Largas colas en La Ermita para el Censo Automotor

545
Intenso fue el penúltimo día del Censo Automotor de Vehículos que se desarrolló en la Escuela Básica Bustamante. (Foto/ Tulia Buriticá)
Intenso fue el penúltimo día del Censo Automotor de Vehículos que se desarrolló en la Escuela Básica Bustamante. (Foto/ Tulia Buriticá)

La doble jornada de expedición del Carnet de la Patria y el registro en el Censo Nacional  Automotor concentró a un gran número de personas a las afueras de la Escuela Básica Bustamante y en el parque La Ermita este jueves.

En el  penúltimo día la actividad desarrollada bajo el caluroso sol, se contempló dos gestiones interrelacionadas, pues era condición sine qua non para ser incluidos en el Censo Nacional del Transporte además de su respectiva documentación al día, poseer el Carnet de la Patria, algo que muchos de los que se tuvieron que soportar las colas no lo tomaron de buena manera, y que en el pasado habían evitado por convicciones personales innegociables, y ahora debían cumplir para a futuro surtirse de  gasolina a precio preferencial.

En pequeños grupos ingresaban a los espacios de la unidad educativa, mientras funcionarios de la PNB, intentando toda la amabilidad posible ante una muchedumbre que los abordaba,  controlaban el flujo humano y al mismo tiempo ofrecían información.

Un funcionario declaró que en el penúltimo día se confiaba en atender alrededor de 600 personas, que por primera vez sacaban el Carnet de la Patria, y alrededor de 700 vehículos para el Censo Automotor.

Subrayó que solo los propietarios del vehículo, mostrando sus reglamentarios soportes, son los que pueden registrarlo, y no un familiar o allegado del mismo; en caso de que el vehículo pertenezca a una empresa, esta debe dar a una autorización al encargado de tramitar el censo. Aclararon los funcionarios que por la escasez de material solo se están entregando cierta cantidad de “plásticos” al día. A personas con discapacidad se les autorizó un ingreso expedito al centro informatizado.

Los que estaban allí desde tempranas horas, algunos desde la noche del miércoles,  se quejaban de la lentitud del proceso; muchos de ellos ya habían entrado en la data del Carnet de la Patria y solo esperaban a que un funcionario se presentará en la calle para comenzar a repartir el respectivo documento plastificado: alrededor de las once de la mañana 200 de estos se habían entregado.

Hasta hoy a las 4 de la tarde se realizará la doble jornada, y hasta la tarde del jueves se desconocía si habría prorroga.

Freddy Omar Durán