martes 31 enero, 2023
InicioRegionalRosas para la Chiquinquirá en Lobatera

Rosas para la Chiquinquirá en Lobatera

323 views

Varias actividades se llevaron a cabo en honor a Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá en Lobatera, pues es la patrona de los habitantes de este municipio del Táchira, y la iglesia está edificada en su honor


Por: Juan José Contreras Cárdenas

En el Día de la Virgen de La Chiquinquirá, este 18 de noviembre, en Lobatera las rosas enmarcaron la imagen del lienzo de esta representación de la Madre de Dios, obra de arte y patrimonio religioso e histórico que data de 1621. Son 401 años de este cuadro que ha marcado la tradición de fe de los lobaterenses. Rosas, que también fueron dispuestas a lo largo del altar de la iglesia, y que de una u otra forma simbolizaron la belleza de la vida, con todo y espinas.

En la misa de las siete de la mañana /Foto: Juan Contreras

Desde muy temprano las campanas que datan del siglo XIX y que están de lo alto de la torre del templo de Nuestra Señora de Chiquinquirá de Lobatera repicaron con el “Ángelus”. A las 7:00 a.m. se celebró la Santa Misa, la primea del día, a cargo del párroco de la localidad, el padre Melquiades Pérez.

Con fe los lobaterenses asistieron a la eucaristía /Foto: Juan Contreras

“Reina de Lobatera, es la patrona de la parroquia. Nos la presenta desde el evangelista, tanto Mateo como Lucas, a María como la expresión de la humidad nueva, que se mantiene alerta ante el misterio de Dios”, fueron parte de las palabras del padre Melquiades Pérez, quien apuntó a que la fe debe estar en los corazones, y que la inspiración nos debe motivar a hacer el bien, como es parte de los designios divinos.

El padre Melquiades Pérez durante la primera misa matutina /Foto: Juan Contreras

Momentos antes de la misa pontifical en la iglesia, alrededor los jardines de la casa cural de Lobatera, el obispo de San Cirstóbal, monseñor Mario Moronta, conversó con el equipo periodístico del Diario La Nación. Su mensaje para los lectores es de esperanza y amor:

“Hoy al celebrar a la virgen de Chiquinquirá que es la patrona de Lobatera, también del Zulia, de la Guardia Nacional, y de otras comunidades, es importante detener nuestra mirada sobre el significado de la virgen María, es la Madre de Dios y tiene un papel importantísimo en la historia de la salvación, pero a la vez podríamos decir que es el gran modelo de lo que significa una respuesta a la llamada de Dios.”

Monseñor Mario Moronta antes de la misa /Foto: Juan Contreras

“Ella es una representación de lo que significa la fe, porque nadie responde a Dios si no tiene fe, esto tiene que ver con dos actitudes propias del cristiano, como lo es la esperanza que es amor a la vida, respeto por los demás y sobretodo poner la vista en el horizonte del Reino de Dios, de la salvación, ya aquí en La Tierra” continuó monseñor Mario Moronta.

Caminata hacia la iglesia /Foto: Juan Contreras

“El amor y la caridad todo lo pueden. Por eso creo que esta fiesta nos permite, no solo aquí, sino en todas partes, reafirmar nuestra vida de creyentes, teniendo como modelo a la virgen María, nuestra vida de hombres y mujeres que caminamos hacia adelante siguiendo el ejemplo de ella, de personas capaces de amar, con todo lo que eso significa, porque somos hijos de Dios” finalizó.

Dentro de la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá /Foto: Juan Contreras

Para la misa pontifical que se celebró pasadas las seis de la tarde, miembros de la Guardia Nacional Bolivariana del estado Táchira prestaron la colaboración para la organización, limpieza y ornato de la Iglesia de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá, donde diversas personalidades de este componente, autoridades y representantes de las instancias del municipio, así como feligreses y sociedad civil, se dieron cita para la ceremonia en honor a la Santa Madre en su día.

Durante la ceremonia /Foto: Juan Contreras

En la noche varias actividades musicales se llevaron a cabo en honor a la Virgen en la plaza Bolívar. Porque así son las rosas también, pueden sacar una sonrisa a quienes están ante su presencia, rosas, como las que engalanaron a la imagen de la Inmaculada Patrona, y que son metáfora de la esa esperanza de la que habló monseñor Mario Moronta, porque de un pequeño brote puede surgir el rosal más esplendoroso, y como en la vida misma, la paciencia y la fe marcan el camino para ver realizada la meta.

La Patrona de los lobaterenses en su día /Foto: Juan Contreras
Monseñor y los sacerdotes /Foto: Juan Contreras
La misa de las seis de la tarde /Foto: Juan Contreras
En honor a La Chiquinquirá /Foto: Juan Contreras
La iglesia de Nuestra Señora del Rosario de Chiquinquirá /Foto: Juan Contreras
Encartado Publicitario