viernes 7 octubre, 2022
InicioRegionalUCAT confirió Honoris Causa al obispo Mario Moronta

UCAT confirió Honoris Causa al obispo Mario Moronta

490 views

“Agradezco de todo corazón esta honorificencia. Sin méritos de mi parte, la acepto con sencillez y gratitud”, dijo Moronta


Por Bleima Márquez

La universidad Católica del Táchira (UCAT) otorgó el título de Doctor Honoris Causa en Derecho a monseñor Mario del Valle Moronta, obispo de San Cristóbal, conferimiento que tuvo lugar este jueves, 22 de septiembre, en medio de un solemne acto protocolar efectuado en el auditórium de esta institución de educación superior.

El acto académico estuvo enmarcado en la celebración del centenario de la Diócesis de San Cristóbal y del LX aniversario de esta institución universitaria. Fue presidido por el rector de la UCAT, sacerdote diocesano Dr. Javier Rey Yonekura Shimizu, junto a las demás autoridades de la referida institución.

El solemne acto académico estuvo presidido por el rector de la UCAT y demás autoridades de esa universidad. (Foto / Cortesía)

En el paraninfo de la UCAT también se dieron cita las autoridades de otras universidades de la región como la Universidad Nacional Experimental del Táchira –UNET- La Universidad de Los Andes –ULA-, entre otras. Junto a ellas el claustro profesoral, así como el gobernador del estado, Freddy Bernal.

En medio del acto, monseñor Moronta explicó que la institución que hoy lo invistió como Doctor Honoris Causa en Derecho fue una extensión de la Universidad Católica Andrés Bello, conocida como Ucabet y fue el tercer obispo, Alejandro Fernández Feo Tinoco quien logró que se independizara y se convirtiera en la Universidad Católica del Táchira.

Moronta indicó que “la conmemoración de este sexenio debe llevar, siguiendo las indicaciones de la Iglesia y del Papa Francisco a discernir, leyendo los signos de los tiempos, acerca de la historia de nuestra universidad, de su significado, de los retos y de su misión, no sólo actual, sino de cara al futuro”.

Propuso a las autoridades universitarias asumir el reto de hacer una revisión de vida acerca de lo que ha sido, lo que es y lo que ha de ser la UCAT para el Táchira y Venezuela. “Esta revisión de vida no es otra cosa sino el discernir lo que Dios quiere para nosotros y que nos ayudará a responder tres interrogantes: ¿De dónde venimos?, ¿Dónde estamos?, ¿A dónde queremos ir?”

Para el obispo, este asumir este reto permitirá que, en participación y sentido de pertenencia, todos los miembros de la familia ucatense puedan encontrarse para escucharse mutuamente y discernir las respuestas a los desafíos y exigencias del momento y del futuro. Moronta piensa que la fecha para esta reflexión podría ser el próximo 12 de octubre, en el marco del III Sínodo que inaugurarán ese día.

Asimismo, presentó una temática que espera “no sólo pueda ser considerada como un posible en la línea de los futuribles que nunca terminan de realizarse y que va a caer en el baúl de recuerdos bonitos”.

Insistió en que lo hace partiendo desde la verdadera concepción de lo que es una universidad católica y desde el rol de pastor de una Diócesis a la que pertenece la UCAT, y que se expresa en la figura de Gran Canciller.

“Agradezco de todo corazón esta honorificencia. Sin méritos de mi parte, la acepto con sencillez y gratitud. Desde los primeros días de mi ministerio episcopal en esta Diócesis de San Cristóbal, no sólo traté de vincularme en lo que respecta a mi condición de Canciller a esta nuestra UCAT, sino que la he convertido en uno de mis amores en esta Iglesia local y en este Táchira querido”, enfatizó monseñor Moronta y agregó que ha compartido temores y esperanzas, ha invitado a mirar más allá del horizonte, y aunque ha padecido incomprensiones, y hasta acusaciones calumniosas, la he sentido como parte irrenunciable de su ministerio episcopal.

Destacó que, a lo largo de los últimos años, con el concurso de las autoridades y claustro profesoral, de los empleados y numerosos alumnos, han conseguido muchos logros, que, sintetizó en dos: la edificación de la primera parte del nuevo parque universitario y el reconocimiento como universidad católica por parte del Dicasterio para la Educación Católica.

“Esta Lectio Magistralis que presentó, además de conllevar una propuesta concreta y con visos de originalidad, engloba el compromiso de continuar la colaboración y preocupación por la universidad, así como encierra el agradecimiento personal por el título concedido”, sostuvo el Obispo de la Diócesis de San Cristóbal.

Además del estudio del derecho público de la iglesia, Mario Moronta propone crear con urgencia una especialización que prepare a los profesionales del derecho en este campo, del cual, asegura, lamentablemente hay poco conocimiento.

“Para enmarcar la propuesta, vamos a hacer dos marcos de referencia, uno particular, como lo es la concepción de Universidad Católica y el otro, más amplio pero fundamental y que tiene que ver con la identidad de la Iglesia, la eclesiología actualmente referida como fruto de la renovación iniciada en el Concilio Ecuménico Vaticano II”.

Asimismo, piensa que la Facultad de Derecho podría y debería proponer una especialidad en el campo del derecho público de la iglesia.

Moronta finalizó sus palabras reiterando su agradecimiento por el Doctorado Honoris Causa.  “Me comprometo todavía más con la Universidad Católica que ha andado durante sesenta años en el centenario camino de la Diócesis de San Cristóbal”, apuntó.

- Advertisment -
Encartado Publicitario