jueves 11 agosto, 2022
InicioPolíticaFuerza Vecinal se quedó a medio camino

Fuerza Vecinal se quedó a medio camino

985 views

Por Favio Hernández


La naciente organización denominada Fuerza Vecinal (FV) apenas está dando sus primeros pasos y ya refleja decepciones entre su militancia, pues alegan que se les prometió un “castillo de naipes” y ahora no es lo que en un inicio se trataba.

Sin duda alguna la manzana de la discordia han sido las nuevas incorporaciones, las cuales llegaron a ser caciques y a pasar por encima de dirigentes que estuvieron con el movimiento desde su nacimiento.

De esta querella responsabilizan directamente a la dirección nacional vecinal, rumorando que ofreció poder regional a cambio de apoyo y reconocimiento político.

Específicamente se quejan del caso del alcalde del municipio Panamericano, Jonathan Rangel, quien cambió el estandarte de Acción Democrática (AD) por el de Fuerza Vecinal y a quien la dirección nacional del movimiento vecinal le dio el timón de la organización en el Táchira.

Esta acción dejó como “pajarito en grama” a más de un dirigente regional que confió en lo dictaminado por el reglamento interno del partido, el cual estableció cinco vocerías oficiales, reconocidas y legítimas (los hermanos Gustavo y Johnson Delgado, Lelis Bautista, Favio Ramírez, y otro dirigente más).

Ahora, se habla de que con la llegada de Rangel a Fuerza Vecinal, una de las condiciones fue darle vocería y dirección del partido en el Táchira, la cual fue acordada, evento que sentó feo en las bases vecinales.

Siguen las imposiciones… como en todas partes

Lo que llenó de desesperanza a la dirigencia regional de FV es el asunto en que desde las cúpulas partidistas se continúa legislando para las provincias; ordenando y tomando decisiones sobre y para ellas, sin consultarle a las regiones, en total desconocimiento de las realidades que en dichas direcciones se presentan.

Paradójicamente, este fue el principal motivo que llevó a la mayoría de la dirigencia regional a adherirse a FV y dejar a un lado los partidos a los que pertenecían; las imposiciones.

Decepcionados ven ahora como en Fuerza Vecinal se repite el mismo patrón denunciado y que en las organizaciones políticas tradicionales, como AD y Copei, predomina, según dicen.

Hay guabineo

Otro de los motivos causantes de que el partido no haya terminado de cuajar en la estabilidad política venezolana y regional, es la falta de coherencia y seguridad que algunos dirigentes tuvieron al momento de sumarse a este proyecto.

Para esto hay que recordar que hace algunos meses se corrió la bola de que muchos dirigentes de AD y Copei, entre otras organizaciones, iban a ser parte de FV, debido a que, aparentemente, se mostraban seducidos por este nuevo proyecto político.

Se hablaba de inclusiones estrellas, justamente en el momento en que Rangel se unió a la organización. Se llegaron a involucrar nombres de otros alcaldes, diputados del Consejo Legislativo y concejales; en fin, autoridades políticas que no se sabe qué pasó a la hora de dar el salto de tolda.

Esto también fue mal visto por la militancia vecinal que espera el respaldo de dirigentes de renombre en la región.

Incluso, ya se han dado las primeras fugas del partido, como es el caso de Patricia Chacón; “leal ficha” del ex-alcade de San Cristóbal, Gustavo Delgado, quien le acompañó en FV y en su equipo de campaña durante las últimas elecciones, las del 21 de noviembre de 2021, y ahora ostenta el cargo de presidente de la dirección municipal capitalina socialcristiana, militancia que comparte con otros dirigentes cuya experiencia fue similar a la de ella en FV.

Sin embargo, todos estos fichajes se quedaron en “stand by” (que en español se refiere a -en abstención-), lo que significa que hay algo que no les termina de convencer para dejar atrás sus respectivas zonas de confort, en sus diferentes organizaciones, y añadirse a las filas vecinales.

Viene Duque

Lo que preocupa a la dirigencia vecinal tachirense es que a finales de agosto se espera la visita del presidente del partido, Gustavo Duque, y sin duda alguna el ambiente interno se encuentra caldeado.

Duque viene a juramentar a la dirección regional, la cual, por lo visto, podría variar de aquí a allá, y a revisar la organización del movimiento en la entidad.

Hace unos meses todo era color de rosa en Fuerza Vecinal, hoy día, atraviesa por sus primeras tormentas internas.

- Advertisment -
Encartado Publicitario