sábado 2 julio, 2022
InicioRegionalGasoil y Biopago: amenazas para el transporte público

Gasoil y Biopago: amenazas para el transporte público

2.848 views

El anuncio oficial de cobrar el pasaje vía electrónica ha motivado la amenaza de “Hora Cero”, anunciada por el gremio en la mayoría de las busetas de transporte de pasajeros en la ciudad


El dato…

El litro de gasoil es revendido en 40 mil o 45 mil pesos, la pimpina de 20 litros. Ha llegado a costar, incluso, 50 mil.


Humberto Contreras


Aun cuando Pdvsa anunció este martes que oficialmente aumentará a cincuenta centavos de dólar el precio del litro del diésel para los vehículos de transporte, lo cual motivó alarma entre dirigentes del sector a escala nacional, en San Cristóbal no parece afectar la medida, según las apreciaciones logradas de algunos conductores de transporte público urbano.

Sin embargo, de aplicarse la medida en las estaciones de servicio del estado, sería un tema de tomar decisiones, porque junto con la aparente decisión oficialista de aplicar el cobro electrónico del pasaje, ambos factores serían una amenaza al servicio del transporte.

De hecho, el anuncio oficial de cobrar el pasaje vía electrónica ha motivado la amenaza de “Hora Cero” anunciada por el gremio en la mayoría de las busetas de transporte de pasajeros en la ciudad.

En la mañana de este jueves, una larga cola de dos filas se movía lentamente al frente de la zona industrial de Puente Real.

Autobuses y busetas del servicio público de pasajeros estaban esperando llegar a la estación de servicio Lago Torbes, en la avenida Marginal, donde podrían surtir gasolina o diésel, según su necesidad. Por eso, había dos filas, una para cada tipo de combustible.

Allí hablamos con uno de los conductores, quien nos dijo que “el problema es que nosotros surtimos combustible una o dos veces a la semana, según nos permitan. Apenas setenta litros cada vez. Eso no alcanza sino para unas cuatro vueltas a la ruta, un día. Y a veces, a uno le toca una sola vez en la semana, porque eso depende de la cantidad de carros que tiene la línea.

Por ahora, explica quien no quiso identificarse, cuando se hace necesario, estamos comprando el litro de gasoil a los revendedores, en 40 o 45 mil pesos la pimpina de 20 litros. Ha llegado a costar, incluso, 50 mil.

—Pero eso es medio dólar…, le dijimos. Sí, dijo, pero hay que comprarlo para poder trabajar.

Hoy estaba larga la cola para el combustible, porque la gandola llegó tarde. Poco a poco avanzaba. Por eso, nos dijo, es normal que el día que se aprovisionan no trabajen, porque pierden mucho tiempo. Entonces, dice, la que echamos hoy, la aprovechamos mañana.

 —En caso de que oficialicen el precio del gasoil a cincuenta centavos el litro, ¿qué harán ustedes?

—Bueno, en realidad eso hay que estudiarlo, los conductores, los dueños de los carros, en fin. Porque si no nos da ahora, al precio que tiene, hay que prepararse para ver qué se va a hacer.

Solo hay dos bombas 

—Mi nombre es Sixto Sánchez, nos dijo otro atento conductor a bordo de una unidad en la cola. No trabajo con una línea fija, explica, porque soy avance en varias, según haya el chance. Con respecto a lo del combustible, señala, a veces nos vemos afectados por lo del gasoil.

Hay bombas aquí que están cobrando el diésel a medio dólar ya, pero esas son estaciones de servicio para el transporte de carga, para los camiones. A nosotros (transporte de pasajeros) todavía aquí, en San Cristóbal, nos tienen subsidiados. Y a quienes usamos el gasoil subsidiado, sí nos está llegando, a dos bombas que venden gasoil y gasolina, solo para las busetas. Pero a veces se alternan. Hacemos cola en una, y nos mandan para la otra.

 —¿Uds. esperan que le suban el precio al gasoil?

—Dios quiera que no, porque afectaría mucho al transporte de pasajeros. Ya ahí sí vendría, sin más, el alza del pasaje, para que nos rinda. Porque de lo contrario no nos da la base…

Sobre lo de la “Hora Cero”, el cobro electrónico, dijo que, si lo aplican, también afectará el transporte público, sin duda. Y eso, igual significa que habrá que aumentar el pasaje, por lo menos a dos mil pesos. Nosotros no estanos de acuerdo en aumentarlo, pero si nos meten el pago móvil, habrá que hacerlo. Ahora se cobran 1.500 pesos en tramos cortos o urbanos.

El gasoil es subsidiado

Luis Contreras, conductor de la línea Barrio Sucre-Libertador, también nos aclaró: En San Cristóbal hay solo dos bombas que atienden el suministro para el transporte de pasajeros. La Lago Torbes, por la pescadería en la Marginal del Torbes, y la del Terminal de Pasajeros. Esas bombas trabajan con listas, pues las busetas están registradas. Esas son las únicas que suministran gasolina y gasoil a las unidades.

Contreras también señaló que por ahora, en las bombas de la ciudad no están cobrando el gasoil a medio dólar. Aquí son precios subsidiados para nosotros, y en verdad no tenemos problemas para surtir. Ayer, precisamente, no llegó combustible a la bomba, y por eso la cola que tenemos hoy.

- Advertisment -
Encartado Publicitario