Inicio Regional Atrapadas y sin escape

Atrapadas y sin escape

Según datos de Intamujer, la violencia doméstica en Táchira ha incrementado durante la cuarentena social obligatoria. Mujeres, niños y ancianos son los más vulnerables


Por Bleima Márquez

Estar en casa, en confinamiento desde hace cuatro meses, como medida para evitar la propagación de la pandemia, ha generado una serie de situaciones incómodas y hasta riesgosas en muchos hogares de Venezuela. Táchira no escapa de ello. Los casos de violencia doméstica parecen ser más comunes.

Intamujer brinda atención legal, psicológica y de orientación familiar a las víctimas de violencia.

Beatriz Mora, presidenta del Instituto Tachirense de la Mujer (Intamujer), reveló que la violencia doméstica se ha incrementado en más de 60 por ciento, con respecto al inicio de la cuarentena social y obligatoria, cifra que se traduce en más llamados de auxilio, consultas y denuncias por maltrato.

¿Qué es violencia doméstica o intrafamiliar?

Mora explicó que la violencia doméstica o intrafamiliar son todas aquellas situaciones que ocurren dentro del hogar e incluye violencia psicológica, física y verbal, no solo hacia la mujer sino también a los niños, niñas y adolescentes del entorno familiar, y muchas veces a los abuelos.

La funcionaria recordó que en estos momentos el agresor está en casa y al estar en el hogar, la situación es más vulnerable. A esa situación se suma la crisis económica, la imposibilidad de un ingreso para mantener la cesta básica en su hogar, contextos que desembocan en detonaciones fuertes, y con más intensidad si se trata de un agresor constante.

Según explicó Mora, otro factor que ha activado los niveles de violencia en la familia durante el confinamiento, es el estrés generado por la cuarentena en los niños.

“Si los adultos no entendemos por qué debemos utilizar tapaboca y estar en cuarentena, cómo pretendemos que nuestros hijos comprendan que no pueden ir al parque, ni al colegio, ni visitar al vecino. Entonces, el niño se cansa de estar encerrado y de no poder hacer su vida social. Esto provoca explosiones y si los padres no saben canalizar las emociones de sus hijos, puede conllevar la violencia doméstica”, resaltó la presidenta de Intamujer, advirtiendo que esos son algunos de los escenarios presentes actualmente.

De acuerdo con lo expuesto por Beatriz Mora, el aspecto económico, que se traduce en la devaluación de la moneda, la falta de trabajo, el encierro, la dificultad para manejar el área emocional de los niños, la ausencia de tolerancia y otros valores que llevan a tener un equilibrio y paz en el hogar, son los principales factores que inciden en el incremento de la violencia durante la cuarentena.

Violencia psicológica

La violencia psicológica ha tomado mayor fuerza durante los días de confinamiento, aunque –expresó Mora- siempre ha estado en los primeros lugares. Este tipo de agresión da pie a la amenaza, el acoso y hasta la violencia patrimonial e incluso a la violencia física.

La presidenta de Intamujer recalcó que los más afectados en este tipo de situaciones son las mujeres, los niños, adolescentes y los ancianos.

“Cuando el hombre le dice a la mujer que no cocina bien, que no la quiere ver peinada de tal manera, que está gorda y fea; también cuando el factor económico entra en juego y ataca al hogar en pleno y les dicen a los niños que no abran la nevera, que no coman mucho, o los maltratan por pedir alimentos; cuando el hombre, para amenazar, le quita el mercado, no solo a la mujer y a los hijos, sino también a los papás o a los abuelos que viven allí”, son algunos de los ejemplos de violencia expuestos por la titular de Intamujer en el Táchira.

¿Por qué callan las mujeres?

La dependencia económica, el daño emocional, la autoestima baja, y el aspecto cultural, son factores que, según Mora, hacen callar a las mujeres víctimas de violencia.

“Querer mantener un hogar a pesar de las circunstancias, forma parte del aspecto cultural, pero constituye un gran error”, opinó la funcionaria.

Los ancianos también sufren

La presidenta de Intamujer indicó que otro de los casos que han aumentado con la permanencia en casa, es el maltrato a los ancianos.

 Al respecto, precisó que han visto abuelos vulnerados en diferentes municipios del Táchira, sobre todo en San Cristóbal, donde hasta los vecinos ponen las denuncias de las agresiones que los hijos les hacen a los abuelos.

Mora Insistió en que se están presentando situaciones de hijos contra padres, sobre todo cuando los padres y las madres ya no son productivos y necesitan apoyo moral, psicológico y económico de sus hijos. “No les llevan el alimento a tiempo, no son atendidos cuando lo requieren, inclusive los golpean y han extraído bombonas y algunos objetos importantes de las viviendas de estos abuelos, quedando vulnerados y solos, e incluso algunos en estado de desnutrición”.

¿Qué hace Intamujer?

Intamujer brinda atención legal, psicológica y de orientación familiar a mujeres, familias, niños, niñas y adolescentes víctimas de violencia, en casa o fuera del hogar.

Al activarse el confinamiento, el pasado 16 de marzo, la mayoría de las instituciones públicas cerraron sus puertas, pero Intamujer, Fiscalía y organismos de seguridad ciudadana, como el Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), Policía Nacional Bolivariana (PNB), Policía del estado Táchira (Politáchira), Policía Municipal y las entidades militares, quedaron activos y trabajan de la mano para enfrentar este problema.

Salir de la versión móvil