Presidente de Asogata: Venezuela puede caer a niveles dramáticos de hambruna

308
Este martes se desarrolló en la sede del Colegio de Ingenieros una reunión de sectores productivos, profesionales y políticos en rechazo a las medidas económicas adoptadas por el gobierno.
Este martes se desarrolló en la sede del Colegio de Ingenieros una reunión de sectores productivos, profesionales y políticos en rechazo a las medidas económicas adoptadas por el gobierno.

En rechazo a las medidas económicas implementadas por el Gobierno desde el pasado fin de semana, representantes de los sectores productivos, profesionales y políticos se manifestaron en acto especial desarrollado este martes en la Sede del Colegio de Ingenieros del Táchira no solo su rechazo hacia las mismas sino que invitaron a la población a movilizarse públicamente para dar constancia de su desacuerdo.

Rubén Camargo presidente del colegio de contodores, se refirió a que el aumento de un 4% del IVA tendrá negativo impacto en el consumidor final, y que los 1800 Bs.S del nuevo salario no alcanzarán para contrarrestrarlo. De otra parte criticó tal aumento salarial por no ser consultado por el sector productivo, amén de que se hizo sin reglas claras, que precisarán puntos como los pasivos salariales, los cuales a partir del primero de septiembre representarán una onerosa carga para las empresas, especialmente las pequeñas y medianas. Invitó a que el Estado en vez de adoptar medidas inflacionarias se aboque a la reactivación real del aparato productivo del país.

Leonardo Figueroa presidente de Asogata; “Nosotros estamos sumamente preocupados porque en esta serie de medidas tomadas por el Gobierno no se ataca el problema desde la raíz, es decir, la producción nacional. Necesitamos 12 millones de litros de leche diarios en Venezuela para un consumo mínimo establecido por la FAO, y apenas llegamos a los 4 millones de litros de leche diarios. Necesitamos 600 mil toneladas de carne para llevar a los niveles de consumo que manejábamos en la década de los noventa cuando se consumía más de 20 kilos por persona al año, mientras hoy esté en el orden de los 6 kilos al año. Con esta medida solo se está castigando al venezolano con más impuestos, con subidas exorbitantes de salarios, y ya se habla de gasolina a precios internacionales”

Manifestó que nuestros productos básicos no están a precios internacionales mientras que la materia prima (vacunas, insumos, repuestos de vehículos) está a un precio de dólar de frontera que hoy está asfixiando a todo el sector productivo. Agregó que en la actualidad hay serias dificultades para pagar las nóminas por el bajo flujo de caja, y que por los recientes aumentos está situación se va a agravar aún más.

“Pueden generar –sostuvo Figueroa- todos los bolívares que quieran; pero llegará un momento en que los venezolanos aún con el dinero en los bolsillos no conseguirán en que gastarlos porque no habrá producción que cubra sus requerimientos. Necesitamos un gobierno que genere la confianza necesaria para que vuelvan las inversiones al país”

Descartó que el sector productivo del campo  vaya a paro pues hay una demanda constante de la población de alimentos, y hay un semoviente que debe ser nutrido y cuidado.

Por su parte Fedecamaras Táchira, a través de su presidente Daniel Aguilar, expresó que las medidas oficiales se constituyen en “un paquete de medidas unilateral que de entrada solo conviene a los intereses del gobierno, y que en ningún momentos los representantes del sector empresarial y laboral, ni la sociedad civil fueron consultados”.

“No se hizo caso –declaró en rueda de prensa Aguilar- de ninguna de las recomendaciones que en un documento sesenta economistas le hicieron al Gobierno para evitar esto que esta sucediendo. El IVA es un impuesto regresivo, e inconveniente en un país donde el consumo se ha venido a cero: aquí la gente está trabajando y ganando para medio comer. Realmente no se está viendo un movimiento económico importante que estimule las inversiones. De otra parte, pretender poner el precio de la gasolina a precios internacionales es una idea descabellada: nosotros no nos podemos ni imaginar cómo va a afectar esto a la estructura de costos en el sector transporte, si ya sabemos del encarecimiento de los productos por la falta de algunas autopartes para hacer funcionar al transporte. Nos preguntamos: ¿Qué logran los ciudadanos pagando más impuestos y una gasolina más cara a instituciones gubernamentales que realmente no tienen ninguna transparencia, sobre las cuales no hay garantía sobre el manejo pulcro de los recursos”.

(Freddy Omar Durán )