La Asociación Tachirense de Ciegos ofrece rehabilitación para Rufo

1229
El presidente de la Asociación Tachirense de Ciegos y Deficientes Visuales (ATCIDV), José Alberto Marín, y su Secretaria Ejecutiva, Griby García. (Foto: Tulia Buriticá)

La Asociación Tachirense de Ciegos y Deficientes Visuales (ATCIDV), mediante un comunicado con fecha 11 de julio, ofrece al adolescente Rufo Chacón Parada y a su familia toda la atención en materia de rehabilitación para que el joven pueda reorientar su autonomía y se involucre activamente en cualquier entorno de forma normal.

El comunicado enfatiza el deseo de la asociación de poder brindarle a Rufo todos los recursos de los que disponen, con técnicas y estrategias en orientación y movilidad, así como el conocimiento de profesionales especializados que, de forma gratuita, están dispuestos a reorientar su autonomía para la realización de actividades cotidianas, para que de manera activa pueda participar del entorno, sea familiar, social, educativo, laboral, cultural y de ocio y “poder conseguir una integración social normalizada”.

La ATCIDV es una organización sin fines de lucro con sede en San Cristóbal. Entre sus principales objetivos se enmarca el de “velar por el goce efectivo de los derechos de las personas con discapacidad visual, principalmente en la prevención de la ceguera, en la habilitación y rehabilitación de las personas que lleguen a quedar bajo esta condición”.

“Rufo dice que no es justo estar ciego,  todo por pedir una bombona de gas»

La asociación a través de su presidente, José Alberto Marín, y su Secretaria Ejecutiva, Griby García, no solo condenaron el uso excesivo de la fuerza por parte de la policía del estado Táchira, que el día primero de julio de 2019 le dispararon múltiples perdigones en el rostro al joven Rufo Chacón, con “la nefasta y lamentable consecuencia de perder sus dos ojos, y por ende la visión» cuando se encontraba en una protesta por falta de gas doméstico junto a su madre y vecinos, en las inmediaciones de Táriba.

De igual manera, la organización hace un llamado al estado venezolano a garantizar la integridad de los ciudadanos de acuerdo a estándares nacionales e internacionales en materia de derechos humanos, y que a su vez, sea investigado el hecho de manera pronta, exhaustiva, imparcial y diligente, con sanciones que carguen con todo el peso de la ley a todos los responsables del grave incidente, recordándoles a las autoridades de que existen protocolos y dispositivos de seguridad para este tipo de situaciones que evitan estas lamentables e irreparables consecuencias.

La información de contacto son los números: (0424)760-56-08 / (0416)773-22-53
Marialice Rangel/Pasante ULA