Partió al encuentro con el Creador Oliva Ramírez de Betancourt

2044

Descansó en la paz del Padre Eterno Doña Oliva Ramírez Segnini de Betancourt. Fue una destacada matrona de nuestra sociedad. Casada en abril de 1941 con don Francisco Betancourt Sosa, levantó una familia de numerosos hijos, destacándose entre ellos los doctores Ángel y José Luis Betancourt. El primero presidente del Banco Ítalo Venezolano y el segundo presidente de Fedecámaras, ambos a nivel nacional. “Don Pancho” Betancourt, como era conocido, fue gobernador de Barinas en dos ocasiones, así que su esposa ejerció como Primera Dama de esa entidad. Fue ella la mujer que estuvo al frente del hogar de un hombre comprometido con su gente como presidente de clubes sociales, de la Cámara de Comercio y de sus propias empresas. A mediados de los años 40 levantaron en Los Kioskos, al norte de San Cristóbal, en la vía de la Carretera Trasandina, una hermosa quinta; y a su lado, la familia construyó un lote de edificios que recordaban los ancestros llaneros que marcan su conducta. Mujer piadosa, reservada, que ayudó al prójimo y estuvo siempre dispuesta a cumplir con la ayuda al necesitado y desvalido. Fue una gran matrona que deja un gran vacío en nuestra ciudad. Paz a su alma.