lunes 24 enero, 2022
InicioRegionalMartes de alegría en las calles al ver a los niños con...

Martes de alegría en las calles al ver a los niños con uniforme

0 views

Este martes se hizo más palpable una escena que hace rato se extrañaba: niños con sus uniformes y sus bultos a la espalda, comentando con sus padres los sucesos de su día escolar.

A Leidmar Antonella, alumna del colegio Jesús Obrero, en el 23 de Enero, le enseñaron sobre el “buen y el mal hablante”, motivo para comentar con su abuelo, quien la llevó a clases a las siete de la mañana, y la traía de regreso a su casa, al mediodía. Junto a ella estuvieron 10 de sus compañeros.

Con una sonrisa, saluda el ya poder socializar con otros de su edad y el poder obtener mayores conocimientos a través del contacto directo con el profesor.

—Bien -dijo-, cuando se le preguntó sobre cómo le fue en ese día-. Me gusta más estar en clase, que el internet. Es mucho más divertido, y me encontré con más amigos.

Aunque en las instituciones académicas las jornadas del lunes y el martes transcurrieron sin novedades, no por ello se pueden catalogar de normales, pues lo cierto es que las exigencias biosanitarias que cuidan de abarrotar las aulas apenas permitirán clases dos días en semana flexible.

El cambio o acentuación de esta circunstancia dependerá de la flexibilización de la cuarentena, o de las decisiones con miras a las próximas elecciones.

Pero no solo las instituciones educativas han cobrado movimiento, pues en las ventas de útiles escolares, uniformes y otros enseres relacionados con las actividades escolares, la clientela se reactivó cuando se dieron cuenta de que lo de las clases “iba en serio” y que había dejado todo para última hora.

Docentes activos

En la Unidad Educativa Estadal Luis Ramírez Chacón, como informó su directora, Iraisa Rincón, los temores de los padres a mandar sus hijos a la escuela por el covid-19, tanto en los turnos de la mañana como de la tarde, si bien afectaron la cantidad de alumnos en los primeros días, no frenaron para nada sus labores, en las cuales se ha venido involucrando el plantel docente en su totalidad.

—Hay muchos padres que manifestaron su temor porque sus hijos no están vacunados. En la medida de nuestras posibilidades, aplicamos las medidas de bioseguridad, pero con el escaso sueldo de nosotros, los maestros, no podemos cubrir las mismas de nuestros bolsillos; pero les hemos pedido a los representantes su colaboración al respecto. Les pedimos que los alumnos traigan su mascarilla, su alcohol o gel — afirmó Rincón.

En estos momentos, la institución educativa padece de problemas de mantenimiento, cuya resolución es urgente en vista de que el cuidado y la limpieza cumplen un papel importante en la salud de quienes hacen vida en sus instalaciones.

—Los lavamanos están sin llaves y sin sus respectivas mangueras. De las dos baterías de baño que tengo, me funciona solo una. La institución no está al 100 % en buenas condiciones de mantenimiento. Los representantes nos han colaborado con bombillos y otros implementos, pero no resulta suficiente para propiciar las mejores condiciones para el ambiente en que se desenvuelven los estudiantes, La edificación como tal está en buen estado, aunque faltaría unos toques de pintura— agregó Rincón.

Felicitó la directora a su personal docente por asistir en su totalidad al inicio de las clases presenciales, aunque admitió que es la vocación lo que prevalece en su decisión.
—Esa vocación docente la tenemos en la institución todavía, porque si nos vamos a hablar de sueldos…todos saben la situación en que estamos.

Afirmó finalmente que en relación a útiles y uniformes no se están haciendo ningún tipo de exigencia, al conocerse la situación del país.

—Se les está dando a los padres la oportunidad de traer a sus hijos con lo que tengan, y esperaremos hasta mediados de enero a ver si podemos solucionarles algunas carencias. Estamos haciendo recolecta de útiles y uniformes que ya no usen alumnos de años posteriores. Estamos haciendo el famoso cambalache, para ayudarnos los unos con los otros.

Freddy Omar Durán

- Advertisment -