Bajan las ventas de pescado

1615

“Debido a los altos precios y a los problemas de electricidad, la venta de pescado para este período de Semana Santa, está muy baja, comparados con otros años. Quienes siempre han trabajo con este producto están preocupados”,  expresó  Richard Avellaneda quien  vende  pescado en  el mercado de Madre Juana, y ante las pocas ventas decidió abrir un espacio en Barrio Obrero y ofrecerlo durante este tiempo.

Insistió en que las ventas están muy malas, tanto por los precios como por la calidad del pescado.

“Yo soy mayorista en Madre Juana, y realmente allá el 70-80% de este alimento tiene problemas, debido a las fallas de la luz el mantenimiento del producto es precario”, dijo.

Los precios de este alimento son muy altos:  hay pescado desde 20  mil hasta 30 mil bolívares, dependiendo del tamaño. “Lo más caro es el Bagre, y los precios de la marisquería están por el cielo, un kilo de camarón vale 40 mil bolívares y el camarón que viene con concha es un poco más barato, pero igual a la gente se le hace difícil un kilo de pescado”, expresó.

“Las ventas están demasiadas malas. No hay dinero en  efectivo, falla la luz. En Barrio Obrero se sufre mucho, cuando  hay luz, entonces  no hay punto  y cuando hay punto no hay luz”, manifestó.

“No es fácil vender estas condiciones. En estos momentos vendo pescado fresco salado. Lo compré y yo mismo lo salé, también hay bagre rayado, lo buscan por la temporada, pero la gente viene y lleva el más pequeño, es decir, el que pesa menos y del fresco llevan lo necesario, un kilo o medio kilo, no pueden llevar cantidad porque el problema de la luz afecta demasiado”, declaró.

Agregó que la pescadería en Madre Juana, los días domingo y lunes estuvo sola, los mayoristas están quejándose.

También refirió que el pescado se deteriora rápido, debido a que no hay hielo, no ha frío.  “No se consigue el hielo, en Las Vegas que es la distribuidora más grande de hielo, no hay, para poder comprar y echarle al pescado y así mantenerlo, el pescado fresco y muy delicado y más si es de mar que debe estar congelado”.

Advirtió que la marisquería es muy peligrosa si no se refrigera. “Lo que tengo es puso camarón y lo tengo congelado, las ventas están muy bajas, solo  se vendió más o menos en la jornada que se hizo en Dimo el sábado y eso porque se alquiló un punto y había luz”.

Nancy Porras