lunes 26 septiembre, 2022
InicioRegionalLa Iglesia separa a párroco de La Ermita de sus cargos

La Iglesia separa a párroco de La Ermita de sus cargos

5.087 views

La Diócesis  de San Cristóbal a través de un comunicado que reza de entrada  el principio evangélico “la verdad los hará libre” (JN 8,32), informó el lunes 15 de agosto, en horas de la noche,  que fue imputado y privado de libertad el presbítero, Nepomuceno Hernández, por presunto abuso sexual  contra una adolescente, asimismo la suspensión de su ejercicio dentro del ministerio.

Hernández, párroco de la iglesia San Juan Bautista, en La Ermita fue detenido el fin de semana.

“Hay  un sacerdote que cometió una falta muy delicada, muy grave… Hoy está siendo presentado (lunes) ante las autoridades”, adelantó monseñor Mario Moronta en la misa pontifical a la Patrona del Táchira al ser consultado por los medios sobre el caso antes que saliera la misiva.

En horas de la noche del 15 de agosto, la Diócesis de San Cristóbal en el comunicado reafirmó que  “la autoridad eclesiástica ha garantizado al Fiscal Superior del Estado Táchira- y otras autoridades competentes que ni se opondrá ni interferirá en las investigaciones y actuaciones que por este hecho se tienen que realizar”.

“La Diócesis de San Cristóbal no avala ni encubre casos como el presente”, señala el documento tras expresar que “es un hecho lamentable que no tiene justificación alguna”.

“El sacerdote en cuestión es responsable de sus actos y debe responder por ellos ante la ley civil y la eclesiástica. Tiene derecho a su defensa para lo cual tendrá la asistencia de un abogado que él mismo designe”, informa.

“La Diócesis muestra su preocupación y ofrece su acompañamiento a la víctima de este bochornoso acto”, se solidariza.

Proceso canónico

Nepomuceno Hernández fue destituido de los cargos pastorales. A la vez la Diócesis ha manifestado que inició un proceso canónico, según “los protocolos y normativas en los casos de abuso sexual en contra de niños, niñas, adolescentes y personas vulnerables”.

“Es un hecho lamentable que no desdice ni de la fe, ni del trabajo bonito que hacen los sacerdotes”, dijo Moronta a los periodistas al confirmar el caso más temprano.

“Nosotros también vamos hacer el trabajo nuestro. Lamentablemente somos de carne y hueso y alguno puede fallar…,  pero eso no significa que todos los sacerdotes sean negativos”, enfatizó.

Bajo efectos del alcohol

En su cuenta  de Twitter, el fiscal general de la República, Tarek William Saab, también informó la imputación del sacerdote por abuso sexual contra la menor a la que  presuntamente invitó a comer.

“Dicho sujeto bajo los efectos del alcohol invitó a dar de comer a la adolescente de 13 años C.Y.J.V, para luego agredirla sexualmente”, escribió en red social. (YR)

- Advertisment -
Encartado Publicitario