domingo 27 noviembre, 2022
InicioRegionalPreocupa el tránsito de carga pesada por la zona urbana de San...

Preocupa el tránsito de carga pesada por la zona urbana de San Cristóbal

2.494 views

La ruta directa para estos conductores es desde el Elevado de Puente Real hasta la Troncal 5, ahora ha sido reemplazada, por otra, más concurrida y complicada que implica tomar las avenidas Cuatrocientenaria, Libertador, Carabobo, 19 de Abril,  Rotaria y redoma de la Ula  hasta el destino final


Por Freddy Omar Durán

Al estar imposibilitada la avenida Marginal del Torbes para acoger el tráfico de carga pesada, por un enorme hueco en la calzada,  los conductores de este tipo de vehículos, que entran a San Cristóbal para continuar por la carretera a los llanos, deben optar circular por calles y avenidas urbanas, un reto para los choferes,  y un riesgo para la seguridad vial de la ciudad.

Con la apertura de la frontera, se espera una mayor activación del tráfico de grandes masas de mercancía, que debería entrar y salir de San Cristóbal, a través de grandes avenidas circunvalares. (Foto/Tulia Buriticá)

La ruta directa desde el Elevado de Puente Real hasta la Troncal 5, ahora ha sido reemplazada,  por otra, más concurrida y complicada que implica tomar las avenidas Cuatrocientenaria, Libertador, Carabobo, 19 de Abril,  Rotaria y redoma de la Ula , hasta el destino final.

No obstante por desconocer la ciudad, o por otras resoluciones de orden práctico, la carga pesada ha sido vista por el centro de San Cristóbal, donde el asfaltado ya de por sí no soporta el caudal vehicular que por ahí pasa, y menos estructuras como el ya venerable Viaducto Viejo. Más grave aún, la carga pesada ha aprobados atajos por los barrios  23 de Enero o Madre Juana, lo que ha obligado a los vecinos de esos sectores a trancar el paso, temiendo un accidente en que se involucren las gandolas.

Con el restablecimiento de las relaciones comerciales entre Colombia y Venezuela, lo más lógico de suponer, es el aumento de  la cantidad de vehículos de este tipo llegando a la ciudad, y por eso, se teme que de no darles la ruta establecida por las normativas viales, se fomente un problema de mayores dimensiones.

A veces no se trata de una gandola, sino de una hilera de ellas, trancando aún más un tráfico que a ciertas horas va con mucha lentitud, especialmente a la altura de la avenida Carabobo, como se pudo comprobar a la altura de la sede de Cotatur.

Franklin Ortiz de una de esas unidades admitió lo complicado que le resulta transitar en plena zona urbana, evitando al máximo la ocurrencia de accidentes, que afecte tanto vehículos como peatones, o incluso los espacios y las vías públicas. Tomar una curva por ejemplo, o ascender una pendiente, pone a prueba toda su pericia, y las capacidades del vehículo.

–Esto es muy incómodo, y también se torna peligroso. Hay que maniobrar con sumo cuidado por las cuestas. Pedimos al Gobernador, o a quien le competa que agilicen el arreglo de la Avenida Marginal del Torbes. –afirmó  Ortiz, conductor del camión 750 quien se dirigía desde Barrancas con mercancía con destino al interior el país.

- Advertisment -
Encartado Publicitario