“El centralismo del poder es causante del desastre nacional”

866
El médico veterinario, Luis Farías, encabeza la “rebelión constitucional” de los “gochos”. (Foto Tulia Buriticá)

“Venezuela debe reinventarse. Hace falta una visión futurista para la reconstrucción del país, porque: nadie quiere regresar a la IV República y todos quieren salir de la V República”.

“El país agoniza ante la mirada asombrada del mundo, que no terminan de entender como una nación de las más ricas del planeta, con materias primas que son envidiadas por potencias mundiales como Japón y EEUU, sus conciudadanos huyen despavoridos a otras latitudes,  en busca de oportunidades y los que se quedan viven con condiciones de calidad de vida deplorables”, afirma el médico veterinario Luis Farías, quien recorre Venezuela, esperando que alguien escuche su propuesta sobre cuál es la verdadera “tabla” de salvación de nuestra  patria.

Sostiene que: “los venezolanos, también recuerdan y comparan los casos emblemáticos de corrupción que dieron al traste con una de las mejores democracias de América y no consiguen diferencias significativas entre Recadi y Cadivi o Corpomercadeo y Mercal, o el banco de los trabajadores y el Banco Central de Venezuela o la tribu de David Morales Bello y el actual TSJ y pare de contar”.

— Entienden perfectamente que del inmenso poder imperial del centralismo, devino en corruptelas y aquellos barros trajeron estos lodos y quieren en consecuencia un gran cambio en Venezuela-, destaca Farías.

26 presidentes militares en el país

En su recuento, destaca que  217 años de vida republicana entre 1811 y 2018, bajo un Modelo Federal de Poder Centralizado, “el país ha sido gerenciado por 50 presidentes de los cuales 26 han sido militares y han gobernado durante 137 años y 24 civiles gobernaron durante 70 años, y durante este largo periodo de dos siglos, solo hemos disfrutado de 20 años de paz y bienestar, ubicados a raíz del pacto de punto fijo, entre los años 1958 a 1978, luego 5 años después, a partir del ´Viernes Negro´ en 1983, se hizo visible una etapa de decadencia que se agrava día a día”.

Luis “Balo” Farías es coautor de los libros: la “Rebelión de las regiones” y el  “Proyecto País Venezuela Reconciliada”, asegura que: “debemos admitir ante estas evidencias históricas, el colapso y fracaso del modelo centralista-militarista que nos ha regido durante nuestra vida republicana, incluyendo la IV República, a la cual nadie quiere regresar y lo que estamos viviendo en la V República, de la cual todos quieren salir”.

Causas de la crisis

Farías, sostiene que la causa de la crisis, estructural y procedimental es la obsolescencia del modelo del centralismo-militarismo, “oportuno en su momento para establecer orden en el naciente país, pero que, no fue sustituido cuando cumplió su ciclo de vida, como lo propuso la comisión presidencial para la reforma del Estado (COPRE) que presidio el paisano Doctor Ramón J Velázquez quien ya aseguraba para aquel momento: ´… El Centralismo del Poder es causante del desastre en que nos encontramos´; esa gangrena estructural debemos extirparla so pena de terminar de destruir lo que queda de República”.

—La propuesta que asomamos los tachirenses es una solución estructural definitiva a la crisis, producida por la perpetuación de este modelo de Estado como lo conocemos, heredado desde la época colonial y si los venezolanos nos ponemos de acuerdo en este punto, debemos buscar a través del consenso un “Proyecto País”, para la transformación del modelo centralista ya agotado-, acotó.

Dijo que como las instituciones, no están cumpliendo su rol adecuadamente y agotadas las vías hasta ahora usadas para la recuperación de la institucionalidad, “Venezuela debe convocar a la fuente de las leyes que son sus ciudadanos, para reinventarse y debatir el país, a través de este nuevo Proyecto, cuya piedra angular se base en la descentralización del poder político con todo lo que ello implica”.

Ordenada, Constitucional y controlada

“Con esta consulta a la fuente de las leyes, la solución que de allí emane, sería constitucional, dirigida, ordenada, controlada y con hoja de ruta definida para lograr al final del camino, una Venezuela reencontrada y reconciliada pero también moderna y descentralizada, para avanzar del centralismo-militarismo al Modelo Federal de Poder Descentralizado, qué es el utilizado por los países que han logrado más desarrollo en el mundo, con las calidades de vida más altas del planeta, modelo este contrario al nefasto centralismo-militarismo, usado hasta ahora en el país y verdadero causante de la crisis venezolana”, aseveró.

Repone Farías, que: “Quedaría en manos de los ciudadanos, instrumentar esa solución, asumiendo responsabilidad como sociedad para organizar y llevar a cabo esa iniciativa, estableciendo las preguntas que serán consultadas al soberano”.

Visión futurista para la reconstrucción

Establece para conseguir una visión futurista que: “para eso se requiere un gran acuerdo nacional que ponga en la mesa con meridiana claridad la causa estructural y dado el nivel que ha alcanzado la crisis, evaluar la conveniencia de un pacto similar al de punto fijo o el realizado cuando la presidencia interina de Ramón J. Velázquez, que asuma bajo la figura de un Gobierno de Emergencia, dos mandatos específicos”. 1) Un Programa de Emergencia Nacional: destinado a satisfacer el conjunto de exigencias y necesidades que la mayoría de los ciudadanos, organizaciones e Instituciones, nacionales e internacionales, demandan de un Gobierno transitorio para superar la desastrosa y amarga realidad actual. 2) La solución integral, que va más allá del simple cambio de gobierno actual. Ya que el problema venezolano es más profundo que eso, debemos cambiar aquello que originó la crisis, sentando las bases para una nueva Venezuela”.

– ¿Y cuál es esa Venezuela?

—Pues, ¡La que definamos juntos!-, respondió.

—Por eso recorro el país en compañía del Ingeniero Freddy Sandoval llevando la propuesta, la estrategia y la acción, nacida del Táchira, del Proyecto País, Venezuela Reconciliada a través del Foro: Conciencia Ciudadana, Una visión para la reconstrucción de Venezuela-, repuso el médico veterinario., como impulsor de la llamada “rebelión de los gochos”.(am)

Augusto Medina