jueves 2 febrero, 2023
InicioRegionalJosé Rozo: Operadores cambiarios aún esperan una decisión judicial

José Rozo: Operadores cambiarios aún esperan una decisión judicial

1.399 views
José Rozo: Los operadores cambiarios aún esperan una decisión judicial (Foto/Archivo)

En la frontera tachirense no hay ahora casas de cambio. Lo que hubo fue operadores cambiarios fronterizos

Humberto Contreras

El Operador Cambiario Fronterizo es una figura legal al servicio de la legalidad, y al servicio de los ciudadanos de la frontera tachirense, que fue creada en 1998 y que hoy permanece en un estado de latencia, a la espera de un pronunciamiento jurídico sobre un recurso introducido en tribunales en 2014, luego de acciones tomadas por el gobierno central.

Así lo señala José Rozo, expresidente de la Cámara de Comercio de San Antonio del Táchira, quien conoce la realidad de esta situación, por haber sido, desde esa condición, uno de los pilares en la lucha para legalizar la actividad, que luego fue cercenada por acciones oficiales, con lo cual nuestra frontera retrocedió 34 años.

El también expresidente de Fedecámaras Táchira, consultado sobre la actividad de las casas de cambio en la zona fronteriza, fue tajante en su respuesta, y, además, recordó la historia reciente.

–En nuestra frontera tachirense no hay ahora casas de cambio. Lo que hubo fue operadores cambiarios fronterizos, figura especial para el cambio de moneda, creado por el Banco Central de Venezuela, mediante Resolución publicada en la Gaceta Oficial Número 6.405 del 7 de septiembre de 1998, actividad que era regulada por la Superintendencia de Bancos y otras instituciones financieras.

“Fue la culminación de un trabajo de cinco años que hicimos cuando fui presidente de la Cámara de Comercio de San Antonio del Táchira. Un gran logro, luego de persecuciones y encarcelamiento de personas que se dedicaban, de manera informal, al cambio de bolívares a pesos y viceversa, lo que era un estigma para la zona, pues de nuestra frontera, como ahora, siempre han hecho leña la politiquería y la corrupción”, recuerda.

–Entonces, me tocó reunirme hasta con la DEA, pues sobre este corredor fronterizo, Estados Unidos tiene ojos y oídos puestos, por ser una frontera muy ligada a eso que llaman “rutas del narcotráfico internacional y el terrorismo”.

— ¿Se debe legalizar la actividad cambiaria?

—El doctor Ramón J. Velázquez, nuestro poste de indicación en materia de fronteras y de integración fronteriza, estando encargado de la presidencia de la República, en 1993 me convocó a una reunión en su despacho de Miraflores para conocer nuestra propuesta. Asistí con los representantes de los interesados en la materia.

Una vez lograda la Resolución del BCV, y luego de cumplir el estricto reglamento de la Sudeban, fueron autorizadas 29 personas jurídicas como operadores de Cambio Fronterizo, con capital mínimo exigido y demás recaudos.

— ¿Qué sucedió?

— Esto fortaleció la seguridad cambiaria y económica en la zona, pues el Estado venezolano tendría un control sobre dicha actividad a los únicos autorizados y supervisados por la Superintendencia; pero, como muchas otras cosas en Venezuela, esto se vino al traste con la llegada del difunto expresidente Chávez.

En 2005, recuerda Rozo, se hizo la primera intervención para acabar con esta figura, sin ninguna justificación jurídica o legal, pero no pudieron. Sin embargo, en 2014, esas fuerzas enemigas de la prosperidad del eje fronterizo lo lograron. Fueron intereses oscuros para controlar y quedarse con el negocio.

— En su momento, alertamos a la opinión pública de que quien se beneficiarían de esa medida arbitraria e ilegal, eran la delincuencia organizada, el crimen y la corrupción. Que, además, desestabilizaba la zona y debilitaba la seguridad fronteriza venezolana y tachirense.

Los operadores cambiarios fronterizos demandaron la nulidad de esa medida en 2014 y 2015, ante los Juzgados Nacionales Primero y Segundo de lo Contencioso Administrativo de la Circunscripción Judicial de la Región Capital. Las causas cursan en 19 expedientes, de igual número de operadores.

— ¿Tienen ahora alguna actividad? 

— Los operadores cambiarios fronterizos están inactivos, primero por la falta de pronunciamiento sobre ese recurso de nulidad que introdujeron. Segundo, siguen inactivos para no ser extorsionados por los corruptos, y la delincuencia, que quisieron hacerlo, con el chantaje de haber sido eliminados y no poder operar.

Con estas injustificadas acciones, hemos retrocedido 34 años, dice Rozo, quien también es director general de la ONG Por el Bien de Todos.

— Es la bronca y la envidia quizás, que ha tenido el poder central contra la zona, siempre nos ha tocado enfrentar dos tipos de centralismo, el minicentralismo de San Cristóbal y alto centralismo de Caracas, que se sienten fronterizos cuando les convienen, política o económicamente. Y es que, a la frontera tachirense, al eje fronterizo San Antonio- Ureña, la explotan también, hoy más que nunca, la corrupción, los contrabandistas, la delincuencia, los politiqueros y la politiquería, y los seudo empresarios.

— ¿Cuántos operadores cambiarios hubo?

— Con la resolución de septiembre de 1998, llegaron a operar legalmente 29 operadores cambiarios fronterizos. Para recurrir la acción de nulidad de la arbitraria medida lo hicieron 15. El proceso de regulación y defensa de esta forma jurídica para las fronteras terrestres de Venezuela, me costó ser investigado por organismos de inteligencia y de seguridad, civiles y militares, pero como lo he reiterado, “a mí, que me revisen”, no hay nada de que temer ni que esconder. Todo lo hecho lo he hecho sin ningún tipo de interés, de cara a la opinión pública y ad honorem.

— En la mayoría de los casos, tanto desde la Cámara de Comercio o desde Fedecámaras Táchira, los costos salieron de mi bolsillo. Eso me permite hoy día, andar con la frente en alto. Esto lo digo, aunque no me gusta hablar en primera persona, porque alguien podría pensar que quizás me podrían estar pagando.

— ¿Son necesarios los operadores para el desarrollo de la zona?

— Estos operadores son vitales para el desarrollo económico y social de nuestra frontera tachirense. Es función del Estado el fortalecimiento y las prácticas de la legalidad, pero lo que hicieron y hacen hasta la presente, es todo contrario. Pareciera que desde el Estado se conspira contra nuestra gente, contra el progreso y la prosperidad de la frontera tachirense, desmantelándola, desestabilizándola. Así lo hicieron con la Central Azucarera, el Aeropuerto. Ahora, nos tienen limitado y restringido el derecho a la movilidad y al trabajo digno.

El Operador Cambiario Fronterizo es una figura legal al servicio de la legalidad, y al servicio de los ciudadanos de la frontera tachirense. Oponerse a ello es ser cómplice del delito. La figura especial de Operadores Cambiarios Fronterizos no es solo para nuestra frontera, sino para todas las fronteras terrestres del país. Hay que imaginarse la magnitud de esa medida que logramos desde aquí, desde el Táchira, para la seguridad jurídica de nuestras fronteras terrestres.

 

 

 

Recuadro aparte

 

 

Historia

La siguiente nota fue publicada el 12 de septiembre de 2015, pocos días después del cierre arbitrario del paso fronterizo, por la página web de lapatilla.com, lo cual explica lo ocurrido con los operadores cambiarios fronterizos:

 

“Los 19 operadores cambiarios que funcionaban en los municipios fronterizos Bolívar y Pedro María Ureña fueron cerrados en las últimas horas por instrucciones de la autoridad única militar de la Zona de Seguridad N°1, con jurisdicción en seis municipios del Táchira, que están bajo estado de excepción desde el 24 de agosto.

En estas localidades, autorizadas por el Banco Central de Venezuela, se realizaban conversiones y transacciones cambiarias”, publica El Nacional”. https://erpgkm.awsve.com/2015/09/12/cerraron-19-operadores-cambiarios-en-la-frontera/

 

 

Encartado Publicitario