Abundan los zamuros y las moscas en montones de basura en San Cristóbal

330
San Cristóbal es ahora la “casa de los zamuros”. Se les ve entre los montones de basura. (Foto/Gustavo Delgado)
San Cristóbal es ahora la “casa de los zamuros”. Se les ve entre los montones de basura. (Foto/Gustavo Delgado)

San Cristóbal fue y “será” siempre la “Ciudad de la cordialidad”. Es cotidiano escuchar a un caraqueño o maracucho decir que se enamoró  de esta tierra, de una gocha(o), del clima y de las calles, pero hoy, en San Cristóbal la  lideran los zamuros por la cantidad de basura amontonada y en muchos casos regada por todos lados.

A diario se puede observar en San Cristóbal una larga filas de personas esperando unidad de transporte o un vehículo para poder movilizarse junto a una torre de desechos, donde los más afectados son los vecinos del sector.

No se sabe si los sancristobalense se están acostumbrando a vivir con los desperdicios  o si ya lo ven normal  frente a las crisis que vive el país.

Es desagradable ver el aspecto de las vías y de las islas llenas de basuras. En la calle 14 del centro, justo detrás de la Corporación de Salud, los desechos  ya están   acumulados  por más de 15 días. Los olores, las moscas, los gusanos aumentan el temor de una epidemia sanitaria, en cambio por las avenidas Isaías Medina Angarita – Séptima avenida-  y  Francisco García de Hevia –Quinta avenida-  hay una cuadrilla encargada de la limpieza  todas las noches, pero la inconsciencia de los vendedores del sector y de muchos residentes  se encarga de volver a llenar muchas esquinas de desechos.

Muchos vecinos del centro, Barrio Obrero, Las Acacias, Barrio Sucre, Pirineos,  23  de Enero y Madre Juana  denuncian que el camión recolector no pasa con regularidad. Unos afirman que hace 15 días otros que hasta dos meses.

Comerciantes de Residencias El Parque afirman que han visto ratas de todos los tamaños,  perros y mendigos buscando en los  desechos, así como los zamuros.

Los dueños de los negocios  dicen que hoy día se gasta más en una fumigación que en lo que entra a diario de ingresos.

Muchos reiteran que San Cristóbal se está quedando sin doliente  y lo que alguna vez se llamaron la “Ciudad de la cordialidad”, por la educación y los buenos modales que caracterizan a sus habitantes se está llenando de basura, mientras tanto las autoridades municipales no dan una respuesta.

(Freddy Delgado/Pasante ULA)