el compromiso que iba a adquirir, pero lo que sí te puedo decir es que lo he hecho con mucho amor, con muchas ganas, con mucho ímpetu. Además, esto lo asumí como un reto también personal, por la oportunidad de ayudar a muchas personas, de poder de alguna manera sumar un granito de arena y eso es lo que hemos venido haciendo todo este tiempo, ir comunidad adentro— dice sobre la labor que viene desarrollando en el Táchira.

“Nunca he ejercido mi profesión”

Durán es licenciada en Educación mención Recursos Humanos de la Universidad Central de Venezuela, donde también estudia una maestría que está por culminar, con una tesis en Gerencia general relacionada con el marketing y la comunicación política.

“Es complicado por el tiempo que demandan mis labores, pero allí vamos preparándonos un poco para todo este camino tan fructífero, tan maravilloso de compromiso y de amor. Nunca he ejercido, siempre he trabajado más a nivel de organización, de gerencia y en otros ámbitos”, detalló.

—¿Ha cambiado algo en Karem Durán desde que entró en la política?

—No, yo siempre he sido igual, esta es la Karen de antes y la de ahora, no ha habido ninguna distinción, me lo disfruto, lo vivo, lo siento y me conecto que es lo más importante.  No me canso de mi trabajo, me encanta cada recorrido que hago semana tras semana, ya conozco los 29 municipios, te puedo decir que he ido a cada rinconcito, conectándome quizás con una aldea, con una comunidad, con un sector, con una institución educativa, conectándome con toda la gente, ha sido muy bonito para mí este proceso y me ha nutrido, he descubierto mi potencial que quizás no lo sabía.

—¿Cómo divide su tiempo entre la familia y labores como Primera Dama?

—Soy de la que considero que hay tiempo para todo; se puede distribuir equitativamente en la casa, hay tiempo para dar amor a mis 3 hijos, hay tiempo para compartir con mi esposo, hay tiempo para hacer recorrido social, yo pienso que todo lo que se hace con amor fluye.

—¿Cómo es ese trabajo social que emprende desde su cargo?

—Es una tarea muy sensible, muy humana, es un trabajo donde nos conectamos con las abuelas y con los abuelitos, donde le llevamos amor, les damos cariño. También hay atención a nuestros funcionarios, que además también lo necesitan, eso se había dejado a un lado y ahora es parte del encuentro con nuestro pueblo, los que están trabajando allí en diferentes instituciones. Vamos a las comunidades, por supuesto ahí nos encontramos a la familia en conjunto. Todas las visitas han sido muy positivas porque de alguna manera me ha permitido visibilizar y caracterizar lo que podemos abordar en algunos lugares.

Al preguntarle a Karem de Bernal por alguna anécdota que quiera mencionar dentro de su rol en la política tachirense, la Primera Dama con gesto de emoción dijo disfrutar mucho del trabajo con los niños en condición especial y detalló una situación particular con un pequeñito:

—Una vez que fui a El Cobre (municipio José María Vargas) me conseguí un enamorado, y ese enamorado mío me quería dar un beso en la boca, fue una situación muy tierna de parte del niño y eso para mí fue muy bello, porque es el amor que de repente sienten, es la alegría, no por el beso en la boca, sino por ese gesto bonito sin mal intención porque era un niño —con la anécdota hay risas—. Cuando llegas a una institución recibes alegría y agradecimiento de esos niños que además lo transmiten con su sonrisa, con sus aplausos, con los más mínimos gestos, entonces eso es un trabajo bonito con los niños especiales.

—¿En caso de retroceder el tiempo, volvería Karem Durán a asumir todas las responsabilidades como Primera Dama?

—¡Claro que sí, inclusive me incorporaría un poco más! —exclamó

Y ante la inquietud sobre si seguiría realizando trabajo social en cuanto deje de ser Primera Dama, con mucha seguridad respondió:

—Siempre he tenido ese sentido social, no necesito tener un cargo para desarrollar lo que me gusta, para tener de repente un acompañamiento con alguien que lo necesita, yo siento que eso es algo natural algo, que te nace y que yo como mujer lo vivo y lo disfruto.

—¿Qué le llama la atención del estado Táchira?

—Me gusta todo, me gusta su gentilicio, sus montañas, la naturaleza, la idiosincrasia de cada comunidad, me gusta el compartir cuando voy para el llano, para la montaña o cuando comparto inclusive con diferentes sectores como el religioso, el conectarme a esos encuentros que además son positivos y que nos nutren como persona.

La mujer en la política

Con motivo de celebrase este 8 de marzo el Día Internacional de la Mujer, quisimos saber un poco sobre la opinión de la Primera Dama del estado Táchira sobre el rol de la mujer dentro de un ámbito que mayormente es ejercido por hombres.

—¿Cómo considera es el trato a la mujer dentro del marco político?

—Eso es relativo, aquí en el estado Táchira tenemos muchas mujeres que liderizan muchos ámbitos en la parte política, en la parte social, te puedo decir que hemos mejorado en el tiempo, la igualdad, la equidad se ha hecho sentir, ha habido un trabajo en conjunto y se ha obtenido reconocimiento y respeto hacia la mujer. Pero ha sido un trabajo desde hace mucho, una lucha que hemos emprendido no solo desde lo político sino en el entorno social.

—¿Cree que hay alguna desventaja para el género femenino dentro del trabajo político o social?

—No las hay en lo político o cuando le toca desarrollar algún trabajo social, siento que más bien la mujer ha demostrado que a través del tiempo este trabajo de conciencias es algo de la igualdad en todos los ámbitos.

—¿Cómo influenciaría a más mujeres a ejercer rol de líderes sociales?

—A través del empoderamiento, de ofrecerles herramientas para creer en ellas, del reconocimiento, darles a entender que es necesario para todos lo que hacen y de que se crean lo que estás haciendo, de vivirlo, de disfrutarlo y de amarlo.

De comprometernos no solamente en la política, yo creo que una mujer debe empoderarse de lo que sienta que para ella le haga feliz, lo que yo hago me satisface, pienso que todas deberíamos actuar de la misma manera porque es parte de ese de ese amor propio.