Huecos, fallas de borde y desechos: la Trasandina no se ha vestido para el Cristo

849

Daniel Pabón

La Grita.-


“Por los montes y valles andinos / mil senderos conducen a ti”, canta su himno. Lo que no imaginó el autor es cómo los iban a encontrar los peregrinos.

A una semana de la 408° fiesta del Santo Cristo, la carretera Trasandina no enseña su mejor cara. Huecos recurrentes en los aproximadamente 80 kilómetros que separan San Cristóbal de La Grita, por lo menos tres fallas de borde y desechos sólidos amontonados a la vera del camino conformaban el paisaje este lunes en la tarde.

El punto más crítico, sin embargo, es la curva limítrofe entre los municipios Andrés Bello y José María Vargas, donde ha cedido media calzada. Hace varios meses que la gobernadora Laidy Gómez emplazó al Ejecutivo nacional a aplicar correctivos para evitar el colapso del tramo. A la fecha nadie ha empezado a trabajar en el lugar, por donde los carros necesariamente deben recortar velocidad.

De las cinco rutas de peregrinación que conducen al Patrono del Táchira, la también llamada Troncal 007 es la más concurrida. Mientras que en años anteriores los gobiernos regional o nacional desplegaban cuadrillas de limpieza, señalización y desmalezado, pobladores del páramo El Zumbador y choferes que habitualmente cumplen la ruta coinciden en señalar que no los han visto esta vez.

Este viernes 3 de agosto a las 5:00 de la tarde partirá de la parroquia de Santa Teresa la peregrinación más numerosa desde hace casi dos décadas, mientras que el domingo 5 a las 7:00 de la mañana saldrá por quinto año consecutivo el grupo desde el Dorado Club, en San Cristóbal. Unos y otros, así como tantos cientos de devotos que caminan por organización propia, emplean la Trasandina; un camino de fe que este año, al parecer, podrían encontrar deslucido.