Medio centenar de panaderías cierra por falta de gas industrial

630
Luis Miguel Barriga Gómez, presidente de Asopantáchira.

Más de cincuenta panaderías del estado Táchira se han visto obligadas a entrar en fase de “cierre técnico”, mientras otras muchas han mermado gravemente su producción, debido a que la falta de gas se ha convertido en obstáculo insalvable para cumplir con su cometido, como es proporcionar el pan a la población.

Luis Miguel Barriga Gómez, presidente de la Asociación de Panaderías, Pastelerías y afines del Táchira (Asopantáchira), recoge la preocupación de los industriales del sector en el estado, dada la gravedad de las dificultades que representa para ellos el no disponer de este insumo indispensable para activar los equipos de producción.

– La escasez de gas, tanto doméstico como industrial, dijo, sumado a las dificultades que representan los continuos y anárquicos cortes de electricidad; el insuficiente, casi nulo, abastecimiento de materia prima, como harina de uso panadero y azúcar, entre otros, conforman una calamidad que afecta la producción de pan.

Esta situación, sin duda, impacta a la comunidad en general, que ya no consigue el producto en las vitrinas de los establecimientos y, lo que es peor, en muchos casos encuentra las santamarías cerradas, todo lo cual les impide acceder al producto.

La directiva de Asopantáchira, agregó, ha sostenido conversaciones permanentes con las autoridades responsables de la distribución de los insumos antes descritos en la región; no obstante, a la fecha no se ha podido concretar una reunión de los industriales del pan con la comisión oficial designada para ello.

—Nuestra intención es básicamente, implementar conjuntamente acciones que permitan o faciliten la articulación de un programa de abastecimiento viable y sustentable. Los panaderos confiamos en la sensatez y la comprensión del problema por parte de las autoridades locales de Pdvsa Gas, de manera de definir la estrategia que abrevie el camino a una solución inmediata a ese problema, dijo.

Explicó Barriga Gómez que este tipo de situaciones, que ahora se adiciona a la escasez  y a la dificultad de adquirir los insumos requeridos para la elaboración del producto, como harina, grasas y azúcar, entre otros, están presionando hacia arriba los precios del pan, afectando por supuesto el bolsillo de los tachirenses.

Estos insumos, explicó, se consiguen en el mercado exterior, pero no se dispone de facilidades para obtener las divisas necesarias para comprarlos. Tenemos la esperanza, dijo, para terminar, de que pronto haya una reunión con los entes encargados a fin de buscar la solución requerida, para beneficio del pueblo, que es el más perjudicado.

Humberto Contreras