viernes 27 mayo, 2022
InicioRegionalCONTRARRELOJ…

CONTRARRELOJ…

647 views

Hace tres semanas, por esta misma tribuna, celebramos por todo lo alto el veredicto del Consejo de Honor de la Federación Venezolana de Ciclismo, el  fallo a favor de Luis Guillermo Mora Ramírez, liberarlo de toda culpa de la sanción que pesaba sobre él por presunto doping en la muestra tomada el 18 de enero de 2019, luego de disputada la octava y última etapa de la Vuelta al Táchira.


Por Homero Duarte Corona

LUIS GUILLERMO MORA Ramírez, su dos nombres y dos apellidos de pila, pero conocido en el mundo del ciclismo como “El Chacarito” Luis Mora-el apelativo es por ser nativo de Pregonero, municipio Uribante-, no termina por salir de la pesadilla, sigue en shock, la alegría del pasado 20 de octubre de 2020, cuando desde Caracas le fue enviada una carta por el Consejo de Honor de la Federación Venezolana de Ciclismo, firmada por el Sustanciador Ciebel Absalón Ramírez, donde daba cuenta que había sido absuelto del presunto dopaje, según muestra tomada el 18 de enero de 2019, después de finalizada la octava y última etapa de la Vuelta al Táchira en Bicicleta, el tradicional circuito de las avenidas España y 19 de Abril, de San Cristóbal, resultó una especie de espejismo; la verdad verdadera de su problema, sigue en la “dulce espera”. PASADOS VEINTIDOS días y el señor Eliécer Rojas, no solo ha desconocido la decisión del Consejo de Honor, sino que sigue sin entregarle la Licencia al corredor, requisito indispensable para poder ejercer su trabajo, competir, su sustento, el pan de cada día para llevar a su hogar, sea amateur o profesional. EL FEDERATIVO alega ante el abogado del corredor, Emerson Mora-sin ningún parentesco con el ciclista-, que aún “no tiene la clave” de la Unión Ciclista Internacional (UCI) para hacerle formal entrega de la bendita Licencia. CIERTO O no, el meollo del asunto está en que el hijo de la capital Uribantina sigue en el limbo, está supeditado a lo que resuelva Eliécer Rojas, si le hace entrega de la anhelada y hechizada Licencia, requisito sine qua non para volver a estar arriba del caballito de acero, competir en franca lid tal como lo venía haciendo hasta el 18 de enero del año pasado, cuando se hizo al subtítulo de la Vuelta Gigante de América, escolta del bicampeón Jimmy Briceño. ANTE ESTA enojosa problemática, surgen muchos interrogantes, los verdaderos motivos sobre el por qué el presidente de Feveciclismo no termina por darle luz verde al problema que confronta el ciclista y estudiante de la Universidad Experimental del Táchira (UNET) para volver a la competencia. A PROPÓSITO de la primera casa de estudios del estado, su Rector, ingeniero Raúl Casanova se interesó en el caso y prometió hacer los contactos necesarios y darle el espaldarazo al joven atleta y estudiante, quien cursa la licenciatura en Deporte. SIN EMBARGO, según pudo conocer el periodista, el federativo Rojas en comunicación telefónica con Luis Mora, le dio su palabra, también a su abogado Emerson Mora: “puede viajar a suelo carabobeño y participar tanto en el Campeonato Nacional de Ruta programado para el 15 y 16 de noviembre en el estado Carabobo y también la Vuelta Ciclista a Venezuela prevista del 17 al 22 del mismo mes”. SI EL señor Eliécer Rojas hace honra a su palabra, se da por descontado que el nativo de Pregonero estará en la raya de salida de la prueba de ruta y la contrarreloj de la justa nacional y también en el Giro criollo, defendiendo los colores de uno de los equipos que estarán en franca lid. NO OBSTANTE existen  antecedentes, como lo ocurrido con Carlos Gálviz, ciclista santanense, sancionado por presunto dopaje, quien al igual que Luis Mora, le fueron alargando la sanción, sin que nunca se le aclarara su situación, al extremo que prácticamente le truncaron su carrera profesional, su ida a correr a Europa, que le hubiese representado el futuro suyo y el de su familia. HASTA UN día antes de la partida de la Vuelta al Táchira en Bicicleta de 2018, durante congresillo técnico de la carrera, los abogados defensores de Gálviz, Erasmo Villamizar, ya desaparecido y Emerson Mora, movilizaron un tribunal para hacer valer la autoridad, y por ende que  el ciclista pudiera ser de la partida, fuera uno más de la caravana multicolor. OJALÁ Y no se repita con Luis Mora lo que sucedió con Carlos Gálviz, que en más de una ocasión tuvo que bajarse de la bicicleta y no ser de la  largada, por no haberse aclarado la situación con su sanción. EN EL caso de “El Chacarito”, de acuerdo a la investigación periodística, su gran pecado, es no haber continuado en las filas del equipo de Eliecer Rojas, el Team Carabobo, divisa con la que logró el subtítulo de la Vuelta al Táchira 2019, año cuando fue sancionado. A MANERA de recordatorio, Luis Mora fue el triunfador de penúltima etapa del Giro tachirense de 2019, con final en el cerro El Cristo Redentor de Capacho, una de las más exigentes del recorrido.

*******************************

DIARIO LA NACIÓN consultó la opinión de colegas de los medios de comunicación, especialistas en materia del ciclismo, uno de ellos Iván Alirio Ramírez comentarista y locutor, quien ha venido siguiendo el caso de Luis Mora, está muy empapado del asunto. CON LA seriedad y profesionalismo que le caracteriza, confesó que la Federación Venezolana de Ciclismo a través de su presidente Eliecer Rojas, no ha acatado el dictamen  del Consejo de Honor, que es el tribunal  de ese deporte y que ordenó que se levantara de inmediato la suspensión provisional que le impedía a Luis Mora participar en eventos ciclistas, donde también lo declaró absuelto de toda culpa. HAY QUE recordar que el joven ciclista uribantino estuvo participando en la Vuelta a Bramón 2019 en el mes diciembre; sin embargo, por una orden expresa de Eliécer Rojas, los comisarios lo excluyeron de la competencia sin que existiera ni siquiera una suspensión provisional porque para ese momento nadie sabía lo que estaba pasando con Luis Mora, lo que se estaba cocinando con él. FUE EN el congresillo técnico de la Vuelta al Táchira donde se destapó la olla, y después de una larga polémica,  que decidieron no permitir su inscripción, de una forma arbitraria, porque no había una decisión firme contra el corredor. AQUÍ NO se puede hablar de confusión, apunta Ramírez, aquí existe una decisión firme, inapelable, que es obligación del directorio de la Federación y de su presidente Eliecer Rojas, acatar esa decisión; no puede con excusas dilatar la entrega de la Licencia porque la sentencia determina que se levanta la sanción provisional de manera inmediata, por eso es que el presidente de Feveciclismo ha buscado excusas en los códigos de la UCI. SIN EMBARGO, también se puede generar la duda, que si bien doce o más equipos, catorce para ser exactos, que van a estar en la Vuelta a Venezuela han recibido ya su Licencia, le han tramitado la Licencia a sus corredores entonces porque casualmente se daña el sistema con el equipo Atlético Venezuela que es donde está incluido en esa nómina Luis Mora. VINO A colación el caso Carlos Gálviz, al respecto Ramírez acotó: “será que acaso también habrá la necesidad de movilizar un tribunal para Valencia para que se haga respetar la decisión, es decir que se solicite un recurso de amparo, porque en honor a la verdad al ciclista no  solamente le están truncando su carrera deportiva, sino que también le están negando su derecho al trabajo. ES REITERATIVO Ramírez en el sentido que el único pecado cometido por Luis Mora es haber corrido con el equipo  Team Carabobo, la Vuelta al Táchira, cuyo gerente era precisamente Eliécer Rojas, pues de allí en adelante pareciera que este señor quiso adueñarse hasta de la personalidad del ciclista. OJALÁ QUE el Eliécer Rojas deponga actitudes, que de una vez por todas le entregue la Licencia a Luis Mora, para que el joven corredor, de 26 años, pueda firmar con un equipo profesional y pueda irse a Europa a buscar nuevos derroteros, donde ya estuvo y dejó constancia de toda su calidad y cualidades como ciclista de ruta.

 

 

- Advertisment -
Encartado Publicitario